Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Suroeste 18km/h
  • Sábado 19 de Septiembre
    Despejado11°   15°
  • Domingo 20 de Septiembre
    Despejado10°   18°
  • Lunes 21 de Septiembre
    Parcialmente nuboso12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Museo Saavedra: La historia emociona

La finca del sobrino del prócer hoy alberga tesoros preciosos. 

Por Norma Rossi
Email This Page
museo saavedra museo saavedra

Los primeros rayos tornasolan el plumaje de Cornelio, el enorme gallo que avanza presuroso por los senderos del parque. Lo sigue su amigo Enrique, el pato. Ambas mascotas, inseparables, remedan lo que fue la chacra de don Luis María Saavedra, sobrino del presidente de la Primera Junta. Desde 1942, allí funciona justamente el Museo Saavedra.
Creado por deseo y legado del filántropo y coleccionista Don Ricardo Zemborain, fue fundado el 5 de septiembre de 1921 como Museo Municipal de Buenos Aires. Su primera sede fue la planta alta de la Caja de Jubilaciones, al 900 de la vieja calle Corrientes.
El ensanche de la avenida y la apertura de Diagonal Norte, en 1937, forzaron su mudanza. Tras un breve paso por Recoleta, llegó a esta vieja casona, típica de la segunda mitad del siglo XIX. En su pórtico central, luce dos rejas que pertenecieron a la casa de la virreina y fueron testigos de las invasiones inglesas.
En lo que se presume que fue la casa de té, hay una sala de teatro, en la que se montan obras históricas para grandes y chicos y exposiciones. También allí se dictan talleres.
El museo alberga objetos del período colonial, que datan aproximadamente de entre 1750 y 1870. Por ejemplo, en la Sala Zemborain, dedicada a la platería, hay una colección de mates de distintas regiones de América, bombillas, yerberas, candeleros, sahumadores y otros objetos de la vida cotidiana de la primera Buenos Aires. La Sala de Tertulias –con su techo estilo árabe y pisos de madera originales– refleja el poder adquisitivo de las familias patricias a través de una colección de muebles importados (un arcón escritorio con incrustaciones de nácar, un arpa parisina, un piano alemán). Allí también se expone el escudo de la familia Saavedra, y el emblemático sillón en el que San Martín pasó sus últimos meses de vida, en Boulogne Sur Mer. Emociona tenerlo tan cerquita.

En la Sala Confederación, encontramos el escritorio de Don Juan Manuel de Rosas y un mechón de pelo de Manuel Dorrego junto a una carta de puño y letra del general Lavalle sobre su fusilamiento; en la Sala de Lujos y Vanidades, los peinetones y el sillón que pertenecieron a Mariquita Sánchez de Thompson. En todos los rincones encontramos tesoros (como una atrevida caricatura de San Martín que los hermanos Carreras le dedicaron, al calor de la interna política por Chile, o los cuadros de la Sala Leonie Matthis). Y está el hermoso parque que rodea al museo, dominado por cañones y esculturas que –en su mayoría– hicieron los vecinos. Es el terreno de Cornelio y Enrique, celosos anfitriones.

Museo Saavedra: Crisólogo Larralde 6309. Martes a viernes de 9 a 18. Sábados, domingos y feriados de 10 a 20. Entrada: $1.

 

dz/lr 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario