Tiempo en Capital Federal

16° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 68%
Viento: Sureste 22km/h
  • Jueves 23 de Mayo
    Despejado11°   16°
  • Viernes 24 de Mayo
    Muy nuboso11°   18°
  • Sábado 25 de Mayo
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Museo Malvinas: cientos de personas asisten a una charla

El Equipo Argentino de Antropología Forense explicó cómo fue la identificación de 90 soldados argentinos caídos en la guerra de 1982.

Email This Page
malvinas
Por Celia Carbajal
El público colmó hoy el Museo Malvinas para conocer los detalles de la identificación de 90 soldados argentinos caídos en la guerra de 1982, durante una charla del Equipo Argentino de Antropología Forense que también describió con sensibilidad el procedimiento científico que se empleará para los 32 combatientes enterrados en Darwin que aún no pudieron ser reconocidos.
«Resta tomar muestras de sangre de familiares que por distintos motivos no las han dado hasta ahora, y profundizar la investigación para hacer las comparaciones necesarias» que permitan identificar a otros 32 soldados, dijo en diálogo con Télam Carlos «Maco» Somigliana, del Equipo Argentino de Antropología Forense (Eaaf).
Somigliana celebró la presencia de cientos de personas que concurrieron a «una charla en un museo específico de Malvinas el primer 2 de Abril en el que se pudo hacer algo que se estaba tratando de llevar adelante hace varios años».
«Soy optimista en lo que resta por el hecho de que ya hay algo concreto para mostrar que esto se puede hacer bien, que en rigor ya está hecho, porque de esas 32 personas que falta identificar, ya están los perfiles y son buenos. Lo que falta es tener el perfil genético de la familia para comparar y establecer la correspondencia», informó.
En la charla abierta y gratuita en las instalaciones ubicadas en el predio de la ex Esma, los especialistas contaron el proceso completo desde la exhumación de los restos, la improvisación de una morgue en Darwin, la toma de muestra de sangre de los familiares y la ansiada identificación genética.
La bióloga española especializada en genética y antropología Mercedes Salado contó el trabajo realizado junto al presidente del Eaaf, Luis Fondebrider, «en un contexto inhóspito, en el que montar una morgue transitoria no era tarea fácil».
La identificación implicó exhumar los restos, pasarlos por Rayos X para obtener una radiografía de la estructura ósea y detectar eventualmente una pertenencia del soldado, y tomar «un pedacito de hueso o de pieza dental» que pudieran trasladar para el análisis de muestras, muy complejas por el paso del tiempo.
Somigliana detalló que «se intervino en 121 sepulturas, una de las cuales contenía dos personas, por lo tanto se trata de 122 personas cuya identidad se tenía que establecer, y se pudo con 90 de ellas».
Los expertos reivindicaron la labor de la Cruz Roja Internacional -mediador político entre Argentina y Reino Unido- y del ex capitán británico Geoffrey Cardozo, quien había llegado a las Islas para contener a los soldados ingleses con estrés de guerra y terminó trabajando «en forma tan concienzuda» en dar sepultura a los argentinos en el cementerio de Darwin, conservando sus pertenencias identificadas por individuo.
Como prueba de calidad científica, las muestras fueron contrastadas por el laboratorio que el Eaaf posee en Córdoba; otro británico en Preston; y uno en Santiago de Compostela.
«Los tres laboratorios llegaron al mismo resultado y la cadena de custodia del material genético fue garantizada por la Cruz Roja Internacional», indicaron.
Respecto a la resistencia de algunos parientes a entregar las muestras, Somigliana estimó que «sí cambió: cambió la sensación, la percepción, la opinión en relación a la importancia que puede tener la identificación de sus familiares».
«Cada miembro de cada familia tenía motivos diferentes, pero es comprensible en un tema que ha tenido tanto toqueteo, tantas promesas incumplidas, la gente esté reacia a aceptar la posibilidad técnica, que de eso se trata, de hacer este trabajo de identificación con el respeto que corresponde y llevando los cánones en los que uno se tiene que apoyar para hacer este tipo de trabajo», comentó.
El Eaaf se fundó en 1984 para identificar restos óseos de personas secuestradas y desaparecidas durante la dictadura (1976-1983), a instancias de la experiencia de Eric Stover, ex director del Programa de Ciencia y Derechos Humanos de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, y el antropólogo forense Clyde Snow.
Actualmente, participa de casos como la desaparición forzada en México de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, fosas comunes en Guatemala o el clandestino Pozo de Vargas en Tucumán.
Consultado por Telam acerca de la singularidad del cementerio malvinense de Darwin, Somigliana planteó que «todas la identificaciones son distintas y tienen su particularidad. Malvinas tiene como connotación haber sido un tema dejado de lado tantas veces que, por una vez es el centro del escenario, y sentimos honor por haber trabajado en esto».
Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario