Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 89%
Viento: Nordeste 26km/h
  • Lunes 29 de Noviembre
    Cubierto con lluvias17°   25°
  • Martes 30 de Noviembre
    Parcialmente nuboso16°   26°
  • Miércoles 1 de Diciembre
    Cubierto con lluvias17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 28/11/2021 20:16:06
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Museo Ducrós Hicken: Joyas del cine olvidadas

Guarda valiosos films pero no tiene sede propia y está en condiciones riesgosas.

Por Juan Carlos Antón
Email This Page

Lo crearon en 1971, con un objetivo preciso: investigar, preservar y difundir el patrimonio cinematográfico argentino, que fue el primero en su género en América Latina. El Museo del Cine «Pablo C. Ducrós Hicken» fue bautizado así en homenaje a uno de los primeros investigadores de cine en nuestro país. La colección particular de Hicken, incluso, constituyó la base fundamental de la institución. Pero no conserva esa impronta. «El Museo del Cine de la Ciudad de Buenos Aires es la Cenicienta de los museos porteños. Están sin local desde hace años y ahora se aloja en un galpón en Barracas. Un lugar espantoso donde, por supuesto, no hay exposiciones. Es un espacio cedido por el Correo, del que estuvieron a punto de ser desalojados por falta de pago», asegura Inés Carfi, delegada gremial y empleada durante 35 años en diferentes salas porteñas.

Los trabajadores prefieren no hablar por temor a posibles represalias. Pero una empleada con más de una década en el Museo confirmó, haciendo reserva de su nombre, las palabras de Carfi: «Le enviamos cartas al Ministerio de Cultura pero nunca fueron respondidas. No nos escuchan y además hacen todo sin consultarnos. Ahora están instalando aparatos de aire acondicionado e impermeabilizando los techos pero son parches que no alcanzan. Es cierto que con estas mejoras el patrimonio va a estar un poco más cuidado. Pero no es suficiente».

El problema es que el nitrato -el material de la mayoría de las películas de la colección- es altamente inflamable y requiere de un hábitat con una temperatura adecuada y estable. Sin aire acondicionado, el material fílmico estuvo sometido a altas y bajas temperaturas. Ahora están colocando splits. «Pero son paliativos. El material, sobre todo las películas, requiere de salas especiales. Hay requisitos de niveles de humedad y temperatura que deben ser respetados: no es lo mismo películas en color, que en blanco y negro; no se conservan todas a la misma temperatura», explica la trabajadora.

Además, esas condiciones no sólo perjudican el importante acervo que custodia el Museo. También son un riesgo permanente para los trabajadores porque en los días de mucho calor, el nitrato puede explotar. Y no se puede apagar hasta que se consume.

A pesar de esas malas condiciones, la trabajadora asegura que el material «llamativamente no se perdió». Está bien catalogado y apilado en estantes. Más aún, el año pasado el personal del Museo encontró la única versión completa que existe de una joya del expresionismo alemán, Metrópolis, de Fritz Lang, hasta entonces, sólo se disponía a nivel mundial de las versiones mutiladas por el nazismo y por la censura estadounidense. La que sí fue afectada por las variaciones de temperatura y la falta de cuidados adecuados es la colección del noticiero Sucesos argentinos.

Las pésimas condiciones edilicias impiden también que la población acceda al acervo cultural del Museo: «Están pagando alquileres y gastando dinero de manera absurda. El edificio está alejado de todo circuito y no es apto para muestras porque carece de auditorio o de sala de exhibición. Es una fábrica textil. El único contacto que tenemos con la gente son esporádicas exhibiciones en el Colegio de Abogados, aunque no en fílmico sino en DVD. Seguir gastando dinero en este lugar sería un error».

Los empleados quieren que se retome el proyecto original del Polo Cultural del Sur que incluía al Museo del Cine junto al Museo de Arte Moderno, en la avenida San Juan. «Necesitamos un espacio propio. Y nos proponen soluciones descabelladas: nos hablan de trasladarnos a un departamento de tres ambientes en Palermo u ofrecen un edificio en la Boca al lado del río. Ése no es el lugar más indicado para el material que nosotros tenemos. Son todas soluciones de compromiso y momentáneas.»

Detrás de estos desencuentros, claro, crece el temor de que el Museo sea cerrado definitivamente.

 

Tesoros

-Equipos Lumière, Pathé y Gaumont, cámaras, proyectores, enrolladoras, copiadoras, moviolas, vestuarios de las estrellas de la época de oro del cine nacional.
-420 títulos de largometrajes argentinos de ficción.
-1.000 publicidades cinematográficas.
-200 publicaciones periódicas.
-8.000 latas del noticiero Sucesos argentinos, una de las colecciones más completas del país.
-Original de Las tierras blancas de Hugo del Carril.
-Versión completa de Metrópolis.
-Partitura original de La dama duende de Julián Batista.
-Legado del escenógrafo Gori Muñoz, que incluye 90 películas, dibujos, escenografías y vestuario.
-80.000 fotografías originales del cine argentino.

 

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario