Tiempo en Capital Federal

32° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 49%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto20°   28°
  • Viernes 29 de Octubre
    Cubierto19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Museo del Humor: De El Mosquito a Mafalda

En el edificio de la vieja Munich rinde homenaje a dos siglos de humor gráfico.

Por Juan Carlos Antón
Email This Page
Munich

El nombre puede hacer pensar en Olmedo, Porcel o Tato Bores, por nombrar sólo a algunos de los grandes cómicos argentinos. Pero no, el Museo del Humor (MuHu) está íntegramente dedicado a rescatar íconos del humor gráfico. Mafalda, Patoruzú e Hijitus conviven en el viejo edificio reciclado de la ex Cervecería Munich en la Costanera Sur, que hoy es parte de Puerto Madero.

El espacio nació en junio de 2012 impul­sado por Manuel García Ferré, y se inauguró con una muestra de Carlos Garaycochea. Ya lleva unas diez exposiciones dedicadas a clá­sicos como Mordillo, Andrés Cascioli y José María Cao, padre de la caricatura argentina.

En el elegante edificio de la Munich hay dos plantas dedicadas a las imágenes que cautivaron la imaginación de generaciones. Y entre el público no faltan padres e hijos o abuelos y nietos que se quedan largo rato mirando los dibujos. Eugenia Aróstegui, en­cargada de las visitas guiadas, señala que “es muy común ver a un adulto mirando las Billiken y Anteojito junto con niños. Es que el grande busca compartir su infancia con su nieto y su hijo. Suele ocurrir que no quieren que yo me meta. Es la oportunidad de generar un diálogo o historia común con sus hijos o nietos. Quieren que el nieto les lea porque recién aprendió a leer. Para mí, es lo más valioso de este museo para mí”.

El MuHu cuenta con una exposición permanente de más de un centenar de obras que abarcan dos siglos de humor gráfico argentino, desde los dibujos satí­ricos de los periódicos El Mosquito y Don Quijote hasta obras de grandes caricatu­ristas como Cao o Sirio, que desarrollaron su oficio en Caras y Caretas, Fray Mocho o El Hogar. Y, por supues­to, se incluyen las historietas de la llamada Edad de Oro del humor gráfico argentino, promediando el siglo XX, cuando grandes dibujantes se convirtieron en directores de revistas. Es el caso de Dante Quinterno con Patoruzú y Guillermo Divito con Rico Tipo. Más tarde aparecería Landrú con Tía Vicen­ta y Andrés Cascioli con Satiricón y Humor. También están incluidos Quino, Ferro, Mor­dillo o Carlos Nine.

La muestra “Quino por Mafalda”, en honor a los 50 años del personaje de Qui­no, se extenderá hasta el 15 de noviembre “Mafalda hace un antes y después en la his­torieta: por primera vez una producción se piensa directamente para el kiosco, no para libro”, explica la guía. Y no es de extrañar que el genial personaje de Quino sea de los más buscados por los visitantes. “Mafal­da es lo que más quieren ver los extranje­ros –explica Aróstegui–, también Mordillo”. Por supuesto, ciertas generaciones prefie­ren Patoruzú, Las chicas de Divito y la revis­ta Humor. O Ramona y Don Fulgencio.”

Av. de los Italianos 851. Te 4516-0944/49. Lunes a viernes de 11 a 18. Sábados, domin­gos y feriados de 10 a 20.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario