Tiempo en Capital Federal

17° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 66%
Viento: Sureste 34km/h
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Murió el joven baleado por un policía en Villa Soldati

Tenía 19 años y era papá de un bebé de tres meses. Recibió un disparo en la cabeza por parte de un policía de civil. La familia denuncia que se trató de un caso de gatillo fácil.

Email This Page
gatillo-facil-maximiliano-ayala

Falleció el joven de 19 años baleado por un efectivo de la Policía Federal el viernes pasado en Villa Soldati. Maximiliano Ayala estuvo tres días internado con muerte cerebral luego de recibir un balazo en la cabeza, por la espalda. El autor del disparo fue un efectivo de la Comisaría Nº36 de la Policía Federal, que dijo que el joven había querido robarle el auto. La familia de Ayala denuncia que se trató de un caso de gatillo fácil.

«No se sabe quién es el que disparó, no está el nombre. La Policía no nos quiere dar ningún dato, se están lavando las manos, hasta nos negaron el número de juzgado. Nosotros sólo queremos justicia», contó Ezequiel, hermano del chico asesinado.

El episodio ocurrió el mediodía del viernes en Lacarra y la avenida Fernández de la Cruz, en Villa Soldati. Según voceros de la Federal, Ayala junto con otro joven intentaron “interceptar un auto Volkswagen Gol Trend con fines de robo”. En el auto iba un policía de civil que –según la versión oficial- dio la voz de alto y disparó cuando los muchachos “intentaron escapar”.

La bala que atravesó la cabeza de Ayala ingresó por la nuca. El joven fue trasladado de urgencia al Hospital Santojanni donde le diagnosticaron muerte cerebral. Luego de tres días de agonía, falleció este domingo. La familia se concentró frente a la puerta del hospital para exigir justicia y denunciar que se trató de un caso de gatillo fácil.

Según contaron los familiares de Ayala, los dos chicos habían ido a cargar nafta a una estación de servicio en moto y cuando estaban regresando a su casa apareció el efectivo.

«Los vecinos dicen que fue una pequeña discusión y cuando intentó subir a la moto este muchacho le pega un balazo por la espalda, no se presentó como policía», contó uno de los hermanos del joven asesinado.

Según el relevamiento de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), desde 1983 hubo en la Ciudad casi 300 casos de fusilamientos por gatillo fácil. La mayoría, en la zona sur. Más de la mitad de los asesinados tenían menos de 25 años.

 

DZ/ah

Fuente Télam
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario