Tiempo en Capital Federal

31° Max 21° Min
Parcialmente nuboso con llovizna
Parcialmente nuboso con llovizna

Humedad: 60%
Viento: Sureste 38km/h
  • Lunes 30 de Noviembre
    Despejado14°   21°
  • Martes 1 de Diciembre
    Nubes dispersas17°   26°
  • Miércoles 2 de Diciembre
    Cubierto con lluvia20°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Morir en la calle con 26 días de vida

.

Por Franco Spinetta
Email This Page

Luis tenía 26 días. El domingo a la madrugada, Paola Fernández se despertó para amamantarlo debajo de la Autopista 25 de Mayo. Toda la familia paraba ahí desde que el Gobierno de la Ciudad dejó de darles el subsidio con el que pagaban una pieza en un hotel. Una hora y media después, Paola ingresaba corriendo al Garrahan. Luis llegó muerto al hospital. El diagnóstico dice que murió víctima de una neumopatía.

El 21 de abril, la familia había regresado a la calle luego de que los echaran del hotel por falta de pago. Se instalaron en Cochabamba y Pichincha, en San Cristó­bal, e improvisaron una vivienda. El Gobierno porteño dice que la ayuda fue suspendida debido a «dificultades para acreditar recibos» por unos $6.000 del subsidio habitacional. Pablo Díaz, director de Atención Inmedia­ta del Ministerio de Desarrollo Social, asegura que les ofrecieron varias veces ir al Centro de Inclusión Costane­ra Sur. Y que Paola Fernández y al papá de Luis, Marcos Navarro Almeida, se negaron.

Otros dicen que la negativa se debía a que Navarro tiene antecedentes judiciales y que por eso no podía es­tar con su familia en el Costanera Sur. «Cuando deciden estar en la calle, es muy difícil asistirlos. Aunque en este caso estuvieron siempre asistidos y fueron seguidos de cerca por los integrantes del programa Bue­nos Aires Presente», afirma Pablo Díaz.

Luis nació el 9 de junio en el hospital Ramos Mejía. Les dieron el alta sin tomar en cuenta que vivían en la calle. Horacio Ávila, integrante de la ONG Proyecto 7, de­nuncia la intención de mostrar a la víctima como culpable. «¿Cómo le dieron el alta?, ¿dón­de estaba la asistente social?» se pregunta. Además, Ávila denuncia que los paradores son «centros de infor­mación». «Mucha gente de la calle con hijos no quiere ir al Costanera Sur por miedo a que les saquen a los chicos, como ya ha pasado», asevera.

La diputada María Elena Naddeo elevó un pedido de informes al Poder Ejecutivo por la muerte de Luis. «Denegar el subsidio habitacional por falta de facturas, sin prever un resguardo para el bebe recién nacido, es incumplimiento de la legislación de infancia», denuncia.

El lunes a la noche, una asistente social se acercó al castillo de cartones atiborrados y colchones tirados donde vivía Luis y sus cinco hermanos. Allí se enteró de la muerte del bebé y la familia fue trasladada al hotel Abril, de Luis Sáenz Peña al 1400.

El caso repercutió muy fuerte en las organizaciones y también entre los vecinos que, como Cristina Perri­no, ayudaban a la familia. «Estoy muy dolida por lo que pasó, ¿tenía que morir un niño para que ocuparan un lugar que estaba vacío en un hotel?», dice Perrino.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario