Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Nordeste 26km/h
  • Sábado 28 de Noviembre
    Muy nuboso con lluvias21°   28°
  • Domingo 29 de Noviembre
    Parcialmente nuboso23°   31°
  • Lunes 30 de Noviembre
    Cubierto con lluvias20°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Morir en la calle

Habla Marcos Navarro, el papá del bebé fallecido. «Yo no rechacé la ayuda», dice.

Por laura-narbais
Email This Page

El papá del bebito que murió el pasado 6 de junio como consecuencia de una neumopatía decidió romper el silencio y contar su versión de los hechos, «de la desgracia», como la llama.

Marcos Navarro Almeyda es peruano, tiene 44 años y está casado con Valeria Paola Fernández, de 28, con quien tuvo sólo un hijo, Luis, que acaba de morir como consecuencia de una neumopatía que lo encontró viviendo en la calle: al recién nacido y a toda su familia. Hace changas y conoció a Fernández cuando ella vivía ya en la calle, luego de que una pareja la abandonara, a ella y a sus cuatro hijos.

Navarro Almeyda niega las afirmaciones del gobierno de la Ciudad, que lo hace responsable haber rechazado las distintas ayudas que le ofrecieron para sacarlos de la calle. «En ningún momento rechazamos la ayuda. Nos dieron un subsidio de 700 pesos por mes; pero durante dos meses, nos dieron 450 pesos; con esa ayuda no nos alcanzaba para pagar la pieza del único hotel que me aceptaba con todos mis hijos, y que me salía 120 pesos por día. No me alcanzaba», afirma. Y cuenta que trataba de completar los ingresos con changas y un trabajo en un lavadero. «Como no podía pagar el hotel, nos echaron, y el Gobierno nos quería hacer ir a un parador. Pero el parador no es una solución: abre a las 6 de la tarde y te tenés que ir a las 6 de la mañana, ¿adónde voy a ir con todos mis cinco hijos todo el día?, ¿qué hago con lo poco que tengo, dónde lo guardo para ir a ese parador?», se pregunta.

También se pregunta por qué la solución apareció ahora; por qué recién le dan una pieza para su familia, si vive desde marzo en el bajo autopista de Pichincha y Cochabamba, con conocimiento de las autoridades. «Hacía falta esta tragedia, era necesario que muriera el pibe para que me den una solución», insiste. «Dijeron que me habían dado 1.500 pesos para el entierro, y plata cuando nació Luisito. Es mentira, no recibí nada, nada de nada. Es mentira lo que publicaron por ahí algunos diarios».

Después del entierro, Navarro Almeyda tiene otra batalla: denunciará a los médicos del Ramos Mejía que, a pesar de que le dijeron que su hijo recién nacido «tenía un líquido», le dieron el alta a los cuatro días. La abogada que los asiste se encontró con una amarga sorpresa: desde ese hospital niegan que Fernández haya tenido a su hijo allí, ni que hubiera ingresado. «Pero yo tengo todo, tengo la partida de nacimiento, el DNI, el alta de los médicos del Ramos Mejía», se indigna Navarro Almeyda. La autopsia que le efectuaron en la morgue confirmó el diagnóstico: neumopatía, una dolencia por la que Luis debería haber permanecido internado al menos 10 días. «Ponga eso, que yo no rechacé la ayuda, que lo que me pagaban no me alcanzaba para vivir con mis hijos, que soy changarín y trabajo en lo que puedo, y que ahora apareció la solución, ahora, después de la desgracia», se lamenta.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario