Tiempo en Capital Federal

22° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 81%
Viento: Sureste 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Despejado17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Montenegro: “Estoy en un proyecto colectivo que apunta a que Macri sea presidente”

Ocupa el Ministerio de Seguridad desde 2007. Considera que el transporte y la seguridad son prioridades de la gestión y que la situación de los trapitos y limpiavidrios se soluciona con trabajo formal.

Por Romina Calderaro
Email This Page
guillermo_montenegro

En sus apariciones públicas es muy serio, tal vez porque el cargo que ocupa no le permite ejercitar con frecuencia la sonrisa. Pero en privado, Guillermo Montenegro, ministro de Seguridad y Justicia de la Ciudad de Buenos Aires, parece un tipo divertido. Para la entrevista con Diario Z, se escapó unos minutos de la convención nacional del PRO que se hizo en el Hotel Sheraton y, antes de empezar la entrevista, soltó: “Esto es casi un acto de amor. Acaba de empezar el discurso de Mauricio y yo estaba sentado en un buen lugar. Cuando vuelva, seguro que me lo ocuparon”. En medio de la entrevista, comprobó que todos sus asesores estaban tomando un café y que, en el apuro, a él nadie le había ofrecido nada. En ese momento también decidió apelar al humor: “¿Será posible que yo tome algo o decidieron excluirme por algún motivo en particular?”, les preguntó. Todos rieron. Cortado de por medio, el abogado, el ex juez y ex fiscal que decidió dejar la magistratura para acompañar el proyecto político de Mauricio Macri, habló de las zonas luminosas y oscuras de un cargo que ocupa desde el año 2007 y que no tiene intención de abandonar.

La Policía Metropolitana y la Justicia desbarataron en los últimos días una red de trata de personas que operaba en Ciudad y el conurbano. ¿Cómo fue ese operativo?
Fue una investigación que inició el juez Ariel Lijo. Él entendió que en Constitución, en la calle Lima al 1.000, podía haber un prostíbulo con mujeres reducidas a la trata de personas y empezó a investigar. Hubo intervenciones telefónicas durante varios meses, seguimientos, filmaciones y se fue estableciendo quién era quién en la red. Quién se encargaba de reclutar a las mujeres, del traslado, de la alimentación, etc. Primero hubo allanamientos en la Ciudad de Buenos Aires (alrededor de 37 en una primera etapa y unos 60 después) y se detuvo a 27 personas. Algunas de las cuales continúan detenidas.

¿Qué balance hace de estos resultados?
Creo que lo más importante de esto es haber desbaratado la organización, porque no era un grupo de chicas que ejercía la prostitución: era un grupo de mujeres que habían sido engañadas, más de 40 eran extranjeras que habían sido traídas al país con la promesa de otro tipo de trabajo y como suele ocurrir, les habían quitado el documento. Decidimos que declararan rápido para no revictimizarlas y las estamos asistiendo desde diferentes áreas del gobierno para que puedan reencauzar una vida normal.

Usted dijo que puede haber funcionarios involucrados. ¿Por qué cree eso?
Porque era una organización de tal visibilidad, que la participación de funcionarios públicos, por acción o por omisión, no está descartada sino todo lo contrario. Nosotros tenemos orden específica del juez para seguir trabajando en esa línea y eso estamos haciendo. Pueden estar involucrados policías, funcionarios municipales o funcionarios de gobierno. Y no puedo hablar más porque puedo obstruir la investigación.

La Argentina es un país abolicionista en materia de prostitución, pero hay actores sociales como Ammar (Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina) que aspiran a que se la acepte como trabajo y se la regule. ¿Usted a qué tradición adscribe?
Es importante aclarar que estas mujeres estaban sometidas a una esclavitud sexual; no estamos hablando de prostitución. Volviendo a la pregunta, el de la prostitución por elección no es un tema que haya estudiado en profundidad y no tengo posición tomada.

Apelo a su experiencia como juez y fiscal. Se está discutiendo la situación de la Argentina en materia de narcotráfico. ¿Usted cree que empeoramos en los últimos años?
Si vos no trabajás en contra de algo, ese fenómeno va a crecer. Yo creo que no hubo en los últimos 15 años un trabajo claro de los gobiernos que tendiera a una mejor situación de nuestro país frente al narcotráfico. Hoy, el narcotráfico está desmadrado, se necesita sí o sí una política pública integral.

¿Qué cambios trajo el aumento del narcotráfico?
Hace 20 años, el consumo de drogas empezaba como muy temprano a los 17, a los 16 años. Hoy, a los 10 o 12 años hay un inicio de consumo con drogas mucho más duras. La droga de inicio antes era la marihuana y hoy prácticamente el paco es la droga de inicio natural. Con lo cual la posibilidad de que un chico de 12, 13 años no tenga posibilidad de recuperarse es muy alta. Si toda la región está iniciando una lucha contra el narcotráfico –y lo está haciendo– nosotros no nos podemos quedar afuera.

¿Está de acuerdo con la despenalización de la tenencia de marihuana para consumo personal? Persiguiendo al consumidor, se reducen los recursos jurídicos para atacar el narcotráfico. El juez federal Sergio Torres tiene esa mirada del asunto.
No. Sergio tiene razón en que la justicia está abarrotada, pero la solución no tiene que venir de parte de la justicia. El Poder Ejecutivo se tiene que hacer cargo de un montón de situaciones que tienen que ver con un enfermo o con un principiante. Y no tiene que ser un juez penal el que tenga que estar lidiando con un adicto. Un juez no sabe de salud. Eso es cierto.

¿Y cómo se debe ocupar el Estado de esa persona en adelante?
Que esa persona quede totalmente desvinculada del poder del Estado para llevar adelante su recuperación o su educación no me parece razonable. Porque además, en ninguno de los países en lo que se permitió el consumo de estupefacientes mejoró la situación. No solamente empeoró, sino que las organizaciones criminales que se dedicaban al narcotráfico hoy se dedican a otra cosa. No es que no van a cometer más delitos.

La Corte Suprema difundió las cifras de muertes dolosas en la Ciudad de Buenos Aires y el promedio no es malo en comparación con otros países de la región. Pero las cifras de muertes violentas en zona sur del distrito triplican a las de las zonas favorecidas de la Ciudad. ¿Por qué ocurre esto

Mi ministerio está en el sur a propósito y el Banco Ciudad se mudó al sur a propósito. No es que ahora la Ciudad está abandonada en el sur. ¡Hace 40 años que no se desarrolla el sur! En una gestión y media de gobierno no lo vas a desarrollar. Pero sí está clara la decisión de Mauricio de que tiene que desarrollarse de una manera distinta. Incluso vamos a mudar el gobierno al sur teniendo en cuenta que la seguridad va de la mano del desarrollo. Uno a veces cree que la inseguridad ataca al que más tiene y es mentira: el que más la sufre es el que se tiene que tomar el colectivo a las seis de la mañana para ir a trabajar, el que no tiene auto y tiene que caminar para ir a buscar al hijo a la escuela y le roban las zapatillas.

También se están discutiendo las contravenciones. Macri volvió a enviar a la Legislatura un proyecto para prohibir a los cuidacoches y limpiavidrios. ¿Cuál es la solución?
Primero, se soluciona con trabajo. La cultura del trabajo se fue perdiendo en nuestro país y esto tiene que ver con los planes sociales y con la falta de vinculación de la gente con el trabajo. Uno muchas veces ve el esfuerzo que hacen los cuidacoches y los limpiavidrios y si ese esfuerzo se pudiera volcar en una tarea absolutamente estable y con la posibilidad de tener una obra social, la cosa mejoraría.

Y mientras tanto, ¿qué de debe hacer? ¿Prohibir su actividad?
Hay que ir trabajando en la erradicación de este tipo de fenómenos desde un lugar social para darles algún tipo de inclusión porque a la gente, en muchos casos, le genera un desagrado esta situación. Sobre todo el cuidacoches, que a veces dice “son 20 pesos” o “son 50 pesos” y se genera la sensación, el temor de que te raye el auto si no le pagás. Y queda claro que hay una vinculación con un grupo de funcionarios que pueden llegar a estar relacionados con un recital o con un partido de fútbol. Hay una organización delictiva detrás que genera una extorsión. Y los líderes de esa organización delictiva no necesitan el dinero. Hay que separar las cosas.

Usted está en el ministerio desde 2007. ¿No pensó en acceder a un cargo electivo, como hizo Diego Santilli, que ya es senador?
Yo hoy no me imagino en otro lugar que en este. Estoy en un proyecto colectivo que apunta a que Mauricio Macri sea presidente. Y voy a trabajar en el lugar que sea necesario para el proyecto.

¿Cuál es la meta para los próximos dos años?
Como proyecto transversal del gobierno, me parece que es importante el transporte y la seguridad en el transporte. Yo podría decirte que sería bueno, desde mi área, que hubiese mil cámaras más, obviamente. Un gran desafío es que Constitución sea una zona absolutamente segura. Pero debemos pensar en soluciones integradas. Lo que es tránsito, transporte y seguridad para las personas que se movilizan en el transporte público es algo que me gustaría tener consolidado para el final del mandato.

Ahora que ya pasó un tiempo, ¿qué opina de la declaración de Jaime Durán Barba, que dijo que Hitler fue “un tipo espectacular” y de la polémica que se suscitó al respecto?
Tengo claro que Jaime no es un nazi. Tengo claro cuál es su pensamiento, pero la frase no fue feliz y era importante que él lo aclarara como lo aclaró. También tenemos que hacer todos una reflexión en términos de que no es necesario agredir a Jaime en este caso sabiendo cuál es su pensamiento. Él se equivocó, fue una frase muy poco feliz. Punto.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario