Tiempo en Capital Federal

22° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 70%
Viento: Sureste 33km/h
  • Sábado 23 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   20°
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   22°
  • Lunes 25 de Octubre
    Cubierto16°   29°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Modos del habla: Palabras de mujer

Hay una forma de hablar de cada sexo. Las mujeres tienen un lenguaje más afectivo en el que abundan adjetivos y diminutivos aunque en el espacio público suelan tomar modos más masculinos. 

Email This Page
abuela y nieta abuela y nietas
amigas en cena amigas en cena
mujer hablando por tel mujer hablando por tel
mujeres aborigenes mujeres aborigenes
amigas riendo amigas riendo
Anterior Siguiente

Se dice que el “che” rioplatense, tan usado por los argentinos, tiene su origen en el habla femenina, cuando las mujeres guaraníes llegaron a la Buenos Aires de la llamada “segunda fundación” -bajo el mando de Juan de Garay-; y no del cocoliche italiano o de la comunidad valenciana como suelen afirmar otras teorías.
“El primer idioma femenino en Buenos Aires fue el guaraní; las primeras mujeres que llegaron a la ciudad hablaban este idioma; a diferencia de los hombres que, en la mayoría de los casos, provenían de España”, explica Daniel Antoniotti, docente universitario de Lingüística, Semiótica y Patrimonio Cultural e integrante de la Academia Porteña del Lunfardo. En su libro Voces de aquí nomás, Antoniotti indica que cuando los españoles llegaron desde Paraguay, se juntaron con mujeres guaraníes, conformando hogares donde se hacía uso de un idioma mezcla de ambas culturas.
Si bien hoy hombres y mujeres comparten la misma lengua, no por eso utilizan del mismo modo el lenguaje para comunicarse. Antoniotti afirma que los registros de ambos sexos son diferentes, que hay un modo de hablar femenino y otro masculino. “Tal vez en generaciones anteriores la diferencia era más marcada; la equiparación en la vida laboral hace que esas distancias se limen, pero que de ninguna manera desaparezcan”, comenta.

PRONUNCIACIÓN MÁS CUIDADA
Sin caer en sexismos sino más bien en las preferencias de uso que se da en el lenguaje de las mujeres, se advierte que las distinciones tienen que ver con su fisiología, pero también con la educación y la socialización. La investigadora y lingüista española Pilar García Mouton, en su libro Cómo hablan las mujeres, señala que existen rasgos –como el timbre, el tono y la potencia de la voz– y marcas culturales como el uso de diminutivos, la expresión de emociones, la pronunciación más cuidada de palabras, entre otros, que reflejan esas diferencias genéricas.
En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, es posible describir la variedad lingüística de una clase social. Las mujeres de clase media-alta extendieron la pronunciación sorda de “ll”/“y” (“lluvia”) frente a la sonora (“yuvia”), la cual, generalmente, “se ve más acentuada en la mujer que en el hombre”, cuenta Antoniotti.
En el habla femenina existe además una tendencia mayor a utilizar adjetivos y diminutivos como expresión de afecto. Quién no suele escuchar palabras como “hermoso/a”, “bonito/a”, “divino/a”, “amoroso/a”, “cafecito”, “gatito”, “segundito”. O el uso de preguntas de apoyo como: “Es increíble, ¿no te parece?” o “Vas a venir, ¿no?”, que hacen que el lenguaje parezca más cordial y amable.
“Algo que es muy notable también es la percepción femenina en relación con la variedad de colores”, agrega Antoniotti, al describirlos con más especificaciones: “verde musgo”, “azul eléctrico”, “nude”, “coral” y la lista podría continuar.
Suele decirse que la población femenina intenta copiar la forma de hablar del hombre para ser tenida en cuenta en los ámbitos profesionales. El autor de “Voces de aquí nomás” cuenta sin embargo que, “si bien hoy continúa un predominio de la agenda temática de los hombres, no se trata de que las mujeres se “masculinizan”, sino de que “comienzan a ocupar espacios en un mundo hegemonizado por varones, donde también ellos toman cosas de las mujeres, las que se imponen sin duda cada vez más”.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario