Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   16°
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Miserias y grandezas del porteño globalizado

Ciudad de barrios semivacíos donde domina el confort y de otros donde campea la pobreza.

Por helena-segat
Email This Page

En los últimos meses, la Ciudad fue sometida a varias radiografías que permiten conocerla mejor. ¿Cómo viven sus habitantes? ¿Cuáles son los barrios más ricos? ¿Y los más pobres? ¿Cuántos habitan las villas? ¿Cuál es el nivel de escolarización? ¿Qué diferencias hay entre los hombres y las mujeres?

El Indec realizó en 2010 el censo nacional y ya difundió algunos resultados preliminares sobre la Ciudad. Por otra parte, la Dirección General de Estadística y Censos porteña encaró varios estudios a pedido de los diferentes ministerios. El entrecruzamiento de esos datos permite conocer la realidad porteña en profundidad.

El 27 de octubre de 2010 se realizó el décimo Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, que para la Ciudad representa el decimoquinto relevamiento en los últimos 150 años. De esas 2.891.082 personas, 1.335.163 son varones y 1.555.919, mujeres. Es decir, que hay 86 varones cada 100 mujeres, lo que convierte a Buenos Aires en una ciudad poblada por más mujeres que hombres. Del censo surge que hay 2.891.082 porteños, mientras que en 2001 eran 2.776.138. De ellos el 11% es extranjero, y de ese porcentaje el 6% es oriundo de países limítrofes.

La Capital es la jurisdicción argentina que menos creció en los últimos diez años. La variación entre los dos últimos censos es de un 4,1%. Los especialistas explican que ya en el censo de 2001 se notó por primera vez la disminución de sus vecinos. Dos fueron las razones: los datos se tomaron en plena crisis económica, cuando una importante cantidad de argentinos buscaba un mejor destino en el exterior y además, durante la década del 90 muchos porteños decidieron mudarse a countries en el Gran Buenos Aires.

A pesar de esto, Buenos Aires sigue siendo la ciudad más densamente poblada del país, con 14.185 habitantes por kilómetro cuadrado, contra los 13.679 que residían en 2001. Le siguen Córdoba con 1.330.023 de personas y Rosario con 1.198.528. Sin embargo, la Ciudad parece colapsar cuando, cada día, entran cuatro millones de personas.

El primer censo se hizo en 1778 y se contabilizaron 24.754 habitantes. Recién en 1909, con la llegada de la gran inmigración europea, se superó el millón de habitantes. La población se mantiene estable desde 1947 cuando eran 2.981.043 habitantes, cifra similar a la actual.

¿Cómo explicar el boom de la construcción si hay cierto «estancamiento» de la población? Un estudio realizado por la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Desarrollo Urbano evaluó estas tendencias demográficas y su vinculación con la construcción. Según el informe, en los últimos diez años la superficie edificada aumentó el doble que la población, que se mantiene estable, apenas por debajo de las tres millones de personas. De esta manera, la construcción refleja un fenómeno demográfico: cada vez hay más gente que vive sola -una de cada tres viviendas es unipersonal- y la familia tipo pasó de cuatro a tres integrantes.

En 2001, cada persona disponía, en promedio, de 31 metros cuadrados. Hoy cuenta con 52.

Varias son las razones por las cuales cada vez más porteños viven solos: el incremento de la esperanza de vida -según la Encuesta Anual de Hogares de 2009, el 49,6% de los hogares unipersonales son habitados por personas de más de 60 años-, el aumento de la tasa de separación de las parejas, la disminución de la tasa de fecundidad y el hecho de que la gente cada vez espere más para casarse.

En diálogo con Diario Z, el economista José María Donati, director general de Estadística y Censos de la ciudad de Buenos Aires, consideró que el «estancamiento» poblacional era esperable en función de las proyecciones que se venían haciendo en la Dirección.

COMUNA POR COMUNA

Las comunas de la zona norte 13 (Belgrano, Colegiales y Núñez) y 14 (Palermo) son las más pobladas junto a la 4 (Boca, Barracas, Parque Patricios y Nueva Pompeya) de la zona sur. También crecieron las comunas 1 (Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución), la 7 (Flores y Parque Chacabuco), la 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano) y la 9 (Mataderos, Liniers y Parque Avellaneda). Este crecimiento coincide con el aumento de la población residente en villas y asentamientos precarios.

Según las cifras preliminares del Censo, viven en asentamientos unas 163.000 personas: 52 por ciento más que hace diez años. Si se suma a quienes viven en inquilinatos y hoteles, son 200.000. La villa más grande es la 21-24, en Barracas, y le sigue la 1-11-14, del Bajo Flores. Ambas tienen unos 30.000 habitantes cada una. En tercer lugar están las villas 31 y 31 bis, en Retiro, habitadas por unas 26.000 personas.

Otra es la realidad en los distritos más prósperos. Recoleta tiene indicadores demográficos similares a los de un barrio residencial parisino. Es la comuna con menos habitantes: 158.403 personas. En 2001, el censo registró 165.494, lo cual indica que el crecimiento es negativo, una situación que comparte con muchas capitales europeas.
Por otra parte, la mortalidad infantil -un indicador que delata el nivel de desarrollo de una población-, es la más baja de toda la ciudad con el 5,1 %. Una tasa similar a la de Bélgica.

Otro dato curioso: tiene el índice más bajo de masculinidad del país porque hay 73,3 hombres por cada cien mujeres. Los especialistas estiman que se debe a que las mujeres tienen mayor esperanza de vida.

La representación de extranjeros varía. En la comuna 8 viven un 15% de extranjeros; mientras que en la comuna 12 (Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, Coghlan y Saavedra) hay un 2%.

VIDA COTIDIANA

«Creo que uno de los logros de esta gestión es que la Dirección de Censos y Estadística les brinda un servicio a los diferentes ministerios y se evitan tercerizaciones innecesarias y mucho enredo burocrático», explica Donatti, a cargo de la Dirección. Y cuenta que trabajan en el diseño de un mapa nutricional de la ciudad orientado a niños y mujeres. En forma paralela, entre octubre y diciembre, la Dirección instrumentará el megaoperativo que requiere la Encuesta Permanente de Hogares.

Según datos de la Subsecretaría de Desarrollo Económico, del total de ciudadanos censados sólo 1.613.000 constituyen la Población Económicamente Activa. De esos, 1.523.000 tienen trabajo, 89.000 están desocupados y 94.000 subsisten gracias a changas. Estas cifras indican que la tasa de desocupación es de 5,5%, el registro más bajo desde 1992, la cuarta más baja entre los grandes aglomerados urbanos y dos puntos por debajo de la tasa nacional (7,5%).

La desigualdad geográfica se reproduce con estos indicadores: las comunas del norte y centro tienen las mayores tasas de ocupación, mientras que las del sudoeste, las mayores tasas de desempleo. También se reproducen las diferencias por género: la tasa de empleo en los hombres es superior a la de las mujeres en casi 20 puntos porcentuales. La mayor discrepancia se presenta en el rango de 30 a 64 años.

La mortalidad infantil es uno de los indicadores que mejor refleja el grado de desarrollo de una sociedad. En 2010, en Buenos Aires descendió hasta su piso histórico y la tasa fue de 6,7 fallecidos cada mil nacidos. Sin embargo, en 2009 había sido de 8,3, la cifra más alta de los últimos seis años. Por este tipo de diferencias que pueden darse entre años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda analizar las cifras por trienio.

También en esta tasa se notan las diferencias entre el norte y el sur: los barrios del sur tienen el doble o más de muertes neonatales que los del norte. Aún no están disponibles las cifras barrio por barrio de 2010, pero en 2009, la Comuna 8 (Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo) tenía una mortalidad de 12,8 y en Recoleta era del 5,1.

Estas diferencias alarmantes se pueden explicar por las deficiencias en la atención temprana, el seguimiento de las embarazadas, la buena atención hospitalaria del parto y los cuidados de los recién nacidos.

Por otra parte, el ingreso promedio de los trabajadores de la Ciudad es de $3.791 (tercer trimestre de 2010 en el sector formal) por mes. Pero los habitantes de la Comuna 8 ganan 250% menos que los que viven en la Comuna 2.

El acceso al sistema de salud parece ser clave para entender las cifras. Según el Ministerio de Salud, casi el 80% de la población está afiliada a algún sistema de atención de la salud: el 61% a obras sociales, el 15% a la medicina prepaga y el resto agrupa a los que tienen mutual o un sistemas de emergencias médicas. Casi el 18% de los habitantes sólo tiene acceso al sistema público de salud.

ESTUDIAR Y PRODUCIR

Otro indicador social clave es el nivel educativo de la población. La Ciudad tiene 2.703 escuelas, de las cuales 1.155 son públicas. El total de alumnos matriculados en todos los niveles de enseñanza -inicial, primario, medio y superior no universitario- asciende a 733.347. De ellos, el 51% concurre a establecimientos estatales. En Buenos Aires tienen su sede siete universidades públicas y 29 privadas. En la Universidad de Buenos Aires cursan 301.000 alumnos y a las universidades privadas asisten 154.800.

Los índices de escolaridad son todavía buenos, aunque los especialistas destacan que el nivel educativo ha ido decayendo en el tiempo: más del 97% de la población de 5 a 17 años está inscripta en algún establecimiento y casi 7 de cada 10 personas adultas (de 25 años o más) completaron como mínimo la escuela secundaria.

Buenos Aires es el 13° centro urbano del mundo en términos del tamaño de su mercado, ubicándose delante de ciudades como San Francisco o Madrid. El Producto Bruto Geográfico de la Ciudad de Buenos Aires -a los bienes y servicios generados dentro de su jurisdicción- asciende a 268 mil millones de pesos, una cifra que representa alrededor de la cuarta parte del Producto Bruto Interno de todo de país. En los últimos años este indicador tuvo variaciones.

Desde 2000 hasta 2002, el Producto Bruto Geográfico cayó; entre 2003 y 2009 creció año tras año. En 2009 fue sólo el 1,1% superior al de 2008. El crecimiento económico de la Ciudad está por debajo del ritmo nacional.

El sector de servicios es el que más contribuye al Producto Bruto Geográfico y su aporte es el 69% del total. El comercio representa el 10%, la construcción el 6% y la producción industrial el 11 %. En la Ciudad, lo que más se fabrica son alimentos y bebidas, impresiones y medicamentos. Y además, las micro, pequeñas y medianas empresas son la base del tejido productivo, con más de 155 mil firmas. Sólo el 1,6% de las empresas son grandes.

En los últimos años, después de la devaluación y gracias a un cambio de moneda conveniente, la economía porteña creció empujada por el boom del turismo. Según cifras del Observatorio Turístico, 7 millones de turistas nacionales y 3 millones de extranjeros visitaron la ciudad en 2010.

El aluvión de admiradores de la Reina del Plata gastó US$ 3.500 millones; 38,20% más que en 2009. De todas maneras, también en los aspectos económicos se reproducen las asimetrías entre el norte y el sur. De acuerdo con la superficie construida, Palermo, Caballito y Belgrano son los barrios con mayor desarrollo inmobiliario y La Boca y Villa Real los menos construidos.

El dato es importante por su efecto multiplicador: la construcción es una gran impulsora del crecimiento económico.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario