Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 51%
Viento: Nordeste 26km/h
  • Sábado 28 de Noviembre
    Cubierto21°   29°
  • Domingo 29 de Noviembre
    Parcialmente nuboso21°   31°
  • Lunes 30 de Noviembre
    Nubes dispersas16°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

«Por una habitación y un living me pidieron 130 mil pesos»

Irene Fiscoya vive en el flamante barrio Papa Francisco. Desde el primer día de la toma, ocupa un terreno de 3 por 6 metros, con la ilusión de construir una casa para ella y sus tres hijos.

Por Valentina Herraz Viglieca
Email This Page
entrevistada_DSC0922

Irene Fiscoya es ocupante del flamante barrio Papa Francisco, de Villa Lugano. Tiene 35 años y con voz suave, bajita y serena cuenta de sus tres hijos de 15, 12 y una nena de 9. Llegó a la toma el primer día y se armó una “casita” con lona y madera: “Me avisaron que estaban tomando y, en realidad, yo vivía en una casa de familia compartida con mi suegra y mi marido que es muy violento. Yo me quería alejar de él y por eso me decidí a ir a la toma y estar sola con mis hijos y agarrarme un terrenito para estar con ellos”, explica.

¿Cómo es el lugar?

Chiquito, de 3 metros por 6. Chiquito pero igual no tengo otro lugar y voy a bancarme ahí hasta que logre una vivienda o lo que sea. Hasta el final.

¿Trabajás?

Sí, trabajo en el Programa Veredas Limpias para el Gobierno de la Ciudad. Son seis horas por día y gano 2.700 pesos por mes. No me alcanza para mantener a los chicos, no alcanza para nada.

¿Hace cuánto trabajás ahí?

Hace cinco años y nunca me propusieron nada de vivienda digna ni de mejor trabajo. En la toma unos pibes me amenazaron para que deje el terrenito. Yo no voy a salirme. Quiero tener mi casa y mis hijos merecen un lindo barrio, barrio y no villa. Para que estudien.

¿Van a la escuela?

Sí, los tres. El primero va a la secundaria y los dos más chicos a primaria. Los tres nacieron acá, son argentinos. Me gusta estar acá, vine porque la situación en Bolivia es mala. Dejé a mi familia lejos y llegas acá y a veces es peor o lo mismo.

¿Dónde vivías antes?

En la Villa 20, en una casa compartida. Compramos la casa entre familias, mi cuñado tiene su mujer, mi otro cuñado también tiene su mujer, tienen los nietos y siempre hay mucha pelea.

¿Cuántas personas vivían allí?

Mi suegra son cinco en dos ambientes; nosotros cinco en dos ambientes; mi cuñado son cuatro y mis otros dos cuñados tres y tres, cada familia en un ambiente. Yo preguntaba para comprarme casa pero no había. Me decían que el precio son 300 mil pesos o 250 mil pesos. Por una habitación con su living me pidieron 130 mil.

¿Cómo eligieron el nombre del barrio?

Vino el padre, hubo una misa, el padrecito habló, eran todos conocidos de la Villa 20 y después se inauguró con el nombre de Papa Francisco. Mi ilusión es que se urbanice, al Gobierno mismo le conviene que le paguemos. Que no digan que vivimos en la villa sin pagar. Todos estamos de acuerdo en pagar para vivir dignamente, como gente.

¿Cómo creés que sigue?

Quiero que se urbanice, que sea mejor, que no haya pasillos, que haya calles para vivir dig­namente con luz, para pagar como debe de ser legalmente. Por suerte los que hablan con el Gobierno son delegados que pusimos nosotros. Así que seguro nos van a dar.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario