Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 86%
Viento: Sureste 24km/h
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con probabilidad de lluvia19°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Militantes cibernéticos

La diferencia de estilos de las campañas de Macri y Filmus incluye el espacio 2.0.

Por Franco Spinetta
Email This Page

Algunos especialistas en la materia hablan de las redes sociales como el quinto poder. Otros, como Manuel Castells, asegu­ran que la «tecnología sólo está profundizando comportamientos antecedentes: son otra forma de llegar a los mismos públicos poli­tizados». Como sea: las elecciones 2011 en la Ciudad son la confir­mación de que la militancia 2.0 lle­gó para quedarse y cobra cada vez más importancia. Los equipos de campaña ven allí la posibilidad de ampliar el horizonte comunicativo.

El ballottage no sólo enfren­tará dos modelos de Ciudad, sino también dos formas de estruc­turar los mensajes a través de la web. Mientras el PRO hace un manejo más formal y corporativo, el Frente para la Victoria tiende a acciones descentralizadas pro­pias de una estructura que inclu­ye agrupaciones de diverso tipo y da lugar a las iniciativas de adhe­rentes y militantes. La explosión bloguera del kirchnerismo estu­vo en sintonía con el surgimien­to del programa televisivo 6, 7, 8. Luego del conflicto con el campo, los blogs K brotaron masivamen­te como forma de contrarrestar el mensaje de los grandes medios de comunicación.

se movimiento cibernético se mantiene e incluye a blogue­ros como Artemio López y Lucas Carrasco, quien tras­cendió a la televisión, pero también a La Cámpora, Mili­tancia Kreativa, Generación Políti­ca Sur -con Carlos Tomada tocan­do un bombo led- y numerosos blogs que, en forma desestruc­turada, hicieron campaña para el candidato del Frente para la Vic­toria, Daniel Filmus.

En Twitter, la lógica del kirchne­rismo se repite: tanto Filmus como Tomada eligen este medio para linkear hacia sus webs personales o bien para comunicar alguna re­flexión, aunque no existe una ho­mogeneidad en el discurso repetida por sus seguidores como sí la tiene el PRO. Apesar de su tono uniforme -un lenguaje demodé para el uni­verso cibernético- para el macris­mo, la militancia 2.0 tiene prioridad. Lo evi­denció Mau­ricio Macri cuando anunció a su compañera de fórmula a través de su cuenta en Twitter. Todos sus spots de campa­ña tienen su adelanto tanto en las redes sociales, como en los e-mails personalizados que el comando de campaña dispara a miles de casi­llas personales. Los funcionarios del PRO tienen un comportamiento ali­neado con las ideas que se lanzan desde la usina de Jaime Durán Bar­ba. En general, un «tuit» del jefe de Gobierno es «retuitado» en forma simultánea por ministros, legislado­res y militantes.

Además, los segui­dores del macrismo son expertos en explotar al máximo el Twitter, convertido en la vedette de las elecciones: generan a cada instante un «hashtag» con las frases de campaña, como #Jun­tosVenimosBien o #LaCiudadNo­sUne, y ganan presencia.

La comunicación 2.0 apasiona aunque lo que se gana en horizon­talidad y transparencia (en general los políticos manejan sus cuentas), se pierde en profundidad y re­flexión. La nueva política se escribe en 140 caracteres. Es un hecho.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario