Tiempo en Capital Federal

29° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Noroeste 22km/h
  • Martes 19 de Noviembre
    Nubes dispersas22°   26°
  • Miércoles 20 de Noviembre
    Cubierto23°   30°
  • Jueves 21 de Noviembre
    Cubierto con lluvias21°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Miguel Caneo: «La vuelta de Tévez me pone muy feliz»

El flamante refuerzo de Arsenal recuerda sus comienzos en Boca, la relación con Carlos Bianchi y su paso por el fútbol sudamericano.

Por Redacción Z
Email This Page
miguel_caneo

A poco de cumplir 32 años, el volante creativo entrena doble turno para “seguir cumpliendo objetivos y sueños en Arsenal”, donde otra vez será dirigido por Caruso Lombardi, como en sus dos anteriores etapas en Quilmes. Con la misma simpleza y claridad que tiene para jugar en el mediocampo, Miguel Caneo conduce sus palabras hacia el grabador del Diario Z, luego de la rutina en el gimnasio, para rememorar con cariño al técnico que lo hizo debutar en primera, Carlos Bianchi.

¿Se puede decir que Boca te formó como persona y jugador y que en Quilmes explotaste y te adoptaron como ídolo?
Sí, la etapa de Boca fue muy linda. Llegué con 15 años a la pensión, desde el sur. Me formaron y todo lo que me tocó vivir fue muy lindo a pesar de estar lejos de mi familia. En Quilmes, al principio fui un poco resistido, pero gracias al esfuerzo se fue generando un cariño especial con la gente, que hoy por hoy me sigue sorprendiendo.

¿Qué recuerdos tenés desde tus comienzos hasta el día que Bianchi te hizo debutar?
Fueron cuatro años en la pensión que disfruté muchísimo. Éramos muchos chicos, hice grandes amigos y todos teníamos el anhelo de llegar jugar en primera. A mí por suerte se me dio a los 19 años, fue como cumplir el sueño. Fue de la mano de Bianchi, en el año 2003, por la Copa Libertadores y en reemplazo de Cagna. Fue una etapa de un año y medio donde logramos cosas importantes. Ser parte de todo eso es algo que no me voy a olvidar nunca.

¿Bianchi fue como un padrino?
Sí, desde el primer momento me trató muy bien, creyó en mí y me dio la confianza para debutar en Primera División. Me bancó muchas veces y el tiempo le dio un poco la razón después de los 12 años de carrera que tuve. Sólo tengo palabras de agradecimiento para él.

¿Cómo fue aquel episodio contra Independiente en el que te defendió ante los insultos?
Ese día venía jugando por el sector izquierdo, pegado a los palcos. Y no me di cuenta de que se estaba peleando con un plateísta por mí. Lo raro no fueron los insultos, que son habituales, sino la defensa hacia mi persona. Luego, medio en chiste y como para hacerme reflexionar, me dijo que no juegue más mal porque si no no me iba a poder defender. Era una frase que solía utilizar para bancarte y también para exigirte.

¿Qué recuerdos tenés de la consagración de la Copa Libertadores 2003?
Fue muy especial, jugué los primeros tres partidos de titular. Luego tuve una lesión y Bianchi me bancó otra vez al no sacarme de la lista. Después, entré en las finales y es uno de los recuerdos más lindos que tengo. Carlos me decía que lo tenía que disfrutar porque no sabía cuándo me iba a tocar otro momento así.

Tuviste como compañero a Tevez ¿qué reflexión te merece su vuelta a Boca?
Me pone muy feliz, al que le gusta el fútbol se pone contento. Viene a aportar muchas cosas. A veces carecemos de buen fútbol y que venga Carlitos es importante. Pasamos momentos increíbles, él resolvía todo adentro de la cancha.

También te consagraste en el fútbol exterior. ¿Qué te dejó el paso por Chile y Colombia?
El Colo Colo de Chile es un equipo muy grande, fue una linda experiencia. Ganamos el torneo local y salimos subcampeones de la Copa Sudamericana. Compartí plantel con un gran grupo, la mitad jugaba en la selección chilena. Había grandes jugadores, como Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Matías Fernández. En Colombia, en Boyacá Chicó, un equipo con cuatro años de vida, quedamos afuera en el repechaje de la Libertadores pero después ganamos el campeonato local y volvimos a jugar la copa. Era un sueño para ese club, fui el goleador con 14 goles.

¿Cumpliste todos tus sueños en la profesión?
Siempre me voy poniendo objetivos y sueños. Me gustaría ser campeón con Arsenal y me ilusiono con la Sudamericana. Sigo cumpliendo el sueño de jugar al fútbol y lo disfruto, porque no hay nada más lindo que trabajar de lo que a uno le gusta.
Miguel Caneo cierra la entrevista con un sentimiento claro, con palabras precisas, como los pases que da dentro del campo de juego.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario