Tiempo en Capital Federal

15° Max 8° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 64%
Viento: Sureste 25km/h
  • Miércoles 22 de Septiembre
    Cubierto con lluvias11°   15°
  • Jueves 23 de Septiembre
    Muy nuboso con lluvias13°   16°
  • Viernes 24 de Septiembre
    Despejado12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Fracaso de los contenedores verdes: los retiran

Es el cuarto cambio. En los barrios más poblados quieren volver a la recolección puerta a puerta de los residuos reciclables. Las campanas verdes no funcionaron.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
campanas_verdes

Más idas y vueltas en la recolección de residuos. El gobierno retirará de los barrios más poblados las campanas verdes, esos contenedores para depositar basura reciclable que recolectan las cooperativas de cartoneros. La idea es volver al tradicional sistema de recolección puerta a  puerta.

El ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli, confirmó que los cartoneros coordinarán con los vecinos y pasarán a buscar el cartón, el vidrio y el plástico por las casas, edificios o puntos verdes.

Las declaraciones del ministro se suman a lo que ya había adelantado Pablo Di Liscia, subsecretario de Higiene Urbana, a Diario Z: algunas campanas verdes serán reemplazadas por otras mecanizadas. Las vaciarán grúas y camiones especiales.

“Nosotros siempre nos opusimos a las campanas verdes y por eso no permitimos que las pongan en los barrios por donde hacemos el recorrido. Desde un primer momento dijimos que no iban a servir”, opinó Alicia Montoya, directora de la cooperativa de cartoneros El Álamo, que recorre Villa Devoto, Villa Pueyrredón, Agronomía y Parque Chas.

Montoya afirma que el container para reciclables arruina el esfuerzo de los vecinos que separan la basura en sus casas. Basta con que alguien tire algo húmedo para que todo el material ya no se pueda reciclar. Por eso es frecuente ver campanas verdes abiertas con desechos que los cartoneros no se llevan.

“El gobierno nos entregó la gestión de residuos a las cooperativas pero no cumple con los contratos y no nos da los recursos para hacer frente al recambio tecnológico. Fue una manera de desentenderse. Encima, ahora busca justificarse diciendo que no funcionaron las campanas verdes porque las cooperativas no sirven”, se quejó Montoya.

Desde El Álamo denuncian que el gobierno nunca actualizó el dinero que le da a las cooperativas desde 2009. Y dicen que esa plata ya no les alcanza para brindar el mismo servicio con el que empezaron a trabajar. “La nafta aumentó muchísimo y no nos dieron ni un solo contrato nuevo para incorporar más recuperadores. No podemos abarcar más calles porque no tenemos recursos para hacerlo”, dijo Montoya.

Mucha basura y poco reciclado

Ya hace diez años que se sancionó de la Ley de Basura Cero. Ahí se establecía la cantidad de basura que, año a año, la Ciudad podía enviar al relleno sanitario del Ceamse en José León Suarez. En 2020, debía ser igual a cero. Sin embargo, esas metas están lejos de cumplirse.

Según la norma, los porteños tendrían que haber reducido su basura a 748 mil toneladas para 2012 y a 375 mil para el 2017. Actualmente, desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público dicen que la Ciudad genera 6.000 toneladas de basura por día y que la mitad de ese volumen se recicla y recupera. Una cuenta rápida permite comprobar que esto no es una buena noticia. Significa que la Ciudad entierra más de un millón de toneladas de basura, casi 350 mil toneladas más de lo que fijó la meta para 2012.

El subsecretario Di Liscia le dijo a Diario Z que una de “las trabas” para avanzar en el reciclado es la misma ley de Basura Cero que “no nos permite la termovalorización”. Esta tecnología convierte la basura en combustible. Muchos la objetan porque, dicen, es la forma moderna de llamar a la incineración, práctica prohibida por los genera gases tóxicos nocivos para la salud que genera.

A pesar de esta “traba”, pareciera que la Ciudad avanza hacia la termovalorización y proyecta dos nuevas plantas de Tratamiento Mecánico y Biológico (MBT): una en el sur, cera del Autódromo, y otra al lado de Ciudad Universitaria. Desde Higiene Urbana indican que estas plantas reutilizan el 60 por ciento de la basura y podrían llegar al 80 con la termovalorización.

“Las cifras que dan sobre las MBT son muy engañosas. De toda la basura que llega a la planta sólo se recicla un cinco por ciento. Otro 38 por ciento se transforma en una especie de tierra que también va al relleno sanitario y se usa para separar capa y capa de basura. O sea, lográs que te ocupe menos lugar pero igual la enterrás”, explicó a Diario Z el legislador ambientalista Adrián Camps.

Camps opina que la termovalorización afecta el medioambiente porque genera gases tóxicos. Pero que, además, es más barato reciclar plástico que quemarlo. «Para producir una botella de plástico nueva necesitás más energía de lo que te da si la quemás”, explica. Y puntualiza que quienes más contribuyen al reciclado son las cooperativas. “Los cartoneros recuperan más del diez por ciento de los residuos, más que las plantas MBT”, finaliza.

 

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario