Tiempo en Capital Federal

21° Max 17° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 87%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto17°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Máximo Ravenna: las dietas y el invierno

El polémico nutricionista asegura que el frío no es excusa para comer alimentos con más calorías.

Por Roberto Durán
Email This Page

En el invierno se come más. Da más fiaca hacer ejercicio. Es momento de chocolate y películas, en lugar de caminatas y ensaladas. ¿Serán ciertas todas esas afirmaciones? ¿necesario comer más cuando hace frío? Para romper algunos mitos sobre la temporada que atenta contra la balanza, Máximo Ravenna habla con sentencias, como quien relata verdades irrefutables. En charla con Diario Z, el médico y psicoterapeuta especializado en temas de obesidad y trastornos alimentarios habla de su fama de duro con sus pacientes.

En invierno tenemos que comer comidas más calóricas. ¿Eso es cierto o un mito?
Una parte y una parte. Hacer dieta a mucha gente le trae una sensación de frío porque baja lo que se llama metabolismo basal; es lógica la sensación de desasosiego y la búsqueda de calor corporal. Pero a veces las comidas sustanciosas y calóricas llegan para reemplazar otras cosas y para sentirse reconfortado. Hay ahí un pequeño bluff por tapar con la comida aspectos emocionales y buscar con eso confort ambiental.

Hay entre los cocineros y especialistas en gastronomía un discurso de que los argentinos comemos mal y poco balanceado. ¿Cuánto de esa conducta influye en el sobrepeso?
El argentino es muy carnívoro, como el italiano muy pastero y el francés ensaladero. De todas formas, creo que los argentinos comemos un poco de todo; quizá sí hay una costumbre nociva: nos gusta mucho el pan. Pero para nada podemos decir que comemos peor que en otros países. Como en todo, el exceso de cualquier alimento puede ser malo. Mi viejo, italiano, decía: «Cómo no van a estar mal del hígado los argentinos si comen tanta carne». La influencia de la propaganda también es muy fuerte.

Si la gente hiciera ejercicio físico de forma regular, ¿sus centros de asistencia no tendrían razón de ser?
La gente es perezosa. Y la gente gorda tiene una incapacidad física, además de sentirse ridículos; eso los lleva a evitar enfrentarse con la actividad física. Nosotros proponemos que vengan primero, que hagan tratamiento conductual y lentamente comiencen con el ejercicio. No le podés decir de un día para el otro que coma menos, que venga a las clínicas y que haga ejercicio. Vas a provocar el efecto jabón en la bañadera: se escapan. Y sería obvio señalar cuáles son los efectos positivos del ejercicio físico: despeja la mente, es antidepresivo, antidiabético y muchos etcéteras.

Usted tiene fama de muy duro y hasta de agresivo en las charlas de presentación con los que llegan a su clínica. ¿No es demasiado?
Tengo fama de frontal y tengo fama de transparente. Mi sistema genera diferencia con el del resto y eso incluye un juego-verdad de confrontación. No nos olvidemos que los pacientes son personas de alguna forma drogodependientes y tienen miles de excusas para no seguir con el tratamiento. Ante esa coraza y cierto capricho, tengo que ser firme y confrontar con ellos. Puedo ser duro, pero nunca agresivo.

¿Nunca?
El que te dice que soy agresivo es una persona que seguramente abandonó el tratamiento y hoy se mantiene gorda.

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario