Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Nordeste 26km/h
  • Sábado 28 de Noviembre
    Muy nuboso con lluvias21°   28°
  • Domingo 29 de Noviembre
    Parcialmente nuboso23°   31°
  • Lunes 30 de Noviembre
    Cubierto con lluvias20°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Más consorcistas, nuevas reglas de convivencia

Nuevas cláusulas en los reglamentos de propiedad horizontal. 

Email This Page
consorcios TAPA3 BUENA consorcios TAPA3 BUENA

Cada vez hay más consorcistas en la Ciudad. Entre el 70 y el 80% de los nuevos edificios de departamentos construidos en los últimos años en la ciudad de Buenos Aires son de uno o dos ambientes, de lo que resulta una mayor densidad de personas conviviendo en los inmuebles. Disfrutar de un edificio con amenities como una pileta de natación, un salón de usos múltiples (o SUM) o un gimnasio ya no es privativo de quienes viven en edificios lujosos. Por el contrario, el 80% de las nuevas edificaciones que se comercializan ofrecen estos servicios, lo que implica una mayor interacción entre vecinos. Y cada vez resulta más necesario que las reglas de funcionamiento y convivencia de los edificios, expresadas mediante los reglamentos de copropiedad, ayuden a que esa interacción entre vecinos sea armoniosa. “Si bien los reglamentos actuales contienen los elementos obligatorios, como determinación de porcentuales, detalle de las unidades y demás, no están contemplando, salvo en casos muy específicos, los nuevos servicios existentes en los emprendimientos”, asegura Daniel Tocco, presidente de la Cámara Argentina de Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (CAPHyAI). El nuevo contexto “Disculpame, pero el SUM no se puede usar hasta cualquier hora. -Mirá, cuando vos le hiciste el cumpleaños a tu nena nadie te dijo nada. -Sí, pero era sábado y hasta las 2 a.m., como dice el reglamento…”. Estos diálogos son comunes en los tiempos actuales y, para evitar que se conviertan en conflictos, algunas torres crean por vía de asamblea una subcomisión de vecinos encargados de administrarlo. Así lo explica a Diario Z Daniel Bracaloni, miembro del Instituto de Derecho de la Propiedad Horizontal del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal. Similares conflictos puede acarrear el uso de la pileta, sobre todo a la hora de acomodar invitados, amigos y parientes en un espacio limitado. El mayor desafío de los amenities es, entonces, reglamentar su uso. Así lo entiende Daniel Tocco, para quien “la falta de detalle en los reglamentos trae aparejado la invención de reglamentos internos de uso que a veces son de difícil aplicación y la gente no quiere cumplirlos”. Por esta razón, agrega, “las empresas constructoras deben tener especial atención en ajustar su texto a la realidad de lo que construyeron”. Las mascotas Cuando el reglamento hace silencio sobre la tenencia de mascotas, por ejemplo, se entiende que son admitidas. Ahora bien, si la mascota genera molestias, ¿puede modificarse el reglamento para prohibirlas? No es tan simple. En cierta oportunidad, la asamblea de un consorcio modificó el reglamento y exigió el desalojo de una mascota. Sin embargo, llegado el asunto a sede judicial, los jueces le permitieron quedarse, en tanto la modificación al reglamento no había sido inscripta en el Registro de Copropiedad. Además, indicaron que no había razón para “desalojar” a una mascota cuando no perturba con ruidos o de cualquier otra manera la tranquilidad de los vecinos. Más allá de incluir reglas claras en cuanto al uso de los espacios comunes y a la tenencia de mascotas, hay algunas cuestiones que los reglamentos ya no pueden dejar de considerar. Según indican los especialistas, los reglamentos deberían especificar con mayor claridad qué trabajos son a cargo del Consorcio y cuáles a cargo de los propietarios (hay una referencia general en la ley) así como definir reglas claras en cuanto a las mayorías necesarias para la votación en las asambleas y uso de los nuevos espacios comunes. Entonces, antes de comprar o alquilar, es esencial prestarle atención al reglamento.

Dónde conseguirlo
El reglamento de copropiedad y administración es la escritura pública exigida por la Ley 13.512 para que exista la propiedad horizontal. No es un instrumento exclusivo de los edificios de departamentos, sino que puede confeccionarse para cualquier
propiedad conformada por diversas unidades, como podría ser el caso de varias casas o PH en un único lote. Al comprar o alquilar una propiedad, el interesado debería recibir una copia del reglamento de copropiedad, para familiarizarse con las reglas del edificio. 
Si por cualquier motivo no lo obtuviera, es posible gestionar una copia en el Colegio de Escribanos, solicitándolo mediante una nota firmada donde se pida un “testimonio del Reglamento de Copropiedad y Administración”, incluyendo los datos catastrales del
inmueble y con la firma del solicitante certificada por un escribano.
El pedido debe cursarse en la calle Alsina 2280 (teléfono 4809-6900) de la ciudad de Buenos Aires, donde funciona el archivo del Colegio de Escribanos. La gestión demora ocho días y existe la opción de solicitar un trámite urgente, que se obtiene en dos días.

dz/lr 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario