Tiempo en Capital Federal

17° Max 16° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 97%
Viento: Nordeste 14km/h
  • Martes 18 de Junio
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Miércoles 19 de Junio
    Parcialmente nuboso12°   14°
  • Jueves 20 de Junio
    Parcialmente nuboso10°   14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Marcha atrás en la reconstrucción de la Casa Carriego

Un tribunal de cámara aceptó apelación del gobierno porteño, que debía reconstruir la casa del poeta en Palermo.

Email This Page
14457543_1089896554465153_2665469316135447222_n

La Cámara 2 del Fuero Contencioso Administrativo dio lugar a la apelación del gobierno de la ciudad respecto de un fallo en primera instancia, y ahora no tendrá que hacerse cargo de la reconstrucción de la Casa Carriego, en Palermo.

Se trata del inmueble ubicado en Honduras 3784, que habitara el poeta entrerriano Evaristo Carriego (1883-1912), autor de Misas Herejes y amigo del padre de Jorge Luis Borges. Justamente, Borges lo rescató del olvido en 1930 con un ensayo biográfico.

La Casa Carriego se recicló como biblioteca pública de la ciudad desde 1981, con un fondo especializado en poesía, de casi cinco mil volúmenes, pero permanece cerrada desde 2012. Ese año se la tapió y los vecinos denunciaron la intención de demolerla, algo que la ley impide al ser el inmueble patrimonio histórico de la ciudad.

Allí comenzó el derrotero judicial. El juez Víctor Trionfetti, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario N° 15, falló en contra del gobierno, ordenando la reconstrucción de la casa, dando lugar a un pedido de amparo.

La ciudad apeló y la Cámara 2 del Fuero Contencioso Administrativo le dio la razón. En el fallo de Trionfetti se estableció que la no inclusión de la Casa Carriego en un catálogo, en tanto patrimonio de la ciudad, fue una muestra de impericia y desidia de los funcionarios.

El tribunal de cámara consideró que si la casa no fue incluida por los encargados de hacerlo, en un catálogo que especificara que no podía alterarse su arquitectura, entonces no es patrimonio y por tanto el gobierno no está obligado a la preservación.

Los denunciantes apelaron este fallo en segunda instancia, pero mientras tanto, esto no impide que se retomen las obras en el frente de la casa.

DZ/JPC

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario