Tiempo en Capital Federal

13° Max 9° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 59%
Viento: Suroeste 19km/h
  • Martes 2 de Junio
    Parcialmente nuboso  14°
  • Miércoles 3 de Junio
    Nubes dispersas11°   14°
  • Jueves 4 de Junio
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Malena Guinzburg: «Me gasto mucho a mí misma»

Siempre cultivó la veta humorística. Se inició con su padre, Jorge Guinzburg, en radio y TV. Ahora brilla en teatro con Pucha.

Email This Page
malena-guinzburg fotos Gabriel Palmioli para Diario Z
malena_ tete
Anterior Siguiente

Una limonada con jengibre en una mesa de un pintoresco bar de Palermo colmado de cuadros, y una charla con Malena Guinzburg, en donde las risas están aseguradas y convierten a este encuentro en imperdible. Malena está haciendo Pucha, un espectáculo de humor –como lo define ella–, que le permite dejar de “castigarse” tanto a sí misma. Está renovada, se anima a maquillarse más, y hasta vino a la nota en bici pero sin casco para no despeinarse. Una Malena que divierte, despierta admiración y todo con una sonrisa que cautiva.
¿Hoy tuviste clase de tenis? Toda mi admiración.
Hasta que me veas jugar… ahí ya no me admirás más. Y recién vengo de canto, vos tuviste la culpa de que desafiné porque estaba pensando en nuestra nota.
¿Qué sucede con Pucha?
Está buenísima, quedo mal que lo diga, pero cuando hago cosas feas también lo reconozco. Es un show de humor, más que de stand up, lo hago con Pablo Fábregas, Fernando Sanjiao y Diego Scott, y lo dirige Diego Reinhold. Por suerte nos está yendo muy bien y es un relajo que todo fluya.
Sos la única mujer, ¿tenés la responsabilidad del discurso femenino?
Nunca me salió la cosa de típica minita, no te voy a hablar de depilación, por ejemplo, me aburre. Aunque, ahora, estoy tratando de ser más femenina.
¿En qué sentido?
Me vistieron con vestido y lo acepté, por ejemplo. Yo me gasto mucho a mí misma, en este espectáculo traté de no castigarme tanto y fue un ejercicio difícil.
¿Por qué hasta ahora no estabas tan conciente del pelo o de la ropa?
Siempre fui muy acomplejada, el tema del peso me traumó demasiado, aunque pueda hacer humor con eso. No me quería vestir, me quería tapar. Me cuesta mucho sentirme sensual. Si me decís “ay que linda” no sé qué hacer, me bloquea. Y ahora me estoy dando cuenta de que uno se siente mejor cuando está más arreglada. Hoy no me vine con el casco de la bici porque si me lo ponía me arruinaba el pelo, podía morir atropellada pero divina.
Es la franqueza de los pensamientos que tenemos todos.
Yo sé que estoy más cómoda en zapatillas, pero que si me pongo un taco cambia la postura. No es lo mismo mirar a alguien desde mi altura a mirarlo de más arriba.
¿Qué planteas en Pucha?
Hablo de que soy tibia en un momento donde hay que fanatizarse con todo. Por ejemplo, empecé a correr pero no soy runner ni quiero serlo. Simplemente, quiero hacer un ejercicio sin fanatizarme.
La palabra sería “equilibrada”. ¿Debés de tener mucha adhesión del público?
Sí, aunque no me animo a meterme en política porque siento que no soy muy buena para hacer humor sobre eso, no me sale. En un contexto donde hay tanta irascibilidad, decís “paremos un poquito”.
Malena, tener nombre de tango.
El otro día me enteré que si era varón me iban a poner Ronald. En épocas de baja autoestima, que hubo varias, lo único que me gustaba era mi nombre.
¿Cómo empezaste? Me acuerdo que eras productora de radio.
Amo la radio, empecé con mi viejo en El ventilador, fue como ir a Harvard. Al principio atendía los teléfonos, no había internet ni celular. Hoy pensás que era imposible hacer radio así pero se hacía.
¿Cómo era laburar con tu viejo?
Genial, nos reíamos mucho, había como reality al aire, ¡me pegaba unos gritos! Seguí con él, en La Biblia y el calefón, aunque siempre quise volver a la radio porque es como mi casa.
¿Vos te das cuenta cuando necesitás un cambio?
Donde más duré fue en Metro y medio, cuatro años. Cuando pasé de la producción al aire fue como un duelo, me costó mucho. Necesito cambiar, aunque le tengo bastante miedo a los cambios. Me angustia dejar las cosas porque me encariño mucho.
¿Y hay otras novedades?
Hasta hace poco estuve con todo el proceso creativo de Pucha, esas etapas me encantan pero son angustiantes. Ahora, por primera vez, estoy con tiempo de ocio y sin preocuparme por hacer algo. Es raro, porque mis fines de semana son lunes, martes y miércoles, a contramano del mundo.
¿Qué lugares te gustan de la ciudad?
Amo el Paseo La Plaza, es otro universo donde podés tomar un cafecito, tenés salas de teatro y negocios lindos. También El patio de los naranjos, hay bares y un naranjo. Ese lugar es pura felicidad.
Y la felicidad a Malena se le nota en su sonrisa, que resalta al pintarse la boca y marcarse los ojos, y la misma que inspira cuando conversa.

En pocas palabras:

Humorista. 37 años.
Trabajó en televisión, radio y teatro.
Empezó su carrera como productora radial en El ventilador, que conducía Jorge Guinzburg.

PUCHA: El Paseo de la PLaza.  Av. Corrientes 1660. Viernes y sábado 0.30hs. Entradas desde $200

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario