Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 63%
Viento: Sur 21km/h
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   21°
  • Jueves 1 de Octubre
    Muy nuboso13°   19°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Madres contra la trata: cómo buscar a las víctimas

Margarita Meira, la fundadora, dice que sólo en noviembre rescataron a cuatro chicas y que ya saben en donde está la quinta. Pero que no cuentan con la policía ni con la Justicia.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
madres_victimas_de_trata2

“Si no encontramos a las chicas en los primeros días que desaparecen, después les perdemos el rastro o las encontramos muertas”. Lo dicho por Margarita Meira, fundadora de la asociación Madres de la Víctimas de Trata, puede sonar duro. Pero lo aprendió luego de 24 años de una lucha que comenzó cuando le secuestraron a su hija.

Algo así les dice a las familias que se acercan al local que la agrupación tiene en Santiago del Estero 1662, en el barrio de Constitución. Todas llegan por el mismo motivo: porque les desapareció una hija, una hermana, una amiga. “No hay que esperar, hay que hacer presión, salir a la calle, convocar a la prensa, ir a los prostíbulos, entrar en las villas”, explica Meira.

Así se salvó Melina Santomé, la joven de 24 años que estuvo cinco días secuestrada en la villa 31 y fue rescatada el sábado 28.

Los amigos y familiares de Melina descubrieron que se había contactado con un hombre de la villa 31 para comprar marihuana. “Fueron muchos y en moto, rodearon la villa y presionaron para entrar hasta que se la entregaron. Melina se salvó de milagro, estuvo a punto de caer en una red de trata”, explica Meira.

Según la ONG, en la Ciudad hay 1.200 prostíbulos y en cada uno hay alrededor de diez chicas secuestradas. La información la relevaron ellas mismas y dicen que está a la vista de quien quiera verla.

Sólo en noviembre Madres de la Trata rescataron a cuatro chicas y ya descubrieron en qué prostíbulo está la quinta. Pero no pueden contar nada, ni pedir ayuda, la tienen que rescatar ellas mismas. Dicen que si el dato se filtra o llaman a la policía, la información llega a los dueños del prostíbulo y la mandan a otro lugar o la venden.

“Las chicas no desaparecen, están en los prostíbulos”, asegura Meira.

La referente explica que la mayoría de las chicas secuestradas son marcadas previamente. Suelen ser chicas vulnerables con problemas de dinero, de drogas o alcohol. Es menos frecuente que las secuestren al voleo, a una chica que va sola a una entrevista de trabajo o en la calle.

“En el momento que las secuestran las llevan al prostíbulo más cercano y, en general, las ‘hacen debutar’ los jefes de las bandas narcos. Después las entregan y las violan hasta veinte veces por día”, explica Meira.

Desde la organización cuentan que cuando las madres las contactan están psíquicamente destruidas, no saben a dónde acudir ni qué hacer. “La conexión entre las bandas de trata, los narcos, los políticos y la justicia es enorme. Estamos solas. Por eso cuando llega una madre le decimos que se ponga de pie y salga a la calle”.

El consejo para los familiares de las chicas desaparecidas es hacer mucho ruido: cortar la calle, ir a los prostíbulos, llamar a las organizaciones, a la prensa y presionar a los fiscales para que allanen.

 

Perfil: Margarita Meira vivió el drama de la trata en carne propia. Su hija, Graciela Susana Becket, fue secuestrada en 1991, tenía 17 años. Meira estaba embarazada pero decidió no parar hasta encontrar a su hija, viva o muerta. Dejó de trabajar, vendió todas sus cosas y, como ella dice, empezó a caminar. Así descubrió en que prostíbulos había estado su hija. Un año más tarde, la encontró muerta.

madres_victimas_de_trata

 

DZ/ah

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario