Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Sureste 24km/h
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas10°   15°
  • Sábado 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso  11°
  • Domingo 4 de Octubre
    Cubierto11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Macri y los mundos posibles

Mientras se acercan las elecciones, la falta de candidatos conocidos avivan el debate dentro del PRO.

Por Laura Mendoza
Email This Page
Mauricio Macri

Mientras pide disculpas por los brutales aumentos del ABL y su clientela electoral masculla la bronca de comprobar que con ese impuesto no han mejorado en nada ni la recolección de basura ni la limpieza en la ciudad, Mauricio Macri deshoja la margarita de la tómbola electoral 2013. Más allá de los problemas de gestión que parecen insolubles y se amontonan como pasajeros en hora pico –por ejemplo, la ley del subte–, la “interna” recrudece como si se tratara de un partido nacional en vísperas de alzarse con el poder, y no de una fuerza vecinal que apenas puede ocultar sus limitaciones para lograr un armado competitivo de cara a las elecciones de medio término.

Quienes cortan el bacalao en el PRO van tomando posiciones urgidos por lo inevitable. Si las elecciones fueran en enero del año próximo –por poner una fecha de fantasía–, apenas contaría con el economista Carlos Melconián, el ministro de Seguridad Guillermo Montenegro, y los intendentes de San Isidro, Gustavo Posse y de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino. Perdería claramente el estratégico bastión bonaerense y Macri retrasaría su pretensión presidencial varios años.

Fue por eso, y debido a la deserción de Gabriela Michetti (el único miembro del staff que mide bien a ambos lados de la General Paz, según la encuestadora Poliarquía, propiedad, entre otros, de Ramiro Tagliaferro, esposo de María Eugenia Vidal), que Jorge Triaca lanzó el globo de ensayo de la candidatura de Macri a diputado nacional por Buenos Aires. El jefe de Gobierno se sigue oponiendo, pero sabe que no puede contar con una alianza con su ex socio Francisco De Narváez, y que deberá hacer frente al juego de pinzas armado en el distrito por Daniel Scioli y Sergio Massa. El PRO, es evidente, necesita una figura de peso cruzando el Riachuelo.

Son muchos, dentro del partido, los que alegan que Macri debería jugar esa carta si quiere ser presidente en 2015. Uno de ellos es Emilio Monzó, designado por el alcalde para trabajar específicamente en el armado político hace un año. Según dicen, no pierde las esperanzas de convencer a Michetti.

No piensa así Marcos Peña, el hombre más fuerte del gobierno porteño. Dueño de un gabinete en las sombras que altera el sueño de quienes quieren suceder a Macri en 2015 y mentor de la ex vicejefa allá por 2002 (aunque hoy tienen posturas irreconciliables), Peña no ve con malos ojos una postulación de Macri a Presidente. Cree que ni Scioli ni Massa están en condiciones de romper con el kirchnerismo. “Por eso hay que confrontar con ambos, pegarles duro, construirlos como enemigos”, dicen que sostiene el joven Peña.

La estrategia es prístina: si a cualquiera de los dos se le ocurriera jugar por afuera del paraguas K, eso inevitablemente redundaría en pérdida del caudal electoral para Mauricio.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario