Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 46%
Viento: Sur 20km/h
  • Viernes 4 de Diciembre
    Muy nuboso16°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Nubes dispersas15°   21°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Macri-Michetti: Volver a empezar

Gabriela Michetti, dispuesta a ser compañera de fórmula de Mauricio Macri.

Por Laura Mendoza
Email This Page
7544491-macri_michetti390.jpg

Gabriela Michetti estaría cerca de acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial. El anuncio se realizaría muy pronto, despejando así una de las mayores incógnitas de la campaña.

La cuenta regresiva hacia la medianoche del 10 de junio no se detiene y, como quedó claro, aceleró las  definiciones. Ese día es la fecha límite para inscribir los partidos y las alianzas que participarán de las PASO del 9 de agosto. El 10 de junio, había dicho Macri en su momento, se sabría quién sería su acompañante en la fórmula. Lo mismo deberán hacer sus competidores, Daniel Scioli y Sergio Massa.

Por ahora, Macri sigue deshojando la margarita, parado en el centro del núcleo duro de la toma de decisiones en el PRO, junto a Marcos Peña y Jaime Durán Barba.

Convencidos de que los números le dan para apostar a una dura polarización con Daniel Scioli, y con Massa en caída libre –abandonado hasta por los mismísimos fundadores del Frente Renovador, tal es el caso del intendente de Olavarría José Eseverri, la bala de plata contra el massimo–, en el partido amarillo van tomando decisiones que, aunque habían sido anticipadas, no estaban confirmadas del todo. Hoy se sabe que no habrá ningún tipo de entendimiento con el Frente Renovador. Ni siquiera en la provincia de Buenos Aires, donde cabía una mínima posibilidad. Macri no quiere a Massa. Y Durán Barba no quiere saber nada con exponer la imagen del ingeniero junto a sus socios, Ernesto Sanz y Elisa Carrió. La semana pasada, Sanz salió a presionar a Macri con la idea de tejer algún tipo de acuerdo con Massa, aunque más no sea dentro de los límites bonaerenses. Carrió hizo lo mismo, pero con Francisco de Narváez como ariete. Carrió, en pleno intento de seducción, llegó a bancar al Colorado en su aventura punitiva hacia la agencia de noticias Nova, donde molió a trompadas a su editor, lo que le valió una reprimenda del propio Macri.

En el PRO saben que el negocio es la polarización. Por dos motivos: en la mesa de arena, ya hay quien admite la posibilidad (hacia adentro) de que Scioli pueda ganar en primera vuelta. Y que no sería un negocio menor que el PRO quedara convertido en la principal fuerza de la oposición. El segundo motivo lo acercan las encuestas. Según las usinas amarillas, María Eugenia Vidal ya mide tanto o más que De Narváez (alrededor 26 puntos). Y sus posibilidades de crecimiento están directamente asociadas a deseo de “cambio” que, según los amarillos, llega al 60 por ciento contra un 40 que elige la continuidad.

Falta resolver ahora el segundo término de la fórmula. Allí volvió a renacer la vieja prédica del asesor estrella Jaime Durán Barba. Todas las miradas están puestas ahora en Gabriela Michetti, quien había rechazado integrarla. Entre Macri y Michetti todavía hay resentimientos no saldados desde las PASO de la Ciudad, pero todo puede ser. Sobre todo porque a quien sí quisiera que lo acompañara, Marcos Peña, lo demandan múltiples tareas de dos campañas electorales: las de la Ciudad –Rodríguez Larreta aventajaría a Lousteau por 20 puntos– y las nacionales. Aunque sea por la carga simbólica de su apellido, el que sigue en carrera es Rogelio Frigerio.

Falta menos de una semana para saberlo y sumergirse en el vértigo de la hora de la verdad.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario