Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 66%
Viento: Este 25km/h
  • Jueves 2 de Diciembre
    Nubes dispersas17°   23°
  • Viernes 3 de Diciembre
    Muy nuboso18°   24°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias20°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/12/2021 16:18:24
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Luis Brandoni: «Tuve la dicha de vivir de mi trabajo»

El reconocido actor repasa pasajes de su carrera y revela detalles de Tokio, la película de amor que filmó con Graciela Borges y que está cerca de ser estrenada.

Por Teté Coustarot
Email This Page
brandoni

Ya había venido el día del estreno, hace casi dos años, y ahora me reservé el privilegio de conversar con Luis Brandoni en las butacas del teatro Liceo, el teatro más antiguo del país, antes de la última función de la obra Parque Lezama en Buenos Aires, con la que emprenderá una gira por el interior.

Luis se demoró un poco porque la gente lo detenía en Rivadavia y Paraná para felicitarlo. Estábamos a pasos del Congreso de la Nación, el mismo que durante ocho años lo vio desarrollar su labor parlamentaria como diputado y, ahora, del otro lado de la plaza, lo veía ingresar en el teatro con la misma pasión.

Te veo entrar en el teatro y es como si fuese tu casa, Luis.
Y sí, Teté, son muchos años de profesión. Además, estamos acá desde junio de 2013.
¿Te encontraste con más matices, desde aquel primer día?
Sí, sino sería repetir y el asunto es ése. Me ha preguntado tanta gente si no me aburro de hacer siempre lo mismo, y respondo que “no”, porque lo que cambia es el público, nada menos que el destinatario. Todo lo que interviene en la obra, el público y nosotros, hacemos que no sea una rutina, y se va enriqueciendo con la mirada del director. Hay una necesidad renovada de hacerlo bien, y además, es muy difícil hacerlo todo igual. Una vez firmé diez veces un papel en blanco y no hubo una firma igual a la otra.

El Parque Lezama es un lugar emblemático, ¿cuáles son los tuyos?
El Parque Lezama es uno de ellos. Yo vivía en Dock Sud y el parque era mi paso obligado para ir y volver de la escuela. Tengo un recuerdo de la infancia de ese parque: lo que hoy es un anfiteatro, antes era un rosedal con un espejo de agua y peces de colores. También hay lugares en Devoto que me parecen hermosos, como el barrio de mí adolescencia, el de River y algunos cafés y aledaños.

Además sos un gran conversador y el bar es el ámbito perfecto para vos.
Sí, y entre tantos, La Biela es extraordinario con ese gomero de la India que es una cosa gloriosa. Me gustaba la antigua calle Corrientes, también. Aquella de los años 60 y 70 que era una fiesta que nunca paraba, uno entraba en los restaurantes y tenías cuatro o seis mesas donde sentarte porque estaban los amigos.

Me acuerdo que una vez fuimos a comer a tu casa y dijiste “¡Momento, escuchen esto!”, y pusiste “La yumba”. Tenías una admiración profunda por Pugliese.
Enorme, desde muy niño. Me crié con mi hermano hincha de Pugliese. Ya a los nueve años me iba a un bazar de la calle Leandro Alem a comprar discos de Pugliese y, a los once, me colé por primera vez en un baile en el Sportivo Dock Sud donde tocó. La vida quiso que por esos azares yo le planteara al presidente de aquel entonces que lo recibiera cuando cumpliera 80 años; y así fue; lo recibió el doctor Alfonsín y para mí fue una gran satisfacción. Esa reunión significó la decisión de que Pugliese hiciera su recital en el Teatro Colón y me eligió a mí para presentarlo.

Hiciste cosas fabulosas en televisión.
Sí, una de ellas fue Mi cuñado, que estuvo al aire seis años y es un recuerdo hermoso de mi vida. Además trabajé mucho, lo último fue el cura Francisco, en El hombre de tu vida, fue un personaje divino.
¿Qué hacés si tenés que escribir tu curriculum? Seguro que no cabe todo lo que hiciste.
Y son 52 años de carrera. Tuve la dicha de vivir de mi trabajo y eso es invalorable. Hay cosas de las cuales no me acordaba que las había hecho.

Te recuerdo en Made in Argentina, la obra basada en Made in Lanús.
Made in Lanús fue una obra extraordinaria, un clásico del teatro argentino. Y tenía una particularidad: fue el único caso en la historia del espectáculo argentino que se daba Made in Lanús en el teatro y Made in Argentina en el cine, simultáneamente, y las dos con éxito. Es el único testimonio en el teatro y en el cine de la transición democrática. Nelly Fernández Tiscornia, esa autora maravillosa, tuvo el coraje de hablar de lo que nos estaba pasando en esa etapa. Ésos y los que vivo ahora, fueron los aplausos más emocionantes que escuché en mi carrera.

Ahora se viene la gira de seis meses por el interior del país.
Eso y estamos en vísperas de estrenar una película con Graciela Borges, se llama Tokio, que es de amor.

¡No sé nada de esa película!
No, nadie sabe nada.

Contame por favor de qué se trata.
Es una película de amor con dos veteranos que se conocen, cuenta una historia con cosas entrañables, le tocamos un poco el corazón a la gente. Engaña el nombre porque Tokio es el nombre de un bar. La dirigió Maxi Rodríguez y tengo la impresión de que le va a gustar al público.

Después de la nota, me enteraría de que esa noche la gente aplaudió de pie a esos viejitos que encarnan Luis y Eduardo Blanco. Pero que esta vez fue diferente: les habían pedido que no se vayan. Yo tuve el privilegio de hablar con Luis, antes de que se bajara el telón.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z