Tiempo en Capital Federal

17° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 88%
Viento: Nordeste 31km/h
  • Viernes 23 de Octubre
    Muy nuboso17°   21°
  • Sábado 24 de Octubre
    Cubierto18°   22°
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con lluvias18°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Luciano Cáseres: ‘No alcanza con ser bonito para ser villano’

El galán abandonará pronto la máscara del malvado David Nevares Sosa.

Por Magalí Sztejn
Email This Page

Entre las grabaciones y los ensayos, Luciano Cáceres define su vida como «un bolonqui». Por las tardes deja a David Nevares Sosa y se pone el traje de director para El cordero de ojos azules. Después vuelve a su papel de actor para el proyecto autogestivo Ésa no fue la intención y la obra de Javier Daulte 4D óptico. El protagonista de Mala, la próxima película de Adrián Caetano dice estar agradecido por vivir de un oficio que, si bien hoy lo consagra a nivel masivo, eligió «desde que tenía uso de razón», incluidas las cinco veces que se anotó en el CBC en busca de «algo más continuado» y terminó abandonando.
¿Cómo te llevás con la masividad que implica el prime time?
El problema no está en la masividad. Creo hay algo en la energía de uno que atrae más quilombo o no. Tengo la suerte de hacer de villano, porque eso genera distancia. El cambio lo noto en la pérdida del anonimato. Mi suegra falleció hace poco y en el hospital se acercaban a pedir un autógrafo. A veces la gente no se da cuenta de que estás en una situación que no es la ideal. Igual, mientras pueda estar tranquilo y seguir trabajando, me la banco.
¿Qué aspecto de los actores fascina a la gente?
Sé que somos muy particulares. No estás cargando bolsas, pero por ahí estás llorando dos días, porque te tocaron escenas de llanto. Es otra adrenalina. Creo que la fascinación la pone el otro, que no se imagina cómo es esto. Desde que sos chico te están preguntado: «¿Cuando te das un beso no te pasa nada?, ¿y cuando tenés escenas de sexo?». Las preguntas siempre tienen que ver con ese mundo mágico que es construir otras vidas.
¿Encontrás una constante en tus personajes?
Por ahí en la tele hago más de malo, porque debo tener una cara particular, una mirada fuerte. No alcanza con ser bonito para hacer de villano. Para estos papeles se necesita ser actor, y para los roles de buen pibe, con ser lindo ya está bien. A las chicas les gusta, vende, vamos para adelante. Lo que a mí me toca actuar en El elegido es complejo. David siempre está enredado, es bisexual a la vez sensible y violento, además tiene comicidad. Alguien sin formación no podría hacerlo.
Al formarte en el teatro, ¿tuviste que lidiar con los prejuicios respecto de la televisión?
Cuando hice Patito feo, mucha gente me criticaba, pero lo hacía para vivir y además me enseñó cómo es la voracidad del laburo en la tele, eso de meter veinte escenas por día sin tanta preparación. Además de ser un arte, es un oficio. Aprendés a decir una letra, a ponerle tu emocionalidad a un personaje, a darle vida a una puesta. Trato de combinar que me resuelva lo económico y hacer el proyecto que quiero. El año pasado laburé seis meses por plata y los otros seis hice cosas en las que ponía plata. No me puedo quejar, porque estoy viviendo de lo que me gusta. Es un privilegio. Muchas veces te das cuenta de que uno no elige, sino que los proyectos te van eligiendo a vos.
¿Sería el destino, entonces?
No sé. Que yo esté ahora en este papel, que no haya estado haciendo otra cosa, teniendo laburo afuera. Igual estoy muy agradecido a mi formación, de dónde vengo, quiénes son mis viejos que me enseñaron a valorar el laburo y me tenían mucha confianza.
Volviste a dirigir a Leonor Manso en El cordero de ojos azules.
Nos queremos mucho. Es una actriz y una persona increíble. Haber hecho Psicosis nos unió laboralmente y en la vida. Terminamos compartiendo cosas duras y lindas que nos tocaron vivir en estos cincos años. Mientras no teníamos proyecto una vez por semana, hablábamos una hora por teléfono. Somos familia. Hay algo de que nos adoptamos.
¿Cómo hacés, entre tantos proyectos, con tu paternidad?

Estoy trabajando mucho, pero cada huequito que tengo, intento estar ahí. Igual creo que todo tiene que ver con la calidad. Estar en la convivencia tres horas y disfrutarlo está buenísimo. Tengo una gorda que me dice «hacé la mema rica, papi», a las cuatro de la mañana. Tengo ofertas para trabajar afuera el año que viene, pero teniendo familia no podría ponerlas en primer lugar.
¿Cómo sentís la Ciudad?
Me encanta, con todas sus cosas buenas y malas, con su caos de tránsito y su hiperactividad cultural, lo cosmopolita que es. Creo que es así porque nosotros somos así. Yo me crié en el Bajo Flores, después me fui a vivir a Boedo y a San Telmo. Bien barrios. Y el Bajo Flores quizás más marginal todavía. Ahora vivo en San Isidro, que es otra historia, muy tranquilo y muy verde, pero también cerca del río.

En pocas palabras

• Debutó en televisión en 1998, en la tira Gasoleros.
• Su primer film fue La ciudad del sol.
• Está casado con la actriz Gloria Carrá.
• Es papá de Amelia, de un año y 8 meses.

 

 

DZ/LR

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario