Tiempo en Capital Federal

21° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Nordeste 12km/h
  • Miércoles 14 de Abril
    Despejado17°   21°
  • Jueves 15 de Abril
    Despejado18°   22°
  • Viernes 16 de Abril
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Los Tipitos: “la canción pop es lo que mejor nos sale”

Los integrantes del cuarteto marplatense repasan veinte años de carrera musical y comentan los temas de su nuevo disco de estudio, Push.

Por Federico Raggio
Email This Page
los_tipitos

Luego de sacar Armando Camaleón en 2004, un disco lleno de buenas canciones, como “Campanas en la noche”, “Brujería”, “Silencio” y “Algo”, se consolidaron como una de las mejores bandas de pop-rock del país. A la sala de ensayo, a mitad de camino entre La Paternal y Agronomía, llega puntualmente Pablo Tévez (batería y coros). En seguida aparece Raúl Ruffino (guitarras y voz), que saluda con una sonrisa amplia. Luego arriba Walter Piancioli (guitarras, teclados y voz) y comienza a cebar unos mates. Federico Bugallo (bajo y coros) tarda un poco más en sumarse a la charla con Diario Z.

Con casi 20 años de carrera en los que trabajaron con artistas tan talentosos y disímiles entre sí como León Gieco –quien los ayudó en sus comienzos–, Javier Malosetti, Lito Vitale, Claudio O’Connor, Los Pericos, Ale Sergi, Walter Ríos o el “Negro” García López, todavía insisten con lo que mejor les sale: la “canción”. No por eso dejan de incursionar en géneros, como el reggae y el tango en “Push”, en el álbum número 12.

¿Cómo fueron sus comienzos?
Raúl: Éramos muy hippies. Willy (Walter Pancioli) era el único que estaba más o menos establecido. En su casa había un piano y tenía una vida social importante. Él recibía a todos los amigos, parecía “el padrino”. Todos venían con problemas musicales y él te los resolvía. Nos conocimos mucho antes de formar Los Tipitos. Parecía como que iba para cualquier lado nuestra vida, no teníamos un rumbo fijo, pero siempre terminábamos juntos tocando. Fede y yo dejamos nuestros laburos porque requería mucho esfuerzo la banda, ya que no teníamos instrumentos: teníamos que hacerlos, lo cual no quiere decir que teníamos un taller de luthería, pero agarrábamos cosas que sonaban parecidas y las usábamos como instrumentos.

Walter: Sí, en mi casa tenía un Winco y había muchos discos de folklore y rock, había desde Leonardo Favio hasta La Máquina de Hacer Pájaros o Invisible. Cuando comenzamos con la banda, trabajamos en algunos bolichitos, entonces habíamos armado un kiosco así: teníamos una carpa armada en un camping en San Bernardo y otra en uno en Villa Gesell, íbamos y veníamos. Tocábamos en el boliche, nos “garpaban” y de ahí volvíamos a Gesell, donde seguíamos tocando en la calle.

¿Les sirven hoy esas experiencias?
Raúl: Sentimos que tocamos casi con cualquier cosa. En eso tenemos confianza, y después el trato con la gente, muchos años de calle, de colectivos, de trenes, eso te foguea… como que le perdés el miedo a que estén todos sentados con corbata, ¿viste? Y vos tenés que estar haciéndote él que no le tenés miedo a nada.

Pablo: Por otro lado, creo que también tratamos de fijarnos en la humildad de esos grandes como León (Gieco) o Malosetti, que son sencillamente gente común como cualquier tipo. León nos bajó a tierra cuando creíamos que habíamos llegado a lo máximo y, en realidad, estábamos empezando: “Chicos, ustedes tienen que salir a vender el disco ahora, a ponerle el pecho, con la gente en la calle”.

¿Cómo fue el proceso de producción de Push?
Federico: Hicimos cuarenta y pico de canciones. Primero, yo empecé a escribir un montón de cosas y se las di a los chicos. Se comenzó luego a trabajar las que más nos gustaban a todos, las que nos divertían y nos motivaban a tocar. Y después, a retocar letras.
Pablo: Compusimos exclusivamente para el disco, no teníamos cosas de antes. En todos los discos la producción inicial la hacemos los cuatro, porque nos juntamos a armar las canciones.

¿Eligen producir sus álbumes por una cuestión artística?

Walter: A mí me parece que los productores muchas veces trabajan más para la discográfica que para la banda. En ese sentido, le daría un poco más de bola a la inquietud del artista que tratar de asegurarme y de entregarle a la compañía un disco con muchos cortes, a riesgo de acotar un poco lo artístico. Creo que no te hace más exitoso un disco si vos tratás de encasillar a la banda en un estilo. Quizá desde hace 8 años que venimos sonando en el oído de la gente; eso te da una inmediatez… una mejor llegada.

Raúl: Además, Willy era el más indicado para ello, ya que la producción tiene que ver con el seguimiento del trabajo. Siempre hay uno que decide, si no entre cuatro no llegás nunca a una decisión.

Además de “La ley de la ferocidad” basada en la novela homónima de Pablo Ramos, ¿hay otras canciones que tocan la temática de la muerte y cuestiones existenciales?

Walter: Puede ser verdad que en este disco se habla mucho de la muerte, quizá sin nombrarla, pero se habla de situaciones ligadas a ella, no lo había pensado así.

Federico: Leí el libro y es verdad que hay algo de la muerte en el disco. “Mil años” es una canción a una persona que falleció y “Funeral” es la historia de un difunto que se ve a sí mismo. Y bueno, en “La ley de la ferocidad”, el libro empieza cuando al protagonista se le muere el padre; entonces él, que es un adicto recuperado, empieza a recordar su vida. Yo creo que cuando vas creciendo un poco, el tema te empieza a pegar. A mí me pasó que se murió mi mujer; entonces me quedó mucho en la cabeza toda la cuestión. Por ahí el disco tenga bastante de eso.

¿Cómo definen su estilo?
Walter: Es la “canción”. El estilo estaría en la composición, en los giros melódicos, en los estribillos, en los puentes y en las intros; los coros también, ese “color” de las voces. Eso es lo que da un estilo. Eso pasa en “Flor negra” o “Silencio”, hay como una cosa así…
Raúl: Sí, opino lo mismo: que inconscientemente es como que nos formamos de esa manera y nos parece que la música es así. Aparte, es lo que mejor nos sale… ¡Te lo puedo apostar!

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario