Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 47%
Viento: Suroeste 13km/h
  • Viernes 24 de Mayo
    Nubes dispersas12°   18°
  • Sábado 25 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Domingo 26 de Mayo
    Cubierto14°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

“Los que pelean se aman”: mentira, chicos, dejen de molestar

Vera Killer discute, sin ánimo de cautivar a nadie, la discusión como método de seducción. Y de bonus (atención, lectoras) cuenta su secreto para tener tan nutrida agenda de muchachos.

Por Vera Killer
Email This Page
vera box

No soy mala o intolerante. Uno de los chicos que más me gustan en el mundo se tira eructos cuando me dice cosas románticas y algunas veces hasta mientras nos revolcábamos. Y yo me muero de amor. Otro con el que solía salir hace unos años se desmayó en el baño (de los nervios, alegó más tarde) en nuestra primera cita (tuve que ir a rescatarlo, con mozo y cajero). Mi primer novio una vez me regaló matapiojos para mi cumpleaños, y seguí con él muchos más años.

A mí me gusta el sexo y la variedad, y mi secreto para tener esta nutrida agenda de experiencias es que no me dejo dominar por fobias o pruritos. Realmente creo que empezamos a morirnos el día que nacemos, por eso quiero vivir mucho, todo el tiempo, y no me niego a nada que pueda aportarme alegría. Y a mí, acúsenme de básica si quieren, me da alegría comer y también lo mismo, pero cambiando la m por j (yo no lo escribo con g, pero eso es tema de otra columna). Así que no me niego casi nunca a ninguno de esos dos placeres.

Lo casi único que me despierta rechazo inmediato y absoluto es la peleita seductora.  Puf, qué aburrido, que todo lo contrario logra. ¿Cuál es la fantasía de estos varones? ¿Realmente creen que discutir todo va a hacer que las chicas nos arrojemos a sus pies? Yo sólo quiero que se callen, y que se vayan, para poder pasar el tiempo con otra gente, cualquiera que sepa reírse, y relajarse.

El más peleador de los varones que conozco es uno al que hace rato le tuve que pedir que ni siquiera me mande mails, porque hasta sus saludos de cumpleaños eran agresivos disfrazados de juguetones. Pero una vez, antes de darle salida, un día que estaba menos atajado y más relajado, le pregunté con ánimo investigativo por qué se relacionaba así. “La discusión constante es un estímulo sexual”, me dijo. Por cierto, aprovecho para darle mi más sentido pésame a la insensata que decida relacionarse con ese pibe.

Yo prefiero una bacanal, decía. Ya somos carroña, la última forma, cada latido de nuestros cuerpos nos acerca a la tumba. Por eso estoy convencida de que no quiero invertir mi tiempo compartido con otro humano en nada más que repletarnos de risas y delicias hasta quedar panza arriba, agotados, con la respiración entrecortada. Y no, no estoy hablando de comer ahora.

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario