Tiempo en Capital Federal

20° Max 13° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 48%
Viento: Este 16km/h
  • Domingo 1 de Noviembre
    Nubes dispersas15°   21°
  • Lunes 2 de Noviembre
    Despejado16°   20°
  • Martes 3 de Noviembre
    Cubierto16°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Los pilares PRO

Por Ignacio Ramirez, sociólogo y analista de la consultora Ibarómetro.

Por ignacio-ramirez
Email This Page

El final de la campaña porteña se aproxima con velocidad y ya se advier­te en el horizonte electoral un domin­go con pocas sorpresas: el macrismo se encamina sin mucho esfuerzo a revalidar los resultados de la primera vuelta. Las sólidas perspectivas del triunfo PRO se vienen apoyando fun­damentalmente sobre tres pilares:

1. Al igual que cualquier gobier­no, el de Mauricio Macri capitaliza la ley de gravedad de la política argen­tina actual: la inercia oficialista por la cual los que gobiernan tienden a ga­nar. Si bien el voto macrista no cons­tituye una adhesión especialmente apasionada y la gestión no ha tenido algún hito importante, debe recono­cerse que el PRO ha sabido disolver o suavizar los estigmas que limitaron el crecimiento de su popularidad. En especial, el fantasma privatizador que rodea el ADN PRO.

2. El segundo fundamento de la fortaleza electoral que exhibió el go­bierno de Macri concierne a su cam­paña, y sobre todo a la lectura política y estratégica que hicieron del distrito. En el marco de una guionada estrate­gia, Macri dejó de lado el discurso de abierta confrontación con la Presiden­ta y concentró sus intervenciones so­bre la Ciudad y los porteños. Mientras el kirchnerismo insistía con la gestua­lidad épica del proyecto «nacional», el PRO tomó la astuta decisión de colar su campaña porteña en aquel agujero que el discurso de la Casa Rosada de­jaba vacante: la Ciudad. En este senti­do, la campaña macrista tuvo tres in­gredientes que han resultado eficaces: posicionarse como el gobierno que mejor interpreta la sensibilidad urbana y porteña y, asimismo, atacar al kirch­nerismo como un proyecto que pre­tende anexar la Ciudad pasando por alto su altanera autonomía. La estra­tegia macrista asumió que el voto ma­crista no era incompatible con el voto por Cristina de modo que los libretos PRO hablaron de la convivencia entre lo distinto, admitiendo la posibilidad de esa «extraña» combinación.

3. Último en orden, pero no en importancia: difícilmente la dimensión de la victoria de Macri en primera vuel­ta hubiese sido posible sin el amistoso tratamiento de los medios hegemó­nicos. La cobertura mediática ha sido militantemente favorable al macrismo impidiendo que la gravedad en sí mis­ma de distintos episodios -el procesa­miento de Macri y la campaña sucia por ejemplo- tuvieran algún efecto electoral. El escenario mediático en el que transcurre esta obra de teatro que llamamos «campaña» ha sido un escenario muy conocido y amigable para el despliegue de los actos escritos por Durán Barba. Sin lugar a dudas, Macri jugó de local.

DZ/km

 

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario