Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 47%
Viento: Suroeste 18km/h
  • Sábado 19 de Septiembre
    Despejado11°   15°
  • Domingo 20 de Septiembre
    Despejado10°   18°
  • Lunes 21 de Septiembre
    Parcialmente nuboso12°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Los deseos

www.discapacitadosemocionales.com 

Por Nicolás Zabo Zamorano
Email This Page
zabo 162 zabo 162

Siempre pedimos un poco más de tiempo porque no tenemos bien presente qué es lo que queremos. Por lo general terminamos pidiendo una pelotudez: la presión de soplar las velas y el hambre de los invitados se vuelve insoportable. Nos conformamos deseando lo básico: salud, dinero y amor. ¿Soy el único al que le parece horrible qué el “dinero” aparezca antes qué el “amor”?
El deseo suele ser el desencadenante de una promesa. Por ejemplo: deseo estar flaco. Para poder llegar a estar flaco tengo que prometerme cumplir con la dieta. Mucho después aparecen los resultados, que pueden ser grandes alegrías o rotundos fracasos. Como yo con la dieta.
La llegada del último mes del año nos sirve para repasar que deseamos que se repita y que no queremos que vuelva a pasar. Es como volver a estar frente a ese canto desafinado de feliz cumpleaños, sólo que esta vez dura treinta y un días en lugar de un par de minutos. Las velas se apagan cuando los fuegos artificiales se encienden y junto con ellas se va nuestra posibilidad de prometernos el no volver a cometer los errores del año anterior. Pero como dije antes: para prometer algo primero hay que identificar el deseo.
Si deseamos la salud deberíamos prometer que vamos a hacer el trámite para tener obra social en el trabajo, que no vamos a esperar hasta estar revolcándonos en el piso del dolor para visitar a un médico, que vamos a entender que el cuerpo necesita cuidados que no le dimos en nuestra adolescencia. La salud mental también es importante pero somos discapacitados emocionales, tenemos certificado médico para eso.
En caso de que lo que deseamos sea dinero, bueno, a romperse el lomo. Deberíamos desear tener un trabajo donde podamos hacer lo que nos gusta y prometernos no parar hasta conseguirlo. Les juro que la plata que ganás en el laburo de tus sueños vale el doble porque realizarlo cuesta la mitad. Inténtenlo si la situación personal por la que están pasando se los permite.
Por último, si lo que deseamos es amor: estamos fritos. El amor no es algo que uno puede prometerse conseguir el año próximo. Lo que sí podemos hacer es comprometernos a ajustar nuestras opciones de búsqueda. En primera instancia podemos desear encontrar un amor que funcione a largo plazo, pero para eso tenemos que prometernos intentar tener una relación con alguien que esté en la misma etapa que nosotros. Después podríamos desear que dure, pero para eso tendríamos que prometer que esta vez sí vamos a estar más atentos a lo que le pasa al otro. También podríamos desear que nos toque una persona que haya deseado salud mental estable para el 2013, pero bueno, eso ya es cuestión de suerte.
Los deseos no sirven de nada si no vienen acompañados de una promesa y luego de un compromiso. Así que antes de soplar las velas, antes de brindar, antes de correr detrás del perro para encerrarte con él en una habitación y abrazarlo hasta que los más pelotudos dejen de tirar pirotecnia, tené bien pensados tus deseos. Está bueno arrancar el año asumiendo compromisos.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Categoría ’89. Nacido en Buenos Aires. Más precisamente en Parque Chacabuco City Rockers. Secundario incompleto por embole crónico. Ex asistente de producción de bandas de rock y programas de...