Tiempo en Capital Federal

28° Max 15° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 73%
Viento: Sureste 37km/h
  • Martes 20 de Octubre
    Cubierto con lluvias11°   15°
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto15°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Lo que dejó la lluvia

Crisis en las filas del Gobierno por funcionarios ausentes en la emergencia.

Email This Page
interna pro_logoZ interna pro_logoZ

Por segunda vez en un año, María Eugenia Vidal, vicejefa de Gobierno, se cargó la crisis al hombro y salió a batallar. Había ocurrido ya en Semana Santa de 2012, cuando un tornado devastó varios barrios. Y ocurrió ahora cuando una tempestad de 150 milímetros se llevó seis vidas y causó superlativos daños materiales difíciles de cuantificar.

Poco después de las tres de la mañana, Vidal, teléfono en mano, comenzó a despertar a los ministros que tenía a mano. Diego Santilli, de Espacio Público; Guillermo Montenegro, de Seguridad, y Carolina Stanley, de Desarrollo Social, mientras la militancia joven pedía instrucciones para enfrentar lo que se vendría: la tormenta más anunciada, la de salir a poner la cara ante la ausencia de buena parte de la plana mayor gubernamental. Vidal intentó comunicarse con Mauricio Macri, descansando en el nordeste de Brasil, pero el ingeniero tardó más de dos horas en responderle. “Maru está que trina, con él y con los demás”, suelta en estricto off una funcionaria de su riñón. Otro tanto ocurrió con Marcos Peña, secretario general de Gobierno, de paseo por Tierra del Fuego; con el jefe de Gabinete, de paseo por Turquía y París (lo pusieron al tanto 24 horas más tarde, porque nadie daba con su paradero), y con Daniel Chain, responsable de la obras hídricas subejecutadas en la ciudad, también por París. De todos, el único que anticipó su regreso fue Macri.

Vidal, con unos 600 efectivos de su equipo de Emergencias, intentó dar respuesta al desastre que afectaba a 350 mil vecinos. Furiosa, ordenó a Santilli y Montenegro que se calzaran el chaleco amarillo y salieran a la calle para mostrar “alguna presencia oficial”. “Y no fue con los buenos modales con que siempre se conduce”, detalló una testigo.

Contra todos y contra el ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera, Vidal descargó su furia. Cabrera es el encargado del trabajo en las villas. “Este funcionario y Chain se van a tener que ir”, opinan cerca de Vidal, quien cree necesario que rueden cabezas antes de que la crisis interna avance más.

Más aún: desde el ring side de Vidal acosan con reproches a Horacio Rodríguez Larreta, de quien depende el secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, Eduardo Macchiavelli. De Macchiavelli dependen las comunas y los comuneros del PRO. Vidal le pidió que sacara a la militancia a los barrios inundados. Desde las comunas no hubo respuesta. El colmo fue en la Comuna 15 –epicentro del desastre– a cargo de Ignacio Crevena (hombre de Gabriela Michetti). Crevena se fue de vacaciones también, con la única llave del local comunal. La pelea en el PRO hoy deja a salvo sólo a Vidal, quien se enojó mucho también con Montenegro “al enterarse de que el funcionario se quejaba de llevar dos días despierto”. Otro acreedor de la furia cruzada fue el diputado provincial Julio Garro, un hombre de Daniel Angelici. Garro –que compitió dos veces por la municipalidad que ocupa Bruera–, el mayor referente del macrismo en La Plata, estaba en Miami y se negó a volver.

DZ/km

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario