Tiempo en Capital Federal

10° Max 8° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 71%
Viento: Sureste 24km/h
  • Miércoles 8 de Julio
    Parcialmente nuboso  11°
  • Jueves 9 de Julio
    Cubierto  13°
  • Viernes 10 de Julio
    Cubierto  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Línea H: inauguración provisoria y cara

Por demoras en la finalización de la obra, desde hace un año y medio el Gobierno le paga 2 mil pesos diarios al dueño del inmueble expropiado, en parte, para construir la estación Santa Fe.

Email This Page
santa_fe_lineah

La inauguración parcial de la estación Santa Fe de la Línea H, que estuvo encabezada por el presidente Mauricio Macri, fue más costosa que lo previsto. Según reveló la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, Cecilia Segura, hubo un “aumento exponencial de los costos por falta de planificación y coordinación”, que provocó un gasto cotidiano de dos mil pesos de multa desde febrero de 2015.

El gasto extra se originó en el modo que se eligió para expropiar el inmueble ubicado en Pueyrredón 1401, esquina Santa Fe, donde funcionaba el Bar Duero. En vez del 100%, el gobierno expropió en 2012 el 25% del inmueble ya que sólo se utilizarían la planta baja y el subsuelo, quedando el resto de la propiedad a disposición del dueño.

De este modo, se realizó un acuerdo con la propietaria del predio Paraguay 701 SA (Bar Duero) y se estableció un monto de expropiación de 3,6 millones de pesos. Las cláusulas establecían que las obras que afectaban el predio debían realizarse en el plazo de dos años, después de lo cual la Ciudad debería pagar al propietario una penalidad de dos mil pesos diarios durante el tiempo que durara la demora.

Es decir que la obra inaugurada el martes 12 tendría que haberse finalizado el 8 de febrero de 2015. Desde entonces, la Ciudad le paga una multa al dueño. Y le sigue pagando. ¿Cómo es eso? En realidad, la inauguración no fue tal y el Gobierno calcula que recién en 90 días estará lista la conexión con la Línea D. “Esto generará un sobrecosto que representa casi el 35% del valor expropiado del predio”, añadió Segura.

Los usuarios que desde el martes 12 intentaron hacer uso de la obra inaugurada se encontraron con una sorpresa. En realidad, todavía no existe combinación entre ambas líneas y hay que salir de una para ingresar a la otra. Para paliar la situación, Metrovías colocó personal de la empresa en los molinetes y volvió a poner en circulación las tarjetas SubtePass, que son entregadas en mano a los pasajeros que quieran hacer la combinación.

Por ejemplo, al salir de la Línea D hacia la superficie, se encuentra con los empleados de la empresa que preguntan a viva voz quiénes van hacia la Línea H. Si la respuesta es afirmativa, se le entrega una boleta SubtePass que debe ser entregada en la zona de molinetes de la otra línea.

dz / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario