Tiempo en Capital Federal

18° Max 11° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 62%
Viento: Noroeste 15km/h
  • Viernes 17 de Septiembre
    Despejado12°   18°
  • Sábado 18 de Septiembre
    Nubes dispersas12°   18°
  • Domingo 19 de Septiembre
    Cubierto con lluvias13°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Línea B: Los nuevos coches son muy altos, habría que adaptar los túneles

Los nuevos trenes siguen dando sorpresas. No sólo son más chicos y habrá que ensanchar los andenes. No sólo hay que cambiar todo el sistema de alimentación eléctrica. Además, por su mayor altura, habría que ahondar tramos del túnel.

Por Franco Spinetta
Email This Page
subte_catenaria_lines_b

Urgencia, improvisación, falta de planificación, años de abandono. Por las vías de la Línea B de subte no sólo viajan viejos y traque­teados coches japoneses sino tam­bién miles de personas, más de me­dio millón por día para ser precisos, que sufren el fuerte y persistente deterioro del material rodante. Las habituales demoras en la línea se conjugan diariamente con puertas que se abren mientras el tren está en movimiento y accidentes cada vez más frecuentes. Los trabajado­res denuncian, desde hace tiempo, que a la obsolescencia de los trenes se le ha sumado que no se respetan las pautas de mantenimiento.

Ante este panorama, nin­gún usuario ni ningún especialista que siguiera de cerca la evolución (o involución) del subte se hubiera opuesto a la compra de nuevo ma­terial rodante, como el que llevó a cabo el gobierno porteño para la Lí­nea B. Las fuentes empresarias, gu­bernamentales y sindicales coinci­den en que era imperiosa, urgente –y todos los calificativos similares-la adquisición de nuevas formacio­nes que reemplazarán a los Mitsu­bishi circa 1959. Incluso, la decisión de inaugurar dos estaciones más –Echeverría y Rosas- para que el subte llegara a Villa Urquiza, termi­nó impactando negativamente en la flota ya que se le sumó recorrido sin ampliarla ni cumplir el respecti­vo mantenimiento.

Sobre la base de esta necesi­dad, Subterráneos de Buenos Ai­res (Sbase) se embarcó, sin embar­go, en la compra más polémica de los últimos años. En julio de 2013, Sbase anunció la adquisición de 86 coches usados CAF 6000 al Metro de Madrid por casi 39 millones de dólares. Es decir, poco más de 500 mil dólares por coche. Tal como re­lató Diario Z en su edición del 22 de mayo, la compra dejó muchos inte­rrogantes aún no resueltos.

Para poner en funcionamien­to los nuevos trenes, cuyos vago­nes tendrán aire acondicionado pero serán más pequeños que los actuales, el gobierno debe encarar una obra de ingeniería de tal mag­nitud que elevará el costo por uni­dad hasta casi duplicarlo. Esto por­que se adquirieron formaciones que funcionan con otro tipo de ali­mentación eléctrica y que requie­ren, además, una modificación de los andenes para que el gálibo –el espacio que ocupa el tren en movi­miento- pueda circular sin dificulta­des. Para tales fines, se dispuso un funcionamiento reducido de la Lí­nea B hasta febrero de 2015: dos horas menos los días de semana, medio día los sábados y cierre de la circulación domingos y feriados.

El cambio de sistema de ali­mentación eléctrica –del tercer riel a la catenaria rígida- fue objetada por los trabajadores y el portal es­pecializado www.enelSubte.com. Sospechan que se trataría de una li­citación a medida: la patente de la catenaria pertenece a la misma em­presa (CAF) que le vendió los co­ches a la Ciudad. La empresa con­tratada para instalar la catenaria rígida, que embolsará casi 15 millo­nes de dólares, es Luis Carlos Zonis S.A. Está involucrada en una cau­sa judicial por un desvío de fondos ocurrido en el ferrocarril Belgrano Cargas. A estos costos, se le deben sumar otros 6,3 millones de dóla­res adicionales a CAF por “aseso­ramiento” y 4,10 millones (también de dólares) para el remolque inter­nacional de los coches desde Espa­ña hasta la Argentina.

Todas estas cuestiones fueron tenidas en cuenta por el legislador del Frente de Izquierda y los Traba­jadores Marcelo Ramal, quien pre­sentó un pedido de interpelación del titular de Sbase, Juan Pablo Pic­cardo, por considerar “escandalo­sa” la compra de los coches al Me­tro de Madrid. “Para su puesta en funcionamiento, se requiere una cantidad no precisada de obras para adaptar los túneles, la alimen­tación eléctrica y los andenes a las nuevas formaciones. Estas adapta­ciones podrían incluir obras de en­vergadura y un eventual cierre de la línea, por la sencilla razón de que los vagones son incompatibles con la línea B”, explicó Ramal.

El legislador llevó a la Legisla­tura una nueva disputa sobre los “nuevos” trenes. El sitio www. enelsubte.com denunció que la al­tura de los CAF 6000 –que tienen los equipos de aire acondicionado sobre el techo- no sería la adecua­da para los túneles de la Línea B, que además ahora serán más bajos por la presencia de los pantógrafos de la catenaria. Sbase salió rápida­mente a desmentir la información y aportó precisiones técnicas que abrieron más interrogantes. Según el portal, Sbase “ratificó que la ca­tenaria rígida se colocará por regla general a 4,1m, pero asegura ahora que la altura mínima será de 3,95 m y no de 3,90 m como la propia Sbase licitó la obra, según figura en la circular sin consulta que la com­plementó. Cabe recordar que la al­tura de los coches CAF 6000, sin contar el despliegue de los pantó­grafos, es de 3,88 m”.

Hasta el momento, sólo tres de los “nuevos” coches llegaron al puerto de Zárate. Fuentes de Sba­se aseguraron a Diario Z que 30 co­ches más llegarán al país la semana que viene. La tripla (locomotora, re­molque y un vagón) fueron trasla­dados al Taller Rancagua (ubicado debajo del Parque Los Andes, en Chacarita), donde el ingreso está al­tamente custodiado. Hasta los pro­pios trabajadores que concurren diariamente son requisados como nunca antes. Sin embargo, algunas fotos filtradas por los trabajadores muestran la diferencia de altura en­tre los Mitsubishi que circulan ac­tualmente y los CAF 6000.

Alejandro Spizzamiglio es de­legado del Taller Rancagua y ase­gura que para tener certezas sobre si los coches entran o no todavía falta inflar la suspensión neumáti­ca, con lo cual los CAF serían aún más altos. Spizzami­glio no duda que los túneles tendrán que ser modificados para que el tren circule sin generar accidentes. “La cate­naria rígida estará entonces en un espacio muy reducido. Esto pue­de producir arco voltaico entre la catenaria y el techo del tren, que es conductor porque es metálico”, agrega. ¿Qué significa un arco vol­taico? La posibilidad de que haya una suerte de explosión que pue­de agujerear la chapa del tren o di­rectamente producir un incendio.

Sbase informó que habrá luga­res del túnel donde el tren va a pa­sar a 5 centímetros del techo. Se­gún Carlos Taborda, delegado de tráfico la Línea B, “si realmente pa­sará a esa distancia, será muy ries­goso. Y agrega: “Cuando llegaron los CAF 6000 nos llamó la atención la altura en relación con los coches que usamos actualmente. No sólo van a tener que adaptar los túneles, sino también los talleres”.

Los trabajadores aseguran que para solucionar esta cues­tión, el gobierno tiene tres opcio­nes: socavar las vías, quitarles los aires acondicionados a los coches o utilizar los trenes en otra línea. Taborda arriesga: “Van a terminar socavando. Pero el socavamien­to de las vías en algunos sectores, como Medrano, Lacroze e incluso las más nuevas, como Los Incas, podría forzar el cierre de la línea por lo menos 3 meses”.

Ante la consulta de Diario Z, Sbase mantuvo firme su posición: “No se detectó ningún tipo de in­conveniente con la altura de los nuevos coches” (Ver aparte). Fuentes de Metrovías, por su parte, explican que “hasta el momento, no se ha informado ningún cam­bio en los planes de obra” y que el actual cronograma de servicios estará vigente, en principio, hasta febrero de 2015.

El gobierno tomó la decisión de que los CAF 6000 sean la nue­va cara de la Línea B. “Van a hacer lo que tengan que hacer, los tre­nes ya se compraron y en ingenie­ría no hay imposibles. Van a adap­tar la línea a los subtes, cuando debería ser al revés. Con esto des­truyen la posibilidad, que sí esta­ba planificada, de que la Línea Bse uniera con el ferrocarril y hasta hiciera algunos tramos en super­ficie. Sin embargo, a la luz de lo que se venía haciendo, esta deci­sión suena a dos cosas: improvisa­ción o negocio”, dice una fuente de Sbase que pide anonimato.

Última no es primera

Si bien resulta complicado con­firmar o desmentir la información brindada por los trabajadores, la anterior compra de material rodan­te para la Línea Bno es un buen antecedente para el gobierno. En 2008, Sbase le compró, también al Metro de Madrid, 36 coches CAF 5000 fabricados en 1974. Eran 5 series (formaciones) con aire acon­dicionado. Las primeras pruebas (si­muladas) en la línea Bno fueron satisfactorias y la entrega de los co­ches se retrasó varios años. ¿El pro­blema? No entraban en alto.

Tres años después, en una visi­ta en España, “el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, quiso asegu­rarse que había hecho una buena compra”, relató el diario español El País. En tono de mofa, agradecían al gobierno por haberles quitado de encima la “chatarrería” y enci­ma haber pagado por ella 4,2 mi­llones de euros. Macri estaba tan convencido que en marzo de 2012 presionó públicamente al ex secre­tario de Comercio Interior, Guiller­mo Moreno, por retener los co­ches CAF en la Aduana.

Una vez que los viejos trenes CAF estuvieron disponibles, aflo­raron las deficiencias en la planifi­cación. Los CAF 5000 funciona­ban con catenaria rígida y hubo que adaptarlos al tercer riel. Se les quitaron los equipos de aire y se les instaló un sistema de ventila­ción forzada. Quienes viajan diaria­mente en la Línea Bsaben que es un martirio, en cualquier época del año, viajar en esos coches seten­tosos decorados con fórmica símil madera: no corre una gota de aire. Ahora, y a pesar de que el gobier­no querrá vender una imagen reno­vada de la línea, los CAF 5000 de­berán ser nuevamente adaptados para funcionar –otra vez- con ca­tenaria. También se adaptarán los viejos e incondicionales Mitsubishi, que seguirán haciendo el recorrido debajo de la Avenida Corrientes.

Mientras las controversias van y vienen, en el Taller Rancagua duerme la formación Zde los CAF 5000 adquirida hace 6 años. Toda­vía la están “alistando”, dice Spiz­zamiglio. Es la única, de esa tanda, al que le dejaron los equipos de aire acondicionado. Yno está en servicio por algo que ya empieza a sonar familiar: el coche no pue­de circular porque sus dimensiones no son las adecuadas.

“No se van a realizar obras de adaptación de las vías”

Subterráneos de Buenos Aires es la empresa estatal de la Ciudad responsable de la gestión de los subtes. SBASE desmintió que existan problemas con la altura de las nuevas formaciones. Su oficina de prensa contestó a Diario Z un breve cuestionario.

En las pruebas realizadas con maquetas de los nuevos trenes, ¿se detectaron problemas con su altura?

No se detectó ningún tipo de inconveniente con la altura de los nuevos coches. Se realizaron las pruebas físicas colocando una máscara con la forma de un CAF 6000 sobre un coche de la Línea B. Estas pruebas fueron para evaluar su rendimiento en velocidad, precisión de frenado en estaciones, frecuencia, control de las comunicaciones y aspectos relacionados a la seguridad.

¿Se van a realizar obras de adaptación de las vías?

No se van a realizar obras de adaptación de las vías. Tal como se anunció el 29 de abril las obras que se van a realizar son para la instalación de la catenaria rígida que permitirá incorporar 86 nue­vos coches con aire acondicionado. Esta obra es necesaria para que todos los coches tomen energía y puedan funcionar con aire acon­dicionado.

Opinan sobre esto:

Opinión: Un vagón cargado de preguntas

Opinión: El problema es el desinterés

Alejandro Spizzamiglio: “El ángel de la guarda es el trabajador más importante”

 

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario