Tiempo en Capital Federal

14° Max 9° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 64%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Domingo 3 de Julio
    Cubierto  12°
  • Lunes 4 de Julio
    Cubierto con lluvias10°   12°
  • Martes 5 de Julio
    Cubierto  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 02/07/2022 17:17:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Liliana Mazure: “Me preocupa el estado de abandono de la ciudad”

La flamante legisladora del FPV y ex presidenta del Incaa sostiene que los espacios públicos son tierra de nadie y que refejan cómo están viviendo los porteños. También afirma que el PRO confunde espectáculo con cultura.

Por Romina Calderaro
Email This Page
liliana_mazure

Durante casi seis años presidió el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y, si bien reconoce que desarrolló una gestión intensa y productiva, no vive con añoranza su pasado reciente y está muy entusiasmada con su actual cargo de diputada nacional del Frente para la Victoria por la ciudad de Buenos Aires. Dice que su apertura al cambio tal vez se haya forjado después del exilio: desde entonces, no importa en qué barrio viva, sabe que a lo sumo en tres años se va a mudar. En diálogo con Diario Z, Mazure habló de sus proyectos para los próximos cuatro años como representante de los porteños en la Cámara baja, cargo que ocupa por primera vez en su vida.

Es la primera vez que va a ocupar una banca legislativa en un organismo colegiado después de un cargo muy ejecutivo en el Incaa. ¿Cuáles son sus primeras sensaciones en la Cámara luego de un giro tan importante?
El Congreso es un lugar de trabajo colegiado y eso es muy bueno. Me siento muy acompañada porque éste es un organismo en el que las decisiones se toman en conjunto, lo que supone una experiencia nueva para mí. El Incaa tiene una estructura absolutamente piramidal y vertical y esta modalidad de trabajo, implica escuchar a los otros y generar consensos, entre otras cosas. La verdad es que hasta ahora me ha resultado una experiencia muy placentera.

¿Hay algo del Incaa que va a extrañar?
Yo soy una persona bastante poco arraigada. No sólo a la casa donde vivo, sino también a mis trabajos. En el Incaa estuve cinco años y ocho meses y es la primera vez que duro tanto tiempo en un trabajo. Los cambios me gustan: significan para mí la posibilidad de encarar una nueva aventura, un nuevo desafío.

¿Ya participó de una sesión propiamente dicha, en la que haya tenido que votar?
No hasta ahora. Estuvimos dos veces en el recinto: el día que juramos y el día que habló la Presidenta. Pero ya sé cuál es mi banca: parece que me quedo al lado de Héctor Recalde, que me invitó a acompañarlo porque ese lugar no está ocupado en la actualidad. Así que estoy muy contenta porque tengo mucho que aprender de él, así como de muchos compañeros fantásticos en este bloque del Frente para la Victoria. Lo que sí ya comenzamos fue el trabajo en comisiones, que es muy intenso.

¿En qué comisiones está?
Me ubicaron en las comisiones que pedí, que son las que me interesan especialmente: Cultura, Comunicación, Industria, Pymes, Libertad de Expresión, Ciencia y Tecnología y Tercera edad. Menos la Comisión de Tercera Edad, el resto de las comisiones están interrelacionadas: todas tienen que ver con lo audiovisual y con la comunicación, que son las áreas que más me interesan para legislar.

El vicepresidente de la Comisión de Cultura, que usted va a integrar, va a ser el ex integrante de Los Midachi Miguel del Sel. ¿Qué pensó cuando supo de esa designación?
Yo sinceramente no sé si va a venir a las sesiones. Probablemente a las sesiones venga, pero no sé si va a asistir a las comisiones porque las discusiones en comisión son importantes, ése es el verdadero trabajo. Porque cuando uno va a la sesión ya está todo trabajado. Creo que la designación de Miguel del Sel tiene que ver con la gran confusión que tiene el PRO entre espectáculo y cultura.

¿Y cuál es para usted esa diferencia?
El espectáculo está impregnado de la cultura de quien lo produce, eso está claro. Pero la cultura es más abarcativa, la cultura es el modo en el que se expresa nuestra identidad. El espectáculo es una de las manifestaciones de la cultura. Y nosotros tenemos en la Argentina en general y en Buenos Aires en particular, grandes empresarios del espectáculo, grandes actores y grandes músicos. Pero lo que es realmente transformador es la construcción colectiva de esa identidad colectiva y por ende de ésa cultura. El espectáculo en sí mismo, por sí sólo, no es transformador. Creo que ése es el tema.

¿Usted cree que este año se va a poder plantear en el recinto aunque sea el debate sobre la discusión de la despenalización del aborto?
Hay que hablar de este tema, de la posibilidad de despenalizar la interrupción del embarazo y creo que también hay un gran trabajo pendiente en materia de prevención de embarazos no deseados. Es un tema que hay que empezar a destrabar más allá de que éste sea o no sea el año. Hay una excesiva cantidad de muertes por los abortos clandestinos y, como ya lo sabemos, las perjudicadas son siempre las mujeres más pobres. Y no tiene ni siquiera aceptación familiar: muchas chicas que se practican un aborto no se lo han comunicado ni siquiera a sus familias.

Usted es diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cuáles son los temas sobre los que le parece que hay que legislar con más urgencia en relación con el distrito?
Los diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires y los legisladores porteños estamos teniendo reuniones que son muy interesantes. Si bien ellos tratan los temas más específicos, nosotros somos representantes de la Ciudad de Buenos Aires en el distrito. Los temas son tantos… A estas reuniones invitamos a los compañeros que forman parte de alguna institución, como Alejandro Amor, que está en la Defensoría del Pueblo.

¿Y que escenarios surgen en esas reuniones?
Es desesperante porque uno tiene una idea más general y cuando conversás con ellos aparecen desde créditos que no se dan para vivienda hasta el incendio de la empresa Iron Mountain. A mí me preocupa mucho el estado de la ciudad y particularmente, el estado de los espacios públicos que son los que te dicen cómo estamos viviendo y qué nos está pasando. Hoy no pertenecen a nadie, son tierra de nadie. Y cuando uno traspasa la puerta de una fachada que está en estado de abandono se da cuenta de otra realidad: la gente cuida mucho las casas. Yo creo que hay una ciudad puertas para adentro y otra ciudad puertas para afuera: hacia adentro la gente cuida mucho sus casas y el estado porteño no está a la altura de ese cuidado. Y el abandono se ve en los espacios públicos.

Usted mencionaba el tema de la vivienda. ¿Qué es lo que más le preocupa de esa problemática?
Creo que llegó el momento de que se piense seriamente en la gente que vive en las villas y que no tiene acceso a la vivienda en Buenos Aires. Los planes Procrear hicieron lo posible, pero tampoco hay tantos terrenos. La propiedad de la tierra está muy cara. Yo hablaba el otro día sobre el tema de las salas de cine que han cerrado, que en general son de propietarios que han heredado, y resulta que estas personas son dueñas de una cantidad de propiedades en la ciudad de Buenos Aires que uno no lo puede creer. Ahí se nota que la propiedad está en manos de muy pocos en el distrito y esos pocos te manejan el mercado. Estamos haciendo un relevamiento de todos los trabajadores que tienen que ver con lo audiovisual y con los medios de la ciudad (que es el distrito de mayor concentración de medios) y es muy interesante ver cómo se repite la misma lógica.

¿Y el tema de la seguridad? La derecha siempre pide mano dura y el progresismo no sabe muy bien cómo encarar el asunto en el corto plazo.
Creo que la clave de la problemática de la seguridad, que surgió en la última conversación de Cristina Fernández de Kirchner con el papa Francisco, es la desigualdad. Hay zonas de la ciudad de Buenos Aires en las que la gente siente que para ellos ni siquiera se legisla. Creo que habría que empezar a reglamentar en defensa de los sectores más vulnerables de la sociedad.¿Qué puede pensar de la seguridad de los sectores medios de la ciudad de Buenos Aires quien no tiene legislación alguna que lo proteja de nada?

¿Y por dónde se empieza?
Hay que generar más inclusión, más educación y de ese modo la seguridad va a estar repartida por igual en todos los sectores. Ése es el desafío que hay que tener siempre en el horizonte.

Preguntas de la A a la Z

Edad. 64
Barrio donde vive. Puerto Madero. Pero soy nómade: cambio de barrio cada tres años más o menos.
Estado civil. Divorciada
Signo. Acuario.
Religión. Católica.
Equipo de fútbol. Boca Juniors
¿Sus hijos van a escuela pública o privada? Tengo tres nietos en edad escolar. Los dos grandes van a escuela privada.
Nivel educativo. Terciario. Escuela Nacional de Bellas artes.
¿Cree en la amistad entre el hombre y la mujer? Sí.
¿Tiene algún vicio que le gustaría dejar? No.
¿Hace terapia? Hice muchos intentos con poca permanencia. La vez que más duré estuve siete meses. Ahora estoy por retomar.
¿Qué está leyendo? Herejes, de Leonardo Padura.
¿Su infusión favorita? Té de manzanilla.
¿Cuál es su lugar preferido de la ciudad? La fuente de Las Nereidas de Lola Mora.
¿Qué quería ser cuando era chica? Bailarina.
¿Cuál es su dibujo animado preferido? El Correcaminos y ahora me gusta mucho Zamba. Lo quiero.
¿Una salida nocturna? Me encanta ir a escuchar música y después ir a caminar sin rumbo con gente querida.
¿Su comida preferida? Tortilla de papas Babé con unos tomatitos.
Un defecto. A veces, mi ansiedad.
Una virtud. Voy de frente.
Un personaje preferido de la historia. Leonor de Aquitania.
Un hecho que le cambio la vida. El exilio, en 1977.
¿A qué hora se acuesta y se despierta? Me despierto alrededor de las 8 y me acuesto tipo 12.30.
¿Cena en su casa? Sí.
Un programa familiar preferido. Me gusta mucho ir al cine en familia.
Una cábala. No tengo.
¿Cuál fue su primer trabajo y a qué edad? Daba clases de francés a alumnas de primaria en un colegio de monjas.

 

 

 

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario