Tiempo en Capital Federal

26° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 85%
Viento: Sur 36km/h
  • Lunes 24 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   29°
  • Martes 25 de Enero
    Cubierto con lluvias23°   25°
  • Miércoles 26 de Enero
    Cubierto con lluvias19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 23/01/2022 18:48:50
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Leonardo Favio: Un genio sencillo

Una muestra en la Casa del Bicentenario homenajea al cantante y cineasta.

Por Rodolfo Edwards
Email This Page
2_archivo_cronica

En la Casa Nacional del Bicentenario se inauguró una muestra que homenajea a Leonardo Favio, un artista que inundó de dignidad y belleza la cultura popular de nuestro país. Bajo la dirección de Liliana Piñeiro y Víctor Bassuk y con la asesoría histórica de Ana Amado y Marcelo Figueras, más el aporte de un nutrido y talentoso equipo que supo conjugar armónicamente todo tipo de soportes tecnológicos.

Los expositores se propusieron “un recorrido por su obra, una reflexión sobre su poética y una invitación a recordarlo siempre”, y el objetivo se cumplió holgadamente. El montaje de la muestra es sencillamente espectacular y no deja ningún resquicio de la vida del artista por recorrer. Se detiene en detalles mínimos de su biografía, rescatando hasta sus lecturas infantiles que aliviaban un poco la dura temporada que pasó en el Hogar El Alba; en una vitrina se puede ver un ejemplar del libro Botón Tolón de Constancio C. Vigil al que siempre mentó como uno de sus recuerdos más preciados. Una energía amorosa recorre cada rincón de los 1200 metros cuadrados destinados a la exposición que se dispone como un verdadero laberinto en el que da gusto perderse; se recomienda ir con tiempo porque hay muchísimo para ver, escuchar, sentir. En la planta baja se proyectan entrevistas y cortometrajes, y obras de Carlos Trinick, Andrés Echeveste y Ariel Piluso, mientras que en el primer piso se podrá ingresar, como por un túnel, a vida y obra de un Favio pleno, rescatado en todas sus facetas: el actor, el cantante, el cineasta, el militante peronista. Entre otras atracciones, nos podemos meter en la penumbra rojiza del laboratorio fotográfico de Juan Carlos Villarreal, cercano colaborador de los últimos filmes de Favio o sentarnos cómodamente en un sillón de un living setentista a escuchar en un combinado de madera “Pantalón cortito”. Obras de Daniel Santoro, Claudio Capellini y Joaquín Molina junto con un nutrido material fotográfico (Ronald Shakespear, Annemarie Heinreich) conforman un caleidoscopio donde se unen su humilde cuna mendocina con la grandeza artística con que se encontraría su destino. El grito de agonía de Juan Moreira, las palabras de amor de Nazareno, las voces de Eva y Juan Perón, el sonido tumultuoso de un pueblo esperanzado, Gatica hablando con las sombras de la derrota, la mágica melodía de “Fuiste mía en verano”, donde la voz de Favio, resignada, canta: “Sé que nunca más”: todo se mezcla en una niebla donde el mito enhebra sus misterios.

En un audiovisual se escucha la voz de Favio recitando su propio epitafio, haciendo una estremecedora declaración de principios vitales y políticos: “Yo le canté a la vida cotidiana y sencilla, a la simple manera de pensar y sentir. Por eso estoy seguro de que cuando yo me vaya, cuando llegue la hora de empacar y partir, en alguna recova un par de vagos reos una triste sonrisa dibujarán por mí y tal vez, digo, tal vez en la humilde mesa de algún obrero, mandarán a la cama los niños a dormir y allí en la sobremesa surgirá mi recuerdo con la canción del loco…No aspiro a más. Tan sólo, si es posible, entre mis manos quietas quisiera acariciar un rosario, el más simple, y que me dejen solo o con algún amigo que quiso trasnochar”.

Hasta el 15 de marzo en la Casa Nacional del Bicentenario, Riobamba 985. Martes a domingos de 15 a 21. Entrada libre y gratuita.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario