Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 70%
Viento: Norte 12km/h
  • Martes 3 de Agosto
    Parcialmente nuboso  14°
  • Miércoles 4 de Agosto
    Muy nuboso10°   14°
  • Jueves 5 de Agosto
    Parcialmente nuboso11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Leo Lotopolski: lo sustentable no es más caro.

El diseñador de las oficinas de Greenpeace asegura la suste arquitectura sustentable no es mas cara

Por Cecilia Alemano
Email This Page

Las oficinas de la organización ecologista Greenpeace, en Chacarita, son un ejemplo de arquitectura sustenta­ble. Según su creador no hay mucha ciencia en ello, pues todo buen di­seño, asegura, es sustentable. Egre­sado de la UBA, director del estudio ABBS Point Design, docente uni­versitario y miembro de la Argenti­na Green Building Council (una ONG que promueve construir con el menor impacto ambiental posible), Leo Loto­polski buscó que los empleados se sintie­ran cómodos, cuidar el medio ambiente y reducir los costos económicos de un edi­ficio promedio. Por eso abunda la luz na­tural, que penetra por las ventanas y una abertura cenital, hay vestuarios para los que llegan en bicicleta y el agua caliente y la electricidad provienen de energía solar. El agua de lluvia se utiliza para regar, lavar y alimentar las mochilas de los inodoros; esto contribuye a no sobrecargar las re­des locales de desagote, previniendo inundaciones. Se sacaron los mate­riales tóxicos, como el PVC, y toda la madera que se usa proviene de bos­ques explotados racionalmente.


¿Este tipo de arquitectura exige más presupuesto o más tiempo?

No, y si se fomentara desde el Gobier­no podría generalizarse. El problema es hacer edificios con paredes de vidrio que tiene prendidos al mismo tiempo la cale­facción y el aire acondicionado. En momen­tos de crisis energética como la actual, es grave. En la Argentina, por ejemplo, no está permitido lo que se llama «Net Meter» que significa poder venderles a otros usuarios la energía que genero y no consumo. El fun­damento es que la red no está preparada, aunque muchos dicen que no es cierto.

¿Hay un cambio de actitud en Buenos Aires?
En el sector corporativo hay deseos de certificar los edificios bajo normas de sustentabilidad. Es una posibilidad de medir; aunque su contracara es la importación acrítica de medidas no locales.


¿No hay normas propias de la Ciudad?

No. Desde el área de protección ambiental hay un programa de eficiencia energética de los edificios públicos. Y están por sacar una norma IRAM por la cual los edificios se van a etiquetar, como ocurre con los electrodo­mésticos. La crítica es que está claramente centrado en la energía, cuando la sustenta­bilidad involucra otros aspectos, como la ca­lidad del aire y de los materiales.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario