Tiempo en Capital Federal

22° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 81%
Viento: Sureste 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Despejado17°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Last call: El mundo cabe en una valija

Un pasajero a punto de embarcar, eje de una obra delirante y profunda.

Por Roberto Durán
Email This Page
chame_buendía

Gabriel Chamé Buendia es un referente para los payasos argentinos y del resto de América Latina. Comenzó su carrera en la Compañía Argentina de Mimo. Fue fundador de El Clú del Claun, que tuvo entre sus integrantes a Batato Barea y Guillermo Angelelli. Y entre 1999 a 2003 participó del espectáculo Quidam, del Cirque du Soleil. Además, da clases en el Instituto de Teatro de Sevilla y en la École National de Cirque en París, entre otras instituciones.

Siete años después de hacer su unipersonal Llegué para irme, ahora presenta su nueva creación: Last call (Último llamado). Su alter ego, el señor Piola, se encuentra en esta oportunidad en un aeropuerto, a punto de embarcar. Vestido con un traje, una corbata flúo y zapatillas deportivas, lleva algunas valijas, un carrito y mucha ansiedad. Ése será el punto de inicio de un juego vertiginoso en el que todo es un gran equívoco.

El cuerpo de Chamé es pura acción, diversión y contundencia, y le alcanza y sobra para todo lo que tiene que decir, aunque balbucee apenas unas palabras durante la función, de hecho nada cambiaría si no estuvieran. El actor va desde el gesto mínimo –”un pianissimo”, diríamos si se tratara de un músico– hasta el gran desborde, cuando finalmente llega a la ventanilla para hacer el check in y le dicen que tiene exceso de equipaje.

A medida que la obra avanza, la mera historia –esa “estructura errónea del ser humano”, como la definió él mismo– se vuelve más compleja. Chamé comienza a cuestionar algunas modalidades de la clase media; su espectáculo se vuelve más delirante y también más profundo, con algunos diálogos memorables que no conviene adelantar.

Chamé, además de ser un gran actor, es músico. Se da el gusto y musicaliza exquisitamente la obra con piezas de free jazz que interpreta con su oboe.
Last call comienza con algunos pasajes risibles de un pasajero estresado, que transita por la calma, el enojo, el temor y la desesperación. Y termina hablándonos de cómo elegimos vivir nuestras vidas.

Todo esto, a través del cuerpo de un gran clown.

Last call (Último llamado). Viernes y sábados a las 19. Domingos a las 18.30. Sala Luisa Vehil del teatro Cervantes (Libertad 815). Entradas a $60.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
Comentarios (1)

Deja tu comentario