Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 63%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
  • Martes 18 de Mayo
    Muy nuboso11°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Las ventajas de inspirar oxígeno

Estudios hacen hincapié en los efectos progresivos que se obtienen al poco tiempo de dejar de fumar.

Email This Page

20 minutos después: la tensión arte­rial, la frecuencia cardíaca y la temperatura de manos y pies vuelven a su nivel normal; empieza a mejorar la circulación de la sangre en las piernas.

8 horas después: se logra una respira­ción más profunda y una mejor oxigenación pulmonar, a raíz de la normalización de los niveles de monóxido de carbono y oxígeno.

24 horas después: disminuye el riesgo de ataque cardíaco y muerte súbita.

48 horas después: mejoran el gusto y el olfato; los niveles de nicotina en sangre bajan casi a cero, lo que produce relajación de las terminales nerviosas.

72 horas después: los bronquios se relajan, mejoran la capacidad pulmonar y la circulación sanguínea, hay menor dificultad respiratoria y mejor ánimo y energía; el nivel de nicotina en sangre llega a cero; desapa­recen el mal aliento y el olor adherido a la ropa, al tapizado del auto y a las paredes.

20 días después: desaparece la tos de la mañana y se tiene menos dificultad para hacer ejercicio físico.

4 semanas después: mejora la circula­ción sanguínea; se camina más velozmente.

6 semanas después: mejoran notable­mente el gusto y el olfato; la piel comienza a hidratarse y desaparecen las arrugas prema­turas provocadas por el cigarrillo; aumenta la capacidad para hacer ejercicio físico y con­tinúa disminuyendo la dificultad respirato­ria; de a poco comienza a desaparecer el color amarillento en manos y uñas.

2 meses después: continúan au­mentando la energía y la agilidad; em­pieza a experimentarse más profun­damente el corte de la dependencia tabáquica, pero no hay que aflojar.

3 meses después: disminuye el can­sancio y continúa aumentando la capacidad para hacer ejercicio físico; se sienten olores y sabores que antes no se percibían; desapare­ce casi por completo la tos.

9 meses después: mejora el drenaje bronquial, se regeneran las cilias pulmonares y se reduce el riesgo de infecciones; hay me­nor congestión nasal, menos fatiga y falta de aire, sigue aumentando la energía en gene­ral y comienza a disminuir progresivamente la posibilidad de sufrir enfermedades respi­ratorias, cardiovasculares y tumorales.

1 año después: se reduce a la mitad el riesgo de morir por enfermedad cardíaca.

10 años después: el riesgo de padecer infarto es igual al de los no fumadores.

14 años después: el peligro de sufrir enfermedades respiratorias es igual al de los no fumadores.

18 años después: las probabilidades de padecer cáncer se igualan a las de los no fumadores.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario