Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 65%
Viento: Sureste 38km/h
  • Miércoles 21 de Octubre
    Muy nuboso con lluvias14°   16°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto15°   17°
  • Viernes 23 de Octubre
    Cubierto17°   21°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Las polémicas curiosidades de la inscripción online

El sistema exige decir si la familia vive en villa, casa propia o alquilada.

Por Daniela Pasik
Email This Page
inscripción_ciclo_2016

Hasta el 16 de octubre está abierta la preinscripción para anotarse en jardín, primer grado o primer año de la secundaria de las escuelas públicas de la Ciudad. La página anda mal y la Defensoría del Pueblo difundió recomendaciones para que las familias logren hacer el trámite.

Poco a poco se va descongestionando todo y, muy lentamente, es posible hacer la preinscripción, donde finalmente el sistema asignará un colegio al que hay que ir antes del 30 de octubre con documentación específica para terminar el trámite.

El conflicto, una vez superado el problema técnico, es otro. El gobierno porteño exige datos privados y si no se brindan no se puede realizar la inscripción. A continuación, la serie de eventos desafortunados de una madre que intenta que su hijo vaya a la escuela del estado y no quiere que vulneren su privacidad o cataloguen a los ciudadanos por situación socioeconómica.

Primero hay que registrarse, eso es crear un usuario, con dirección de mail. Si el que intenta hacer la preinscripción online logra pasar de esa pantalla, le llegará un correo con una contraseña. Se ingresa con esos datos y, una vez que eso sucede, si sucede, la página pide un cambio de contraseña.

contrasenia
Es una vuelta más, como si fueran pocas, y si todavía no se cayó el sistema tampoco es que sirve cualquier clave. “La contraseña debe tener como mínimo 8 caracteres, al menos una mayúscula, una minúscula y un número”, pide la página.

A veces, aunque se haga todo correctamente, el sistema indica una falla igual. La estrategia sería no desanimarse, y ponerse a insistir aunque el capcha ingresado esté bien y la página diga con que no. Es como una pelea absurda, pero hay que llevarla adelante.

error 1
También puede pasar que toque un capcha imposible de leer y, por supuesto, es imposible cambiar de imagen con el botón que indica que lo hará: la única forma es cerrar todo y volver a entrar. O actualizar. La pelea absurda continúa. Cada vez más ridícula.

erro 2
Los que logren pasar de esa pantalla van a entrar a otra en dónde, muy coloquialmente, serán saludados e invitados a preinscribir a “un nuevo aspirante”. Si es que ese botón sale. A veces hay que volver a entrar varias veces hasta que aparece. Absurdo, pero real.

Una vez superada esa etapa, pese a todo el tiempo pasado, recién se comienza. Y entonces hay varios pasos a seguir, cada uno en pantallas igual de caprichosas que toman o no lo que se pone, con un sistema que se cae y con casillas a completar muy poco claras.

En la primera etapa hay que poner los “Datos del aspirante”. Entre otros “campos obligatorios” a completar, el sistema pide seleccionar el sistema de salud (Hospital público, Obra social, Pre-paga) y, aunque usted no lo crea, exige dar cuenta de “en qué tipo de espacio conviven”. Las opciones son: Vivienda propia, Vivienda alquilada, Pensión, Hotel familiar, Situación de calle, Núcleo habitacional precario, Villa.

datos 1
Y si esto comienza a parecer raro, se pone más extraño al continuar. Suponiendo, claro, que el sistema no se caiga y la madre, padre, tutor o encargado no haya colapsado después de horas frente al monitor, podrá completar los datos de su hijo. Al poner la dirección, el sistema decide si es de una villa, un asentamiento o “No aplica” (que sería que vive en un barrio).

datos 2datos 3
La segunda etapa es para ingresar los Datos del responsable. Ahora, el gobierno porteño quiere saber, para inscribir a un niño al colegio público, si el adulto a cargo trabaja o no, a qué se dedica y “datos de referencia”.

datos 4

Al llamar a la línea de servicio de atención telefónica del ministerio de Educación porteño (0800-444-2400) que se brinda en la página para consultar por qué y con qué fin piden esos datos fue imposible lograr una respuesta. Después de un laberinto de grabaciones y un bonito jazz de música de espera, atendió finalmente un operador y la charla fue la siguiente:

-Querría saber por qué, para preinscribir online a mi hijo, tengo que decir si vivo en casa propia, alquilada, una villa, si trabajo o soy desempleada.
Así es el sistema. No puedo responder por qué el sistema es cómo es y por qué lo armaron de este modo. Si no tiene conexión a Internet, o una computadora disponible, yo puedo hacer la preinscripción telefónicamente, pero el sistema me va a preguntar lo mismo.
-¿Y a quién le puedo consultar?
Aguárdeme un segundo en línea que pregunto y le digo. (Después de pocos segundos). No tengo forma de derivarla para hacer consultas o reclamos de esa índole, salvo que sea que el sistema funciona mal. Yo, en su lugar, me acercaría personalmente al ministerio a hacer el reclamo.
-¿Y a qué parte del ministerio debería ir?
No sabría decirle, no tengo esa información.
-¿Entonces, consiga o no dónde hacer el reclamo, si no doy esos datos privados no puedo inscribir a mi hijo en el colegio?
Aparentemente así es el sistema.  
-Pero exigiéndome que de esos datos están vulnerando mis derechos.
El gobierno de la Ciudad los ha puesto para completar y yo no puedo responderle por qué el gobierno pone esas consultas.

Esta cronista, al igual que otros muchas padres y muchas madres , terminó el trámite en contra de sus creencias y a pesar de las fallas técnicas porque su hijo tiene que ir a la escuela el año próximo. Cabe preguntarse: ¿Para qué necesitan saber si el adulto responsable tiene o no trabajo, vive en una villa o paga una prepaga? ¿Qué tiene que ver con la vacante y elección de escuela? ¿En qué va a usar el gobierno porteño esos datos?

 

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario