Tiempo en Capital Federal

18° Max 11° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 62%
Viento: Sureste 26km/h
  • Viernes 7 de Agosto
    Cubierto con lluvias11°   12°
  • Sábado 8 de Agosto
    Cubierto12°   16°
  • Domingo 9 de Agosto
    Cubierto15°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Las cintas transportadoras inútiles de Retiro ya no están

Salieron cinco millones de pesos, nadie supo nunca bien para qué servían, y de todos modos se rompieron después de la inauguración en 2013.

Por Daniela Pasik
Email This Page
DFWK4IDXgAE57NO

El Monorriel, La lupa de 20 metros de diámetro, El rascacielos de cartón pintado y La escalera eléctrica hacia la nada. Esos son, según Marge Simpson, algunos de los “timos en los que la gente de Springfield cayó”. Se difundían como grandes obras, aunque en su espamentosa venta ya era evidente que eran una estafa. Pero el pueblo animado igual siguió comprando otros.

“Estrenan la nueva cara de Retiro con una cinta transportadora y un puente peatonal”, titulaba el gran diario argentino el 1º de octubre de 2013 y al día siguiente: “Las cintas transportadoras son la sorpresa de Retiro”. Los aparejos, dos, de 30 metros de largo, que no unían nada con nada, costaron cinco millones de pesos y se rompieron a los pocos días de inaugurados.

cinta

Ahí estuvieron los últimos cuatro años, juntando basura, como una obra de arte dadaísta que podría titularse “De ningún lugar a ninguna parte”. Finalmente, el último sábado a la mañana el Gobierno de la Ciudad se llevó las estructuras, que ya eran parte del paisaje urbano absurdo y un recordatorio constante de la política de maquillaje. “Más inútil que la cinta transportadora de Retiro” es un dicho porteño clásico, aunque nuestra versión de escalera eléctrica hacia la nada no esté más en aquella vereda.

Según dijo el gobierno porteño, en su lanzamiento, la cinta transportadora de Retiro iba a “facilitar el traslado de aquellos que circulan entre la terminal de micros y las de trenes con equipaje pesado”. Sin embargo, estaban en medio de la vereda, lejos de la puerta de la terminal de trenes de la Estación del San Martín, a unos casi 30 metros de desvío para usarlas, y servían para avanzar menos de media cuadra hasta la lejana estación de micros.

cinta 2El júbilo con el que se promocionó el cambio de imagen de las estaciones de trenes y ómnibus mutó a acusación. Cuando el gobierno porteño anunció en agosto del año pasado que iba a retirar las cintas transportadoras de Retiro, desde la Secretaría de Tránsito y Transporte de la Ciudad dijeron que habían dejado de andar por “constantes acciones de vandalismo sobre el artefacto”.

¿Cómo fue la permanencia del bandidaje en tan pocos días de funcionamiento?, podría ser la pregunta de Marge Simpson al gobernador Diamante, intentando detener la absurda idea de Monorriel. «Una Ciudad con dinero es como una mula con patines, nadie sabe cómo los obtuvo y nadie sabe cómo usarlos», dice el vendedor antes de convencer al pueblo de gastar millones en un fraude.

Los usuarios en las redes sociales daban cuenta de otra cosa. Después de los chistes por la paradoja de ir hacia ningún lugar, muchos comenzaron a avisar que las cintas transportadoras no arrancaban, por lo que su utilidad pasó de ridícula a nula. Ya fueron retiradas, y dejaron el espacio vacío, pero quedarán en la memoria porteña junto al Túnel Aliviador que no alivia del arroyo Maldonado y otros éxitos.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario