Tiempo en Capital Federal

19° Max 15° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 55%
Viento: Sureste 24km/h
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas10°   15°
  • Sábado 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso  11°
  • Domingo 4 de Octubre
    Cubierto11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Las bicis con marcha muy lenta

Críticas por costos, falta de conexión entre sí y ausencia de plan integral para las ciclovías.

Por paula-soler
Email This Page

Surgieron como una solución al caos de tránsito y como un medio para estimular el transporte saludable y ecológico. Sin embargo, las ciclovías de la Ciudad reciben críticas por la falta de conexión entre sí, el excesivo costo de su construcción, la ausencia de integración con otros medios de transporte público, y hasta por contribuir a generar mayor desorden en la vía pública.

Con el marketinero eslogan «Mejor en Bici», el Programa Bicicletas de Buenos Aires, inscripto dentro del Plan de Movilidad Sustentable del Gobierno de la Ciudad, establece una red de bicisendas (aquellas que van por plazas o veredas) y ciclovías (van por las calles, y se instala un cordón o pintura para delimitarlas) en distintas zonas de la Ciudad. La iniciativa busca fomentar el uso de la bicicleta en detrimento del auto particular.

Según Guillermo Dietrich, subsecretario de Tránsito, «este programa está en línea con las tendencias mundiales. Las grandes capitales del mundo, como París, Nueva York, Barcelona (sic) y Bogotá, han adoptado ya la bicicleta como aliada estratégica para alivianar el problema del tránsito y para promover una Ciudad con prácticas sustentables».

Pero las grandes capitales del mundo, a diferencia de lo que aquí ocurre, han incorporado el uso de la bicicleta dentro de un programa más amplio de transporte, con estacionamientos, conexión con transportes públicos eficientes y hasta la posibilidad de alquilar bicicletas.

Hasta el momento, la gestión macrista construyó 35 kilómetros de ciclovías protegidas, y la proyección para 2011 es de 100 kilómetros terminados. El plan prevé la construcción y habilitación del Corredor (ciclovía) del Bajo, que une Retiro con La Boca; el Norte, que une Plaza Italia con Retiro; el Centro, que une Once con el Sur; y la ciclovía Roca, ubicada en el Parque Roca. Los dos primeros corredores están finalizados y está en construcción el corredor Centro y microcentro, que comprende calles como Suipacha, Virrey Liniers, Carlos Calvo y Alsina, entre otras.

Por estas ciclovías podrían circular los alrededor de treinta mil porteños que poseen bicicletas, según datos de la actual gestión. Sin embargo, la falta de conexión entre un corredor y otro, la ausencia de articulación entre su vehículo y el transporte público y la inexistencia de espacios para dejar estacionada su bici hacen difícil recorrer la Ciudad pedaleando.

Expertos en urbanismo sostienen, además, que esta red sólo tiene sentido si está conectada con el resto del transporte público (ver aparte), algo que todavía no ocurre: ni los colectivos ni los subtes pueden incluir una bicicleta entre sus plazas. Sólo el tren posee espacio para llevarlas. A ello apuntan las ciclovías conectadas con los tendidos de tren: la Norte, que une Plaza Italia con Retiro, y la Centro, que une Once con elSur.

La otra pata floja del plan, no del todo atribuible a la gestión local, es el deficiente sistema de transporte público, que no desalienta el uso del auto particular.

¿Dónde la dejo?

Aun considerando que no es posible subir la bicicleta a un medio público, es posible la conexión si hubiera más estacionamientos o lugares para dejar los rodados, para luego tomar el subte o colectivo. Sin embargo, los espacios para bicicletas en la vía pública, en los edificios de oficina y en los estacionamientos son escasos. A través del Decreto 485/10 se reglamentó la Ley Nº 1.752/05 de estacionamientos comerciales, que establece la implementación, en forma obligatoria, de espacios para bicicletas y una tarifa proporcional al tamaño del vehículo dentro de todos los estacionamientos comerciales de la Ciudad.

Así, todos los estacionamientos comerciales están obligados a contar con ocho anclajes (así se llama a los lugares para estacionar las bicis) cada 50 cocheras. Se prevé que el costo no supere el 10% del que se paga por automóvil. Según fuentes de la subsecretaría de Transporte Público, actualmente más de 15 edificios públicos de la Ciudad cuentan con anclajes para bicicletas para empleados y vecinos. Una recorrida de este diario por distintos estacionamientos de San Telmo y el Microcentro porteño mostró que el cumplimiento de esta ley brilla por su ausencia.

Lo que vale, cuesta

Según pudo saber Diario Z, el Plan de Movilidad Sustentable y, con más fuerza, el de Bicicletas de Buenos Aires, genera buen rédito político al gobierno de Mauricio Macri. Tanto es así que, en busca de instalar una imagen más amigable y cercana del jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, los asesores le sugirieron varias veces participar de las «pedaleadas» que suele realizar Dietrich en la inauguración de algunos tramos.

Esta gran apuesta en infraestructura tiene sus costos. Por cada kilómetro de las ciclovías, se gastó medio millón de pesos. La inversión prevista, en un principio, fue de 40 millones; no obstante, y por demoras en las obras, se agregaron unos 430 mil pesos a los presupuestados inicialmente. «Es necesario desalentar el uso de automóviles, pero el costo de las ciclovías es enorme, aún no tenemos novedades del pedido de informes que realizamos. Ese dinero podría ser mejor invertido en los hospitales», dijo a este medio el legislador de la Coalición Cívica Sergio Abrevaya.

Algunas de las empresas encargadas de la construcción de las bicisendas pidieron este año una extensión de los plazos para terminarlas, y también de los montos a cobrar. Las dos compañías que se encargan de la demarcación y son Fevial SA y Cleanosol Argentina Saicfi.

El costo de la provisión, transporte y la colocación de cordones cuneta para las ciclovías pasó de costar $398.240 a 477.888 pesos en un año, según detalla la Resolución Nº 84/SSTRANS/10, del Boletín Oficial N° 3.464 del 20 de julio pasado. En la Resolución N° 86/SSTRANS/10, también se pide una prórroga y aumento del monto en las «Obras de Demarcación Horizontal para Ciclovías, 2º Etapa. Ejes: Rincón y Alsina», adjudicadas a la empresa Fevial SA por un monto inicial de $ 489.860,00, con un plazo contractual original de 120 días. De esta manera, sólo en julio, debido al pedido de prórrogas y prolongaciones para el corredor Norte, los ejes Rincón y Alsina, y otros, los costos iniciales aumentaron unos 430 mil pesos.

Desde la subsecretaría de Tránsito porteño afirmaron a Diario Z que en 2009 la inversión en ciclovías y bicisendas fue de 8,5 millones de pesos; en lo que va de 2010, se gastaron 17 millones. En mayo, Dietrich había dado explicaciones acerca del presupuesto destinado a este fin ante la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura: «El costo promedio hasta ahora es de 550 mil pesos por kilómetro. Esto varía mucho según lo que habría que invertir en la calzada», había argumentado. Y agregó: «Lo más costoso es hacerlo por vereda o en las plazas, que son las que menos invaden la circulación. En Sevilla, es de 1.100.000 pesos por kilómetro». Dietrich detalló que, si no hay que hacer mejoramiento en la cuneta, el costo está entre 330 mil y 340 mil pesos.

Quejas

Menos entusiasmados con la iniciativa están los conductores de transporte público y de autos particulares, según un sondeo realizado por este diario. Y es que la cantidad de automóviles no se ha reducido, el transporte público no se ha mejorado y a este paisaje se han sumado las vías exclusivas para bicicletas. Sin embargo, las quejas de los automovilistas responden, en gran medida, a la necesidad de lograr un cambio cultural (ver recuadro).

Abrevaya coincide con esas quejas y por eso elevó un proyecto de resolución para pedirle al Ejecutivo porteño entre otras cosas, estudios técnicos que evalúan el uso real de las ciclo vías, su efectividad, y qué se hará con los permisos de estacionamiento a la derecha, con los lugares de carga y descarga de mercadería. «La intención es buena, pero por el momento las ciclovías causan más problemas en el tránsito que otra cosa», argumentó Abrevaya.

Sobre ruedas

El gobierno porteño prevé fomentar la venta de bicicletas a menor costo; un convenio para que las empresas las compren al por mayor; el lanzamiento de un sistema público de alquiler de bicicletas (que estaría implementado a fin de año) y la continuidad del Programa Empresas Amigas de la Movilidad Sustentable, para que éstas se asocien a la cruzada «Mejor en Bici» y alienten a sus empleados a llegar pedaleando.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario