Tiempo en Capital Federal

14° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 53%
Viento: Sur 25km/h
  • Martes 23 de Julio
    Cubierto10°   13°
  • Miércoles 24 de Julio
    Cubierto  12°
  • Jueves 25 de Julio
    Cubierto  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Las Aliadas: las chicas patean al arco

Un equipo de fútbol que reivindica el derecho al juego y a vivir sin violencia. 

Por Nicole Baler
Email This Page
EAE Arg futbol femenino EAE Arg futbol femenino
futbol femenino futbol femenino
Anterior Siguiente

Ahora hay césped sintético, luces y alambrado. Pero cuando Mónica Santino agarró a Las Aliadas, el equipo de fútbol femenino de la Villa 31, apenas había un potrero de tierra con un solo reflector que se prendía desde un techo uniendo unos cables pelados. Todas las semanas las chicas tenían que conquistar metros de esa cancha copada por hombres en peleas, algunas veces con piedras y palos incluidos.

Todos los martes y jueves a las 18.30, en la cancha del barrio Güemes, alrededor de 60 chicas de entre 14 y 19 años se juntan a entrenar. Después, se reúnen en un espacio de reflexión en el que se trabajan temáticas relacionadas con la violencia, la inserción y la adolescencia. Santino recibió este proyecto a fines de 2007 de manos de Alison Lasser, una joven estadounidense que vino a estudiar y trabajar a la Argentina. Ambas se conocieron en los Juegos Evita del 2007. Santino había ido con otro equipo que dirige desde 2003 en Villa Martelli, dentro del programa de fútbol femenino del Centro de la Mujer de Vicente López. 

El 2012 trajo como novedad la formación casi espontánea de un grupo de chicas de entre 8 y 11 años que se juntan a jugar antes del entrenamiento de las más grandes. El fenómeno crece gracias al boca a boca y la constancia de las chicas, que siguen entrenando incluso en enero, cuando el equipo técnico se toma vacaciones. Para Santino, el objetivo es “que se apoderen del espacio, que sean ellas las que se hagan cargo del futbol femenino en el barrio”.

“Me parece que el derecho al juego, el placer de jugar y en qué momento nos está permitido a las mujeres es muy importante. En esta condición social, la mayoría de las chicas se reciben de adultas muy temprano: tienen que ocuparse de quehaceres domésticos, de los hermanos y de los hijos propios. Entonces el tiempo libre es prácticamente inexistente. El tiempo libre para jugar atraviesa a todas las clases sociales y el fútbol sirve para ese momento de divertimento, de caras luminosas, de mucha risa”, explica Santino. El desafío es “darle entidad y visibilidad al fútbol de mujeres porque en cualquier country hay torneos y en la villa, también”.

El equipo de trabajo está conformado por mujeres: Mónica Santino, Juliana Román y Cecilia Carbajal. “La violencia es lo que atraviesa a todas. También los conflictos típicos de la adolescencia y no tener lugar para expresarse. Surgen cuestiones que tienen que ver con ser mujer y vivir en el barrio, la salida laboral y el problema de poner en el currículum que viven en la 31. Es como una caja de Pandora”, cuenta Santino.

Constanza Rojas tiene 21 años, va a los entrenamientos desde hace dos y los sábados juega en el torneo interno de la 31. Desde hace cuatro meses también juega para Excursionistas, en Belgrano. El entrenador fue a buscar talentos al barrio y le ofreció a esta volante derecha sumarse al equipo. Son tres entrenamientos y un partido en la liga de la AFA todas las semanas. “Me aclararon que tenía que comprometerme a ir a todos los entrenamientos y partidos, que esto iba en serio”, dice Constanza. “Por más que estoy terminando el colegio y se me complica con los exámenes, voy casi siempre.”

“El fútbol sirve para construir derecho y ciudadanía. Son dos patas muy importantes: construís y te parás en tu derecho ciudadano, sos joven y te escuchan. Al mismo tiempo, podés jugar y lo hacés bien y no te vas a convertir en hombre por eso. Te hace sentir bien y se van dando cuenta solas de que para practicar deporte no está bueno tomar alcohol ni fumar.” Además de derecho, Santino quiere construir algo que finalmente les dé entidad jurídica. Los primeros pasos ya están dados y pronto recibirán la personería jurídica para la asociación civil que crearon: La Nuestra Fútbol Femenino. “Después tenemos que salir a buscar voluntad política para encontrar un terreno donde levantarlo, todos los clubes de varones se iniciaron así, con terrenos fiscales cedidos por el Estado, y nosotras queremos lo mismo.”

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario