Tiempo en Capital Federal

28° Max 20° Min
Cubierto con llovizna
Cubierto con llovizna

Humedad: 74%
Viento: Sureste 31km/h
  • Jueves 26 de Noviembre
    Despejado20°   27°
  • Viernes 27 de Noviembre
    Despejado18°   28°
  • Sábado 28 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Lactancia materna: Dos a quererse

Es la mejor alternativa alimentaria y afectiva para los bebés.

Por Fernando Molero
Email This Page

Este año se cumplirán tres décadas desde que la Organización Mundial de la Salud y Unicef instauraron la Semana Mundial de la Lactancia Materna. ¿Qué necesidad había de promover una práctica que acompaña a la humanidad desde sus inicios? Resulta que los consensos internacionales acerca de las virtudes del amamantamiento son relativamente recientes. A mediados del siglo pasado, todo parecía indicar que «dar la teta» marchaba al baúl de los recuerdos, y que los sucedáneos industriales ganarían la partida. Sin embargo, a fines de los 70 comienzan a surgir advertencias sobre malnutrición infantil como resultado de esa sustitución y, finalmente, el consenso de la comunidad científica daría lugar a una reivindicación impensada en nuestra era moderna: la leche materna es lo mejor para el bebé. Actualicémonos entonces.
Los especialistas recomiendan el amamantamiento como alimento exclusivo de los recién nacidos hasta el sexto mes, sin ningún otro complemento salvo expresa indicación médica. «Lo ideal es que se extienda hasta el primer año; entonces, a medida que crezca, vamos incorporando mes tras mes otros alimentos», nos dice la obstetra Laura Domato, de la Maternidad del Hospital Ramos Mejía y docente de la Facultad de Medicina (UBA). La leche materna es considerada clave para el correcto desarrollo del sistema nervioso central del bebé y de su sistema inmunológico. «Los alimentos artificiales son caros, complejos de preparar y siempre iguales. La leche materna, en cambio, varía en sabor y textura», explica.
Entre otras ventajas, Domato señala que está comprobado que los chicos amamantados tienen menos posibilidades de desarrollar obesidad, ya que los ritmos de producción de leche que impone el organismo de la madre fijan las primeras pautas de alimentación. «Los profesionales tenemos que brindar información, porque amamantar es, en definitiva, una decisión de la mamá. Es algo bueno para ella y el bebé, pero siempre y cuando lo disfruten y la mamá tenga la convicción de hacerlo».
Ahora bien: amamantar es una forma de cuidar al bebé, ¿y cómo cuidar a la madre? Su alimentación es importante. Si bien la calidad de la leche no se verá afectada, «la mamá tiene que llevar una alimentación balanceada -dice Domato-, incorporar hierro y mucha hidratación. Desaconsejamos dietas y ayunos. La mejor dieta para bajar los kilos del embarazo es la lactancia porque consume muchas calorías».
Un obstáculo para amamantar es el trabajo. Aunque la ley ordena interrupciones diarias o reducir la jornada laboral, pocos empleos brindan salas maternales. Muchas madres optan por sacarse leche para que el bebé se alimente con ella, aunque sea en mamadera. «La leche materna se puede almacenar en biberón durante 72 horas en heladera y hasta 12 meses en freezer. La madre debe retirar la leche que sobra -ocurre sobre todo cuando el bebé es muy chiquito-, para aliviar la dureza y dolor en los pechos; para que la glándula no reduzca la producción y para evitar complicaciones, como la mastitis.»
Los dolores y grietas en los pezones se pueden aliviar aplicando crema de caléndula o la misma leche materna. La obstetra recomienda variar la posición del bebé en cada turno para evitar que «muerda» en el mismo lugar. «Amamantar es un aprendizaje compartido», nos dice Domato con sus 10 años de experiencia obstétrica y dos hijos.

Lo que hay que saber
1. Conocer los beneficios que ofrece la lactancia materna.
2. Dar el pecho durante la hora siguiente al alumbramiento.
3. Dar al recién nacido sólo leche materna, sin ningún otro alimento o bebida, a no ser que estén indicados por el médico.
4. Fomentar la lactancia materna durante las 24 horas del día.
5. No dar a los bebés alimentados a pecho tetinas ni chupetes artificiales.
6. Las madres se deben lavar sólo con agua, sin jabón, y deben evitar el uso de cremas y lociones.
7. Colocar en forma correcta al bebé en el pecho, con el pezón y areola dentro de su boca para evitar el dolor y las grietas.
8. Consultar al médico periódicamente para descartar patologías y agregar a este examen una ecografía mamaria.
9. El tiempo y la frecuencia del amamantamiento dependen de cada bebé y se recomienda la libre demanda.
10. Fomentar grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica.

*Fuente: Organización Mundial de la Salud

 

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario