Tiempo en Capital Federal

19° Max 13° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 66%
Viento: Nordeste 18km/h
  • Jueves 24 de Septiembre
    Cubierto14°   18°
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias15°   18°
  • Sábado 26 de Septiembre
    Cubierto con lluvias15°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

«La unión íntima del arte y la naturaleza»

Doctora en Filosofía y Letras, y doctorada en Historia del Arte, Sonia Berjman es experta en historia de la arquitectura, historia urbana e historia del paisaje. Fue curadora de la muestra “Carlos Thays, un jardinero francés en Buenos Aires”, que tuvo lugar en el Centro Cultural Recoleta en 2009.

Por Diego Sasturain
Email This Page
sonia berjman

¿Cómo nacieron los grandes parques?
Los parque públicos nacieron en la Francia de la primera mitad del siglo XIX como reacción a las pésimas condiciones de habitabilidad urbana a raíz de la revolución industrial, dándoles a los trabajadores la posibilidad de usar algo del escaso tiempo libre de que disponían regocijando su espíritu y su cuerpo en entornos idílicos diametralmente opuestos a las fábricas y a sus precarias viviendas. Así, la tarea de los paisajistas europeos novocentistas estaba dirigida a mejorar la higiene, la belleza, la recreación y la moral de las poblaciones por medio de los parques públicos que conjugaban el arte y la naturaleza. Ya Edouard André – el “maestro” de Carlos Thays- había dicho: “Es de la unión íntima del Arte y de la Naturaleza, de la Arquitectura y del paisaje, que nacieron las mejores composiciones de jardines que el tiempo nos traerá ahora depurando el gusto público.” En la Argentina, esta revolución urbana vino de la mano de la generación del 80, en un territorio que todavía conservaba la naturaleza virgen y cuya sociedad estaba muy lejos de padecer los sufrimientos europeos, por lo que acá se entendió que para que una ciudad se modernice debía contar con agua corriente, cloacas, transporte, iluminación y también parques de adorno y de educación: la idea sarmientina de educar al soberano les agregó un plus, ya que la visita a un sitio tan lleno de significados se suponía que iba a ayudar a los paseantes a cultivar su espíritu como se cultiva la tierra.  
¿Cómo se concebía el oficio de paisajista en esa época?
Devenían profesionales luego de muchos años de práctica junto a algún paisajista de la generación anterior que les enseñaba el camino a recorrer.  Así, estudiaban botánica en el Musée D’Histoire Naturelle, practicaban dibujo sobre el tablero, leían, viajaban, buscaban tener una amplia cultura para poder trabajar en diversos climas, geografías y sociedades. Algunos asistían a los cursos de L’Ecole des Beaux Arts o a los establecimiento para aprender agricultura. L’Ecole du Paysage de Versailles nació como escuela de horticultura en 1874, experimentó muchos cambios y fue modelo para las que surgieron después. Muchos latinoamericanos estudiaron en sus aulas y sus campos de experimentación.
¿Thays se preocupaba por la calidad de vida de la población?
Por supuesto. Deseaba mejorar la vida de todos los sectores sociales y diseñaba y construía plazas y parques en todos los barrios porteños fueran éstos del privilegiado norte o del postergado sur. Toda la vecindad lo admiraba y quería entrañablemente. Esto se demostró el día de su sepelio cuando miles de personas acompañaron su féretro hasta el cementerio de la Chacarita. Funcionarios nacionales y municipales, estudiantes y obreros, aristócratas y burgueses, profesionales y comerciantes, todos juntos fueron a darle las últimas gracias por los beneficios que su acción les había reportado.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario