Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

‘La transmisión del Colón fue una vergüenza’

.

Por victor-hugo-morales
Email This Page

Entre la gripe que me viene persiguiendo todos estos días y un cierto temor a la participación de una espe­cie de circo, me abstuve de ir. No me gusta pasar por alfombras rojas tipo Hollywood. Toda esa copia nuestra que nos muestra siempre colonizados: una alfombra roja a las que unos pertenecemos, y otros la miran de afuera.

Y aprovechando la gripe decidí quedarme en mi casa, pero tuve mala suerte porque se me ocurrió ver todo por televisión. La trans­misión que ya estaba prevista para Canal 13 y ponía un histriónico mensaje, hipócrita, di­ciendo «todos los que pidieron pueden tomar la señal de Canal 13.» Por supuesto que era el gran triunfador de la noche, Macri le levantó el brazo varios días antes. Y la transmisión fue una vergüenza, pero no por los entrevista­dos sino por el concepto. Era penoso porque cuando lo que importa es los que van y no los que están ofreciendo el arte… algo falla. Cuando un canal se apropia de un espectá­culo para mostrar la gente que le importa mostrar, y no a los artistas como se debe, algo está fallando. Nunca se supo quién ha­bía bailado, una falta de respeto. Tomaban el programa de mano y dictaban los nombres y aparecían las bailarinas maravillosas, de El Lago de los cisnes, el director, un poquito de la historia. Nadie supo que estaba cantando Virginia Tola, que la puesta era de Hugo de Ana. Nadie supo nada, porque la transmisión tenía que ver con los que se sentaban y no con los artistas. No fue un acontecimiento artísti­co, fue un acontecimiento social. Al cabo de tres años y medio alguna vez se tenía que ter­minar el Colón. Es una maravilla tenerlo otra vez a disposición, aunque no sea para todos como de alguna manera y en forma culposa se decía «vengan todos al Colón». No caben 40 millones en el Colón, van a continuar yen­do algunas de las personas que pueden, que les gusta, pero imposible que pasen por allí los 40 millones de habitantes. Lo que morti­ficó fue la falta de respeto de la transmisión. No se preocuparon. El hecho artístico no les importaba en absoluto, era otro el aconteci­miento: qué se habían puesto, cuáles eran las palabras lindas que se podían tributar a ese reencuentro con el Teatro Colón. En el fondo de mi corazón, mientras miraba el programa por televisión, terminé alegrándome no de ser espectador de esa horrenda transmisión cap­turada, tomada de rehén con la complicidad de los gobernantes de la Ciudad de Buenos Aires, sino con la alegría que significaba saber que mañana mismo el Colón volverá a ser lo que siempre fue, un lugar donde lo que im­porta… es el arte.

*Síntesis de sus dichos en el programa ‘La mañana de Victor Hugo’, de Radio Continental.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario