Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 63%
Viento: Suroeste 12km/h
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
  • Miércoles 19 de Mayo
    Cubierto12°   15°
  • Jueves 20 de Mayo
    Cubierto13°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La Santa Cecilia: Potencia, gracia y espíritu latino

Conducída por la potente voz de La Marisoul, la banda presenta nuevo disco a pura cumbia y jorocho.

Por Diego Oscar Ramos
Email This Page
santa_cecilia_disco

Hay algo en la voz de La Marisoul, melodiquísima y ultrapotente, que hace que se le preste mucha atención a las canciones que canta en su grupo La Santa Cecilia. Tal vez resida en ese magnetismo vocal uno de los ejes que hicieron que el disco Treinta días fuese ganador a comienzos de año de un Grammy al mejor álbum de música latina, pero seguramente más por la manera integral en que este cuarteto de músicos norteamericanos –hijos de inmigrantes mexicanos residentes en Estados Unidos– sabe combinar en su música tan festiva como emotiva ritmos como cumbia, pop, blues, hip hop, boleros, ska o son jorocho sin perder un ápice de latinidad.

Muchas de las letras parecen dirigidas a criticar al consumismo de Occidente desde la óptica generacional de una juventud nacida en el centro del universo occidental, pero con conciencia clara del origen inmigrante de sus padres. “No quiero ni mansiones, ni vacaciones bebiendo en alta mar, eso trae problemas, no cura la pena”, reza el estribillo de “Monedita”, segundo tema del disco, donde el grupo mete en una engañosamente superficial estructura de pop latino radiable su mirada escéptica sobre las beldades del sueño capitalista. Claro que este grupo también pone su sabor latino con aires callejeros en temas cotidianos, como el desamor que pueda ser fuente de violencia de género. Por eso en temas ultrabailables como “Cuchara”, donde cantan “esta vez tú no vas a meter tu cuchara y pelear por pelear sin querer, la inocente del cuento ya no quiero ser”, bien puede leerse un celebrable componente político, que ataca toda forma de maltrato.

Eso sí, quien espere por estas palabras un disco serio, panfletario u obviamente armado para impactar buenas conciencias, mejor orientar la brújula hacia zonas más naturales, aquellas que vienen del placer mismo de la musicalidad fresca, que puede transitar distintos géneros, pero mantenerse en una identidad clara. Sin grandes sorpresas sonoras o temáticas, la manera en que se plantan en el pop latino universal con gracia y solidez, además de la atractiva voz de La Marisoul, hace de La Santa Cecilia un grupo del que podemos imaginarnos un futuro de unos cuantos discos, de esos que uno deja para pasar un buen rato, bailando y reflexionando, mientras todos disfrutamos una vida con más pasiones que consumos.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario