Tiempo en Capital Federal

27° Max 18° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 46%
Viento: Sur 20km/h
  • Viernes 4 de Diciembre
    Muy nuboso16°   23°
  • Sábado 5 de Diciembre
    Nubes dispersas15°   21°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La puja por la jefatura de Gobierno: Horacio aventaja a Gabriela

El jefe de gabinete, Horacio Larreta, le está ganando la pulseada a la diputada Gabriela Michetti.

Por Paula Mendoza
Email This Page

Mauricio Macri ya acepta públicamente que «hay tensión». Pero no sólo eso: en las últimas dos semanas siguió arengando a los dos candidatos a sucederlo en el Palacio comunal, Horacio Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti, para que sigan preparándose para gobernar. Este doble juego se terminará en cuatro meses. Ya les anticipó que tomará una decisión entre febrero y marzo. En este marco el jefe de Gobierno tiene preparada una alternativa para la ex vicejefa si es que, finalmente, el candidato es su jefe de Gabinete. Otra vez, como deslizó en 2009, piensa que una buena opción para darle una «salida elegante» a Michetti es que sea candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires (nació en Laprida). Varias cuestiones animan esta idea. La primera es que en las últimas semanas la diputada continuó ganándose la enemistad de parte del Gabinete y de la cúpula del PRO. Por caso, no concurre a las reuniones de ministros y, la última vez que lo hizo, sólo pasó algunos minutos, dio un breve discurso crítico y se fue sin decir más.

Por otro lado, Macri sabe que la figura de la ex vicejefa le suma votos en todo el país. Por ello le pidió que recorra el interior, algo que dista mucho de su voluntad porteña. Ella aceptó llevada por las circunstancias. A pesar de esto Michetti no quiere dejar la Ciudad. Básicamente porque, además de que tiene en su poder dos encuestas muy favorables que le dan por arriba de los 30 puntos a más de 10 del kirchnerista Daniel Filmus, está armando una serie de actividades para sustentar su candidatura desde la presidencia del PRO Capital. Allí colaboran los legisladores Lidia Saya, Martín Borrelli y Helio Rebot, sumados a Rodrigo Herrera Bravo, un peronista que trabaja en el área de planeamiento estratégico. La idea de Gabriela es mostrarse como una dirigente con gestión, en especial a partir de su trabajo en dos de las áreas que históricamente estuvieron a su cargo: Derechos Humanos y Discapacidad. Además, prepara recorridas barriales, que en muchos casos son embarradas por los militantes que acompañan a Larreta. Un dato más genera la bronca de Michetti: Macri le dio a entender que era la elegida pero que no quería levantar el avispero para no generar rispidez.
Como sea, hoy Macri repite ante los suyos que necesita que, aquel que lo reemplace, mantenga la continuidad de las políticas que él implementó. Quien mejor expresa este destino es Rodríguez Larreta, un hombre que se ha dedicado por entero a la gestión. De hecho es el jefe comunal en las sombras. Y el propio Macri lo acepta. Como contrapartida, las encuestas no le sonríen. Si bien cerca de Larreta dicen atesorar un sondeo de Julio Aurelio donde aparece con alrededor de 20 puntos de intención de voto (detrás de Pino Solanas y Filmus), otras encuestas no dicen lo mismo. Incluso en el gobierno porteño hubo un rumor hace unos cuatro meses que indicaba que Macri le habría pedido a su jefe de ministros que baje su perfil porque cuando defendía al PRO los vecinos lo percibían como un personaje negativo. A tal punto que el secretario general, Marcos Peña, fue uno de los elegidos para ocupar ese rol. Igualmente si es que el líder del PRO unifica las elecciones locales con las nacionales, y todo indica que así será, el jefe de Gabinete ganará. ¿Por qué? Porque según sus cálculos el sello amarillo ganará la Ciudad independientemente de quien sea el candidato ya que Macri arrastrará votos como candidato a presidente.

Así las cosas los ánimos en el macrismo están caldeados. Michetti sigue enojada con Larreta por sus manejos y «puenteadas» en actividades partidarias y vinculadas a la gestión. El caso más flagrante se dio cuando hace un mes el líder del PRO lanzó una iniciativa vinculada a los motochorros junto al rabino Sergio Bergman. La diputada no fue invitada al evento y estalló de furia. También, los problemas que se le presentan al michettismo cada vez que Gabriela quiere concurrir a algún acto en un CGP, donde Larreta domina. Allí los directores temen recibirla o prestarle la logística para una presentación por miedo a represalias. Macri tendrá la última palabra. Por ahora siquiera se ha sentado con ambos para que baje la pirotecnia. Más frío, Larreta es incapaz de volcar palabras contra la ex vicejefa pero apuesta todo a sacarla de la cancha; más emocional, Gabriela, entre los suyos, le propina toda clase de improperios. Así, las piezas se siguen moviendo, el juego aún está abierto.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario