Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 46%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Despejado18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La línea 147 recibió más de 200 mil reclamos en lo que va del año

Calles sucias, veredas rotas, falta de luz, bocinazos y otros ruidos. Los porteños aman a su ciudad pero también la padecen. Los reclamos se cuentan de a miles. San Nicolás, Palermo y Caballito, los barrios con más denuncias.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
veredas_rotas2
Basura
Basura2
Transito
veredas_rotas
Anterior Siguiente

Los porteños se quejan. Y mucho. Cada año el Sistema Único de Atención Ciudadana (Suaci), que reúne tanto los llamados de la línea 147 como las consultas ingresadas a través de la web, recibe más de setecientos mil reclamos y denuncias. En lo que va del año, se efectuaron más de doscientas mil denuncias. Encabezaron el ranking de quejas los problemas de tránsito, la basura, los autos mal estacionados y las veredas rotas, un verdadero suplicio para personas que llevan carritos de bebé, bastón o tienen poco equilibrio al andar.

Palermo, Caballito, Flores, Belgrano y Villa Urquiza son los barrios con más problemas, o donde los vecinos alzan la voz para protestar. Si bien San Nicolás –el microcentro– es el barrio que encabeza la lista con más de quince mil reclamos realizados, el patrón de denuncias es diferente porque casi todas las quejas se relacionan con problemas del transporte. En el otro extremo, los vecinos del apacible y cuidado Puerto Madero fueron los que menos discaron 147.

“No entiendo por qué la gente deja la basura en la esquina de Charcas y Sánchez Bustamente. Antes había un contenedor pero desde que lo sacaron dejan las bolsas en la esquina, sobre la vereda y la calle. Como que hubieran adquirido el hábito y listo: ¿el contenedor ya no está? No importa”, se queja Mónica (61).
Con más de ochenta y cinco mil denuncias este año, los reclamos relacionados con la falta de higiene en el espacio público son los más frecuentes en todas partes. La mayoría protesta porque no se barren –o se barren mal– las calles, por la cantidad de basura y porque no la juntan.

Los contenedores son historia aparte: se convirtieron en los nuevos protagonistas de quejas y conflictos entre vecinos. Las denuncias porque están sucios, o rotos, o no los vacían y limpian compiten con los ruegos para que se los lleven a otro lado. Diecinueve mil personas pidieron que se los saquen de la puerta de su casa. Nadie quiere tenerlos cerca: suelen desbordar basura, tienen muy mal olor, atraen ratas y como muchos están rotos, las tapas ya no cierran.

“Vivimos en un barrio de casas bajas y no te imaginás como se escucha el camión que vacía los containers a las cuatro o cinco de la mañana. Hay días que pasa hasta dos veces en la misma madrugada. Despierta a todos. Ya hicimos el reclamo y por unas semanas pasó a las seis. Pero duró poco y otra vez se lo escucha de madrugada”, se queja Tomás (30) que vive en un primer piso a la calle sobre Gabriela Mistral en Villa Pueyrredón. Los vecinos hicieron un reclamo conjunto en el 147 y en la Defensoría del Pueblo.

Árboles, luces y veredas rotas
Continúan en la lista los problemas con el arbolado (20.075) y el alumbrado (18.931).
Los árboles engalanan las veredas pero, cuando no los podan, sus ramas entran por ventanas, terrazas y balcones.
Si las ramas molestan, las raíces no se quedan atrás: son muy efectivas a la hora de romper las veredas. Finalmente, no es raro que los residuos de las podas queden en la calle sin ser recolectados durante días. No es sólo cuestión de higiene. También es común que tapen los sumideros.

Los vecinos de Villa Devoto y de Villa Urquiza, que son barrios muy arbolados, se anotan a la cabeza de las quejas por este tema.

Otro factor de conflicto son las luminarias. Predominan las quejas por la cantidad de luces apagadas o que no funcionan. También hay muchos pedidos para que se refuerce el alumbrado público por cuestiones de seguridad. Flores, Caballito y Villa Lugano son los barrios con más reclamos en este rubro.

Cráteres urbanos
“Hace como dos años que hay un pozo enorme en la esquina de la avenida Balbín y Rivera. Y hace dos años que venimos denunciando al 147 y reclamando en la comuna. Nos dijeron que el boquete lo había hecho la empresa que se encargó de demoler el bar de la esquina pero nadie se hace cargo. Lo único que podemos hacer entre los vecinos es ir poniendo maderas y tablones para evitar que alguien se lastime”, cuenta Osvaldo (63), vecino de Belgrano.

Con más de 14 mil denuncias, las veredas y las calles rotas son otro de los problemas más denunciados por los porteños. Baches, cordones rotos y rampas deterioradas o faltantes son los temas más reclamados. Los vecinos de Caballito, Flores y Palermo fueron los que más baches y pozos reportaron.

“Por avenida San Martín ya no se puede caminar. Desde que están con la obra del Metrobús y el túnel de la estación El Libertador del tren Urquiza, las veredas son intransitables. Como el Metrobús parece que no entraba están rompiendo las veredas para achicarlas y en muchas cuadras están haciendo sólo un cantero y no los carriles exclusivos”, cuestiona Patricio (27), que vive en Villa del Parque.

Ruidoso y molesto
Así describen los vecinos al barullo constante que generan los bares, boliches y restaurantes en Palermo Hollywood o Las Cañitas.

“Vivo en Soler y Armenia antes de que Palermo sea Hollywood, Soho, Vintage o lo que fuera… desde que era un barrio tranquilo. Tengo que aceptar que está muy lindo, pero los ruidos son insoportables. Los fines de semana sabés que no vas a poder dormir antes de las tres de la madrugada. El año pasado pusieron un restaurante pegado a mi casa y es terrible el barullo. Se escucha todo”, comenta indignada Estela (57).

En 2014, el Ministerio Público Fiscal recibió más de siete mil reclamos por ruidos molestos. Palermo es el peor, con más de 1.500 quejas. Le siguen Balvanera (449), Caballito (435) y Recoleta (417).

Por otro lado, por ruidos molestos fueron siete de cada diez denuncias por contaminación recibidas por el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. Los datos fueron relevados por las Patrullas Ambientales, cuatro camionetas que recorren los barrios para detectar infracciones ambientales como el acopio de residuos en lugares prohibidos, el vertido de líquidos ilegales.

Si bien el organismo preveía que la basura iba a ser el mayor inconveniente, se encontraron con que la mayoría de las denuncias fueron por ruidos.

Según la Organización Mundial de la Salud, los sonidos por encima de los 70 decibeles se consideran molestos y, cuando superan los 90 decibeles, pasan a ser dañinos. Tal como lo indicaron las denuncias, los Patrullas detectaron que en el barrio Las Cañitas –repleto de bares, boliches y restaurantes– los valores de ruidos alcanzaban los 85 decibeles.

En los últimos años la cantidad de solicitudes, reclamos y denuncias que recibió el gobierno porteño a través del Sistema Único de Atención Ciudadana se incrementó notablemente. Los ciento diecisiete mil llamados y contactos a través de internet recibidos en 2011, se convirtieron en setecientos cincuenta y seis mil en 2014. El Ministerio de Modernización no contestó a la pregunta de cuántas de estas cuestiones fueron resueltas como esperaban los vecinos.

reclamos final

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario