Tiempo en Capital Federal

32° Max 17° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 49%
Viento: Noroeste 18km/h
  • Miércoles 27 de Octubre
    Despejado20°   29°
  • Jueves 28 de Octubre
    Cubierto20°   28°
  • Viernes 29 de Octubre
    Cubierto19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La letra chica de los hostels porteños

Cada vez más turistas eligen alojamientos ‘informales’, pero muchos de ellos no están registrados.

Por paula-soler
Email This Page

De la mano del impulso turístico, en los últimos años se ha multiplicado la cantidad de hostels y hoteles boutique en la ciudad de Buenos Aires. Pero la otra cara de esa bonanza es el incremento de las quejas de los turistas extranjeros pues los alojamientos no cumplen con las condiciones de seguridad y confort que prometen, y no son controlados por el gobierno porteño.

«La falta de seguridad en el alojamiento y la calidad de las instalaciones inferior a lo pactado son las quejas más usuales de los turistas luego de los problemas con agencias de viajes», explica a Diario Z Diego Benítez, presidente de la Asociación Argentina de Derecho del Turismo (Aadetur).
Para Benítez, la publicidad maliciosa de estos lugares hace mella en la elección y la imagen de Buenos Aires como destino turístico.

Con esa estadística coinciden desde la Defensoría del Turista, entidad que pertenece a la Defensoría del Pueblo porteña: «La mayoría de las quejas de los pasajeros de este tipo de establecimientos se debe a robos y a que muchos de ellos no están habilitados. Si bien en los alojamientos de este tipo se suele aclarar que no son responsables por los hurtos dentro de sus instalaciones, el artículo 2230 del Código Civil afirma que «el propietario del alojamiento [turístico] debe responder por todos los daños o pérdidas sufridas en los efectos introducidos por los huéspedes en el establecimiento».

Publicidad engañosa y habilitaciones

La proliferación de establecimientos para turistas se beneficia en que éstos no se categorizan como tales. Y corren con ventaja teniendo en cuenta que uno de los medios de información más utilizado para organizar un viaje es internet (42,2%), seguido de agencias de viaje, según estadísticas del Ente de Turismo que depende del Ministerio de Cultura de la Ciudad.

«A pesar de que no existe normativa turística específica, ya que la norma es de 1980 (ordenanza 31136/80), no significa que los hostels no deban cumplir con los códigos de edificación y habilitación vigentes, que son los pilares de la seguridad de los pasajeros», afirma Benítez.

La ordenanza Nº 36.136 contempla diferentes tipos de alojamientos y los requerimientos de seguridad e infraestructura que deben cumplir. Pero en esa categorización no se incluyen los llamados hostels y hoteles boutique.

No obstante, se indica que de igual manera deben ser habilitados por el gobierno porteño e inscriptos y verificados por la Dirección General de Desarrollo y Promoción Turística. Así, se podrán incluir transitoriamente en el Registro de Prestadores Turísticos hasta la entrada en vigor de una nueva ley de alojamiento turístico de la Ciudad de Buenos Aires.

Pero en los hechos, y debido a que la inscripción es voluntaria, nadie los controla. Algunos dueños de este tipo de hospedaje que dicen cumplir con lo que promocionan, afirman que la falta de una legislación que los contemple bajo la figura legal de hostel los perjudica porque son víctimas de la competencia desleal.

Lo mismo afirman desde la Cámara de Hoteles que hace tiempo realiza trámites en la Legislatura de la Ciudad para que actualice la categorización de los alojamientos.
Por la falta de regulación, no existe una cifra exacta de la cantidad de hostels porteños. En algún momento se calculó la existencia de alrededor de 180, de los cuales 60 estarían habilitados por el Gobierno.

Con sólo entrar en páginas web de turismo, se comprueba que los que se encuentran abiertos al público doblan esa cifra.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario