Tiempo en Capital Federal

13° Max 10° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 63%
Viento: Nordeste 18km/h
  • Miércoles 17 de Julio
    Muy nuboso10°   14°
  • Jueves 18 de Julio
    Cubierto11°   14°
  • Viernes 19 de Julio
    Nubes dispersas11°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La lesión de Messi: jugar sin el mejor de todos

La Selección no lo tendrá en los partidos por las eliminatorias contra Ecuador, Brasil, Paraguay y Colombia. Las variantes de Martino para reemplazarlo.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page
messi Messi estará fuera de las canchas entre 6 y 8 semanas.

El choque con el áspero Pedro Bigas le provocó la rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda. Su pierna más hábil. Esa zurda única, que ha sido su mayor virtud, su mágica catapulta para generar gambetas, amagues, pases y goles de todo tipo, y ante cualquier rival.

Lionel Messi estará seis, siete, ocho semanas afuera, se verá con la evolución de su problema, pero por sobre todas las cosas, dejará preocupados y callados durante ese lapso a muchísimos argentinos y, por supuesto, a una gran cantidad de catalanes. Barcelona se lo perderá en casi una decena de partidos entre la Liga española y la Champions League, algo que a nosotros no nos importa tanto.

Sin embargo, la Selección no lo tendrá en, por lo menos, cuatro partidos de las nuevas eliminatorias pensando en Rusia 2018. Ecuador y Brasil no lo sufrirán en el Monumental, pero Paraguay y Colombia tampoco en Asunción ni en Bogotá. ¿Demasiada ventaja para los rivales? Probablemente, casi seguro, quizás, a lo mejor. Es que el fútbol no es lineal, está lleno de sorpresas e incertidumbre. Con Messi, la Selección del Tata Martino tampoco viene siendo un equipo tan sólido ni previsible, pero sin él las dudas se agigantan.

Martino dio una pista esta semana, convocando a Erik Lamela –zurdo como Messi, maleable para ser utilizado en distintas posiciones de juego– para suplir a la Pulga, si es que así se puede llamar a su designación. Lamela está en un buen momento, pero difícilmente sea titular en el futuro equipo ante Ecuador o Paraguay. Allí vendrán las discusiones o saltará a la vista algo que es obvio: la Argentina no tiene un jugador como Messi, pero tampoco posee un delantero que pueda moverse como extremo derecho, salvo Ezequiel Lavezzi, quien hace rato que no se mueve por ese sector de la cancha.

Probar con Di María por la derecha, otro zurdo invertido, podría ser una idea potable. Dejar a Agüero con Tévez adelante y buscar más tenencia con un mediocampista por la derecha también sería una opción, sin embargo tampoco abundan esa clase de medio, porque ni Banega ni Gago estarán presentes por lesiones. No ha sido convocado Augusto Fernández y tampoco parece ser el momento de Enzo Pérez, marginado en los últimos partidos, pero designado por Martino. Las opciones en esa posición serían el mismo Pérez o el cordobés Pastore, aunque tampoco juega seguido por ese carril.

Adelante, Martino sorprendió convocando a un Paulo Dybala que sigue creciendo, y tiene un físico y juego similares a Agüero, aunque puede moverse más atrás también y a Angelito Correa, que no es demasiado distinto a la nueva figurita de la Juventus. Allí pueden estar las variantes para sorprender. Y claro está, los rivales tendrán un plus menos de temor, porque el mejor de todos no jugará. Ésa es una gran ventaja para ellos.

Las eliminatorias se presentan más difíciles que en anteriores ocasiones, porque no solamente cambió todo el programa de partidos y no está Julio Grondona para chequear las designaciones de jueces y otras yerbas, sino que aquellos que quedaron rezagados no le harán nada fácil el camino a la albiceleste. Sin embargo, el flojísimo momento de Brasil (con la vuelta de Neymar), la irregularidad de Uruguay (con un grupo de jugadores terminando su ciclo en la Celeste) agregan puntos a favor nuestro. Colombia y Chile asoman como serios candidatos a la clasificación junto con la Argentina, más allá de lo que podrán producir el nuevo Perú de Ricardo Gareca y los siempre difíciles paraguayos de Ramón Díaz.

El tiempo dirá si Venezuela sigue creciendo, si Ecuador se recupera de un declive notorio en los últimos años y si Bolivia puede, alguna vez, ser competitiva.

Quizá la chance de viajar a Rusia dentro de cuatro años no peligre, pero sin Lionel Messi, la Argentina es una pizza sin muzzarella, una milanesa sin papas fritas o un helado dietético. Falta algo, que para algunos es mucho y para otros no lo es tanto. Pero la ausencia se sentirá y habrá que esperar al 2016 para volver a ver al mejor de todos, con la camiseta que más quiere, aunque a veces no parezca.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Enrique Alejandro Fabbri (Caballito, Argentina, 1956) es un periodista deportivo especializado en fútbol, de larga trayectoria en los medios especialmente en la TV. Es uno de los periodistas con...