Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 45%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

La Legislatura comenzará a analizar el Código de Convivencia urbano

El PRO no cuenta con los votos suficientes para aprobarla. Más penas y multas para trapitos.

Por patricia-carini
Email This Page

La estrategia política de Mauricio Macri para apuntalar su candidatura presidencial se encaminó esta semana hacia la represión de cuidacoches y limpiavidrios, a en­durecer las penas para los autores de graffitis y a imponer arresto a los encapuchados que participen de manifestaciones en la Ciudad. Amparado por un muestreo de opinión que daba cuenta del har­tazgo de los porteños por la ocu­pación compulsiva y tarifada del es­pacio público envió a la Legislatura un proyecto para modificar varios artículos del Código de Conviven­cia Urbano que implica un aumen­to de las multas y penas de arresto para esas contravenciones.

Entre el anuncio y el envío efectivo de la iniciativa media­ron varios días, el PROno tiene los votos necesarios, le faltan cin­co voluntades que espera sumar en los próximos días. Macri tie­ne problemas para sostener sus aspiraciones, el pasado domingo sufrió una dura derrota en la pro­vincia de Mendoza, su candidato Orly Terranova quedó cuarto en la elección de concejales y demos­tró, una vez más, que un famoso corredor de rally, hijo de un em­presario con negocios millonarios en la Ciudad, no necesariamente traslada a las urnas las simpatías que consigue en la pista de carre­ra. El «experimento Orly» fue ta­pado rápidamente con el anuncio de cambios en el Código de Con­vivencia y durante unos días man­tuvo los ojos de la ciudadanía en­tretenida; en el medio, también hubo otras noticias impactantes y controvertidas, la colocación de una nueva serie del bono Tango y financiamiento para la continua­ción de las obras del subte. (Ver nota principal).

El debate sobre las modifica­ciones al Código recién comien­za y nadie puede asegurar que no se transforme en una caja de Pan­dora o un dolor de cabeza para el jefe de Gobierno. Todavía está fresco en la memoria el debate de 2004, adonde hubo internas cru­zadas de todos los partidos, mar­chas frente a la Legislatura, pre­siones de la Iglesia, de las fuerzas de seguridad y de agrupaciones defensoras de minorías sexuales. En este caso la norma apunta di­rectamente a «trapitos», pique­teros y pintadores de graffitis. La idea original de Macri era que la nueva ley permitiera el uso de las pistolas paralizantes Tazer X26, bajar la edad de imputabilidad a los 16 años y la creación de un banco general de datos genéti­cos para la Ciudad. La presenta­ción informal del texto entre un grupo de legisladores y asesores encendió la luz roja en el Gabine­te. Pocos estuvieron de acuerdo en incluir asuntos controversiales y dudosos cuando están en pleno plan de relanzar a Mauricio Macri como un ejemplo de gobernan­te ejecutivo en el distrito. Decidie­ron entonces eliminar esos temas del expediente 627-J que ingresó el pasado miércoles al Parlamen­to local. De todas formas subsis­te en un sector del PROla idea de bajar la edad de imputabilidad a los 16 años pero no para penarla con arresto sino con multas. Si in­sisten en esa línea lo harán en la discusión parlamentaria y no bajo el fuego de los medios de comu­nicación. La ley impulsada por el PROtipifica la actividad de cuida­coches y limpiavidrios y establece sanciones de 1 a 5 días de arresto o una multa de 200 a 2.000 pe­sos. Para quienes formen parte de una organización, como ocu­rre cuando se juegan partidos de fútbol o se realizan recitales, estas penas se triplican.

En el caso de maltrato, hosti­gamiento e intimidación, los días de arresto van de 5 a 20. Un foco especial merece el artículo refe­rido a «ensuciar bienes», si bien protege a templos, estatuas, edi­ficios públicos, escuelas u hospi­tales y propiedades privadas, deja abierta la puerta para que un gru­po de artistas que decidan inter­venir un muro abandonado de la Ciudad, y hay muchos por cierto, tengan que purgar de 1 a 5 días de arresto o pagar una multa de 600 a 5.000 pesos.

Lo que en una gran urbe como Nueva York es un activo movimiento colectivo de artistas, por más que le pese al ex alcal­de Giuliani, en Buenos Aires pa­sarán a ser un grupo de vánda­los dañadores a los que hay que reprimir. El capítulo dos de la te­lenovela «Como ser presidente siendo jefe de Gobierno» está por comenzar.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario