Tiempo en Capital Federal

28° Max 21° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 54%
Viento: Sur 22km/h
  • Viernes 15 de Noviembre
    Despejado19°   25°
  • Sábado 16 de Noviembre
    Cubierto con lluvias21°   25°
  • Domingo 17 de Noviembre
    Cubierto20°   28°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

“La Justicia porteña es mucho más conservadora que hace 5 años”

Los fallos recientes del Superior Tribunal de Justicia local proponen una justicia conservadora, sin participación de la sociedad civil, opina el defensor general de la Ciudad.

Por Franco Spinetta
Email This Page
horacio_corti

El defensor general de la Ciudad, Horacio Corti, evaluó los fallos recientes de la Justicia porteña y los recientes fallos del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) –el mayor tribunal local-. Criticó la habilitación para que la policía pida DNI sin justificación; la autorización para el uso de las Taser y la negativa a recibir a los vecinos de la villa Rodrigo Bueno antes de fallar sobre la urbanización del barrio.

¿Qué opina de los últimos fallos del Tribunal Superior de Justicia?
Hay una serie de sentencias que nos preocupan mucho. Otorgarle potestad a la policía para que sin ninguna razón pueda detener a una persona y requerir el DNI, es muy increíble; hay debates que creímos que habíamos superado. Esa historia, muy compleja, terminó, de alguna manera, con el caso Bulacio. Hubo fallos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, debates en el Congreso, reformas de la legislación en materia policial. Y el quiebre, inesperadamente, viene del Poder Judicial, que es el último lugar de resguardo de derechos de las personas.

¿A qué lo atribuye?
El fallo se anuncia el mismo día del traspaso de la Federal a la Ciudad. Es una coincidencia negativa.

¿El fallo contradice la ley?
Contradice todo el derecho argentino. En ningún lugar surge que para transitar uno tiene que llevar una identificación. La libertad ambulatoria es una libertad civil básica.

¿Le sorprendió que la Corte Suprema confirmara el fallo sobre las pistolas Taser?
La verdad creo que debería haber intervenido, simplemente dijeron que no es de interés. Estamos evaluando seguir el caso por la vía internacional porque cabe tener la certeza jurídica de que ese tipo de instrumentos no van a ser usados por las fuerzas de seguridad. Ahora dicen que no las comprarán, pero no hay certeza.

Se declaró la emergencia en seguridad y el protocolo contra las protestas callejeras, ¿usted prevé un aumento de la conflictividad?
La sociedad argentina tiene un alto grado de movilización política y social. Hay problemas reales y un discurso de sentido común antiliberal y antipopular. Al mismo tiempo, creo que para la Ciudad es una oportunidad tener su propia policía y, prontamente, toda su justicia penal. Nosotros, desde el Ministerio Público de la Defensa, tenemos que garantizar que ese proceso se haga en forma respetuosa de los derechos. Y desde ese lugar, creemos que no es correcto cómo está accionando el Tribunal Superior.

El Tribunal Superior tampoco autorizó una audiencia con los habitantes de la villa Rodrigo Bueno que piden la urbanización.
El juez de primera instancia ordenó la urbanización y la Cámara -por mayoría- revocó el amparo. Ahí pasó algo interesante: la única jueza de la Cámara que visitó el barrio es la que falló a favor. Le pedimos al Tribunal una audiencia pública para que escuche a los vecinos. Pero dijeron que no, que en el expediente ya estaban todas las opiniones. A la vez, en este caso se presentaron distintas organizaciones como el CELS, el Instituto Gino Germani, la ONG Techo. Todos querían hacer su aporte como amicus curiae. ¿Qué dijo el Tribunal? Que no.

¿Qué modelo de justicia están proponiendo?
La Corte Suprema instaló, desde hace 10 años, un cambio de visión. Ha aceptado los amicus curiae, ha hecho audiencias públicas, sobre todo para los casos de resonancia. Es una justicia abierta. En cambio, el Tribunal propone una Justicia sin participación de la sociedad civil.

¿Es un reacomodamiento político?
Estamos viviendo un cambio cultural, más allá de los cambios de gobierno. Hay una sintonía entre ese cambio y el TSJ. Es una visión muy tradicional.

La justicia porteña siempre fue considerada progresista…
Está en un momento de replanteamiento, reviendo esa tendencia. La Justicia de la Ciudad hoy es mucho más conservadora que la de hace cinco años. No se tiene confianza en el debate público y en la participación de la gente. Estamos en una ciudad muy pequeña, a los vecinos de la Rodrigo Bueno les queda a 20 cuadras el Tribunal Superior. Sin embargo, no hay contacto. Es más conservador que el sentido común conservador.

¿Es un mensaje al mundo judicial?
Es difícil pensando en la justicia que se va a traspasar a la Ciudad. Son jueces civiles, laborales, penales y comerciales que hoy tienen a la Corte Suprema como última instancia. Pero si hay una transferencia la instancia va a ser el Tribunal Superior.

dz / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario