Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 78%
Viento: Sureste 28km/h
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado10°   21°
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado16°   28°
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado19°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

‘La inspiración puede venir de un peine’

Gabriela Cabezón Cámara, escritora.

Por Sandra Costas
Email This Page

Es periodista y estudió Filosofía y Letras en la UBA. Este año editó su primera novela, La virgen cabeza, con la editorial Eterna Cadencia. La obra cuenta la historia de amor entre una cronista de policiales y una travesti a quien se le aparece la virgen. Encabeza el top ten de los mejores libros del año de la revista Rolling Stone. Con un estilo personal, distinto y diferente, como dice la canción, la joven escritora nos cuenta su relación con la literatura.

¿Cómo es tu inicio con la literatura?
Tuve, como casi todos, un principio oral. Empecé escuchando cuentos: mi papá me leía esos libros de Editorial Sigmar, ilustrados a todo color, de autores maravillosos como los hermanos Grimm o Andersen, o anónimos, como Las mil y una noches. Poco después, empecé a leer los libros de la colección Robin Hood de mi abuela. Eran viejos, tenían ese plus: los caminitos que abrían las polillas en el espesor de las páginas. Ahí leí a Defoe, Twain, Dickens, London, Alcott, Eyre, Salgari. Después, cuando la vida se me empezó a complicar, ya tenía un hogar en la literatura. O más bien un búnker, un lugar de felicidad y paz del que casi nada y casi nadie podía sacarme.

¿Cómo surgió la idea del libro?
Un día, hace muchos años, empecé a escribir la historia de una mujer que trabajaba en una gran empresa, en un mundo en el que había dejado de existir el Estado nación y en el que la gente vivía según las leyes de la empresa a la que pertenecía. O moría en la intemperie de un desempleo de crueldad extrema, sin ninguna de las pocas, es verdad, pero aún así existentes, políticas asistenciales del Estado.
Años después, reencontré ese texto y decidí seguir con la voz de ese personaje, Qüity. Quería escribir una novela paranoica pero en cuanto Qüity entra en la villa donde sucede parte de la historia y se encuentra con Cleo -una travesti villera que se comunica con la Virgen- la fuerza de los mismos personajes se impuso y terminó siendo un texto más amoroso y por momentos utópico, de lo que yo nunca pensé que fuera a ser.

¿Qué autores te influyeron y qué autores te gusta leer?
Me influyeron muchísimos autores. En la adolescencia,
Dostoievski, Arlt, Pizarnik. Un poco después, Perlongher, Copi, Lamborghini. Homero, Eurípides, Sófocles y Esquilo, siempre. Puedo decir a quiénes me gustó leer este año: Patricia Kolesnicov, Marcelo Cohen, Leonardo Oyola, Pola Olaixarac, Alejandra Laurencich, Carlos Ríos, Naty Menstrual, Dalia Rosetti, Félix Bruzzone, Juan José Burzi, Carlos Busqued.

¿Planes de un nuevo libro?
Sí. No estoy segura de qué se va a tratar, porque escribo sin plan; me interesa mucho más la música y la fuerza de la frase como unidad que la trama.

¿Hay alguna temática que la inspire a la hora de escribir?
Todo y nada; puede ser cualquier cosa. Tengo algunas preocupaciones políticas, me genera violencia y dolor la pobreza extrema, y algunas estéticas. Pero inspirarme,
puede ser un peine o un elefante o un comentario que escuche por casualidad.

¿Para que creés que sirve la literatura?
Pregunta difícil. Somos, lamentablemente, muy pocos los que leemos. A nivel social, no sé qué incidencia puede tener un libro de ficción; hay otros libros que tienen mucha, como El Capital por ejemplo. A nivel individual, creo que sirve para la realización del que escribe. A mí me sirvió siempre, para seguir viviendo.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario